Cumbre Humanitaria Mundial 2016

Hacer frente a la crisis de los refugiados sirios

Un evento paralelo de alto nivel de la OIT celebrado en Estambul pone de manifiesto el papel del trabajo decente para abordar la crisis de los refugiados sirios.

Comunicado de prensa | Estambul, Turquía | 25 de mayo de 2016
ESTAMBUL, Turquía (OIT Noticias) – La respuesta a la crisis de los refugiados sirios debe dar prioridad al trabajo decente como un puente vital entre la ayuda humanitaria y las soluciones de desarrollo, se señaló en una mesa redonda de alto nivel que tuvo lugar en Estambul.

El evento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el marco de la Cumbre Humanitaria Mundial de Estambul, moderado por el Director General de la OIT, Guy Ryder, fue inaugurado por el Ministro de Trabajo y Seguridad Social de Turquía, Süleyman Soylu.

El ministro afirmó que Turquía cubría las necesidades básicas de los refugiados, como los servicios de educación y salud, así como la formación profesional y el desarrollo de competencias. Recordó además la adopción del Reglamento sobre la protección temporal y los permisos de trabajo que abrió el camino hacia el trabajo decente para los refugiados.

Necesitamos un mayor apoyo y compromiso por parte de la comunidad internacional”, declaró Süleyman Soylu.

“La respuesta al impacto de la crisis de refugiados sirios debe ser reconocida por la comunidad internacional como una responsabilidad mundial compartida, y no sólo como la responsabilidad de uno o algunos países debido solamente a su posición geográfica”, afirmó Guy Ryder. “Además, es necesario crear un puente entre la ayuda humanitaria y las soluciones de desarrollo. Y es evidente que el trabajo decente sirve como un puente entre ambas.”

Los panelistas, entre los cuales se encontraban representantes de trabajadores y empleadores, señalaron además la necesidad de un mayor apoyo y compromiso por parte de la comunidad internacional; la creación de oportunidades de empleos decentes; la participación tripartita; una mayor cooperación entre los sectores público y privado; la reforma de la legislación laboral para prevenir la explotación, la desigualdad de trato, los salarios bajos, la inseguridad laboral y la negación de los derechos laborales tanto para los refugiados como para las comunidades receptoras.

El Gobernador de Kilis, Süleyman Tapsız, elogió los esfuerzos de la OIT dirigidos a apoyar las actividades locales para hacer frente a los problemas relacionados con la crisis. Señaló que en su región, la población de refugiados actualmente supera la población local.

Adalet Budak Akbaş, de la administración de desarrollo local de la región GAP, con gran densidad de refugiados sirios, destacó las serias dificultades y los desafíos para crear empleos y favorecer el acceso de los refugiados a los mercados laborales.

La OIT apoya las actividades del centro de reasentamiento y de la zona circundante al promover oportunidades de trabajo decente para los refugiados y para las comunidades que los reciben. Esto incluye análisis del mercado laboral y de las cadenas de valor, encuestas actitudinales de los empleadores y de los trabajadores nacionales, evaluación y mejora de las competencias, promoción de los servicios de empleo y del desarrollo económico local.

En el panel participaron, entre otros: Ergün Atalay, Presidente de la Confederación de sindicatos turcos (TÜRK-İŞ); Erol Kiresepi, Vicepreseidente de la Confederación de asociaciones de empleadores turcos (TİSK); Süleyman Tapsız, Gobernador de Kilis y Adalet Budak, Coordinadora de Asuntos Sociales, Administración de Desarrollo Regional GAP.