El turismo sostenible: un motor para la creación de empleo, el crecimiento económico y el desarrollo

En vísperas de la reunión de los ministros de Turismo del G20 “T20” que tendrá lugar en China, la especialista en turismo de la OIT, Lucie Servoz, explica cómo el turismo sostenible puede ser una fuerza motriz para impulsar el trabajo decente, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible.

Opinión | 17 de mayo de 2016
GINEBRA (OIT News) – El turismo es un importante motor de creación de empleo y una fuerza impulsora del crecimiento económico y del desarrollo, como muestran las estadísticas más recientes.

En 2015, según datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), el sector creó más de 107 millones de empleos directos (3,6% del total, que representa el 3% del PIB mundial) y apoyó (directa e indirectamente) un total de 284 millones de empleos, lo cual equivale a uno de cada once empleos en el mundo. En 2026 estas cifras deberían alcanzar 136 y 370 millones de empleos respectivamente, es decir, aumentar hasta constituir uno de cada nueve empleos a nivel mundial.

Entre los miembros del G20. China, India, Indonesia, México y Sudáfrica son los países que deberían registrar un mayor crecimiento del turismo y de los destinos turísticos; y entre las economías que no forman parte del G20, Kirguistán, Myanmar, Tanzania, Vietnam y Zambia.

Estas estadísticas ponen de manifiesto la importante contribución que el turismo hace al empleo y al PIB. Es necesario garantizar que el crecimiento y el desarrollo de este sector sean sostenibles, responsables desde el punto de vista social y que genere oportunidades de trabajo decente.

Contribuir a la reducción de la pobreza

El turismo contribuye considerablemente a la creación de empleo, sobre todo para las mujeres, los jóvenes, los trabajadores migrantes, las comunidades rurales y los pueblos indígenas y tiene múltiples vínculos con otros sectores. Como consecuencia, el turismo puede contribuir a reducir la pobreza y fomentar el desarrollo socioeconómico y el trabajo decente. Sin embargo, si el turismo no respeta las culturas locales, es descontrolado, insostenible o no es socialmente responsable, puede tener un impacto negativo sobre las comunidades locales, su patrimonio y medio ambiente, exacerbando las desigualdades.

Cuatro pasos fundamentales

La OIT apoya la promoción de un turismo más sostenible y socialmente responsable y el trabajo decente en el sector:
  • Fortaleciendo los vínculos con otros sectores relacionados en las cadenas de suministro (por ejemplo, la agricultura, la artesanía, el transporte, la infraestructura y la construcción) y a la vez apoyar y promover un enfoque integral y el aprovisionamiento local.
  • Reforzando las iniciativas que promueven la creación de empleo a nivel local, incluso en las zonas rurales, contribuir al desarrollo social y económico y a la reducción de la pobreza a través de la inclusión social, la integración regional y el incremento de los ingresos locales.
  • Invirtiendo en el desarrollo de competencias y en la formación y educación profesional; mejorando las condiciones de trabajo a fin de poner en valor la imagen del sector e incrementar la calidad del servicio que ofrece; teniendo presente que el nivel de competencias, la profesionalidad, el compromiso, la dedicación y las aptitudes sociales de los trabajadores son factores esenciales de la competitividad.
  • Fortaleciendo los mecanismos de diálogo social y de negociación colectiva. Éstos pueden mejorar las condiciones de trabajo, las perspectivas profesionales y la seguridad del empleo en beneficio de los trabajadores y facilitar que las empresas respondan mejor a las necesidades y exigencias del mercado laboral.
El potencial de la industria del turismo para contribuir al desarrollo económico y social ha sido reconocido en diversos Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Objetivo 8 (Promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos) comprende una meta (8.9) sobre el turismo: “Para 2030, elaborar y poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales”. El Objetivo 12 (Garantizar modelos de consumo y producción sostenibles) y el Objetivo 14 (Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible) también incluyen metas relacionadas con el turismo.

Tras el fuerte crecimiento del sector registrado en las últimas décadas en términos de creación de empleo y contribución al PIB, la reunión de los ministros de Turismo del G20 se instauró en 2010 para garantizar que el sector esté presente en la agenda mundial y analizar las oportunidades y desafíos que presenta.

La presidencia china será la anfitriona de la séptima reunión de los ministros T20 que tendrá lugar el 20 de mayo bajo el tema “Turismo sostenible: una herramienta eficaz para el desarrollo inclusivo”. El evento coincide con la primera Conferencia Mundial sobre Turismo para el Desarrollo dedicada al tema “El turismo para la paz y el desarrollo” que se celebrará el 19 de mayo en Pekín. Ambas reuniones ofrecerán la oportunidad de facilitar la promoción del turismo sostenible como impulsor del trabajo decente, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible.

El papel de la OIT en el sector de la Hostelería, la Restauración y el Turismo (HRT)
 

La OIT está comprometida con la promoción del empleo y el trabajo decente para todos en el sector del turismo. Gracias a su singular estructura tripartita, la OIT promueve los cuatro pilares del Programa de Trabajo Decente en este sector, al promover los derechos en el trabajo, fomentar las oportunidades de empleo decente, mejorar la protección social y fortalecer el diálogo social. Las iniciativas de la OIT en este sector incluyen:
  • promover la ratificación y aplicación eficaz del Convenio sobre las condiciones de trabajo (hoteles y restaurantes), 1991 (núm. 172) junto a la Recomendación (núm. 179) que lo acompaña;
  • buscar el consenso entre los mandantes del sector a fin de formular recomendaciones políticas orientadas a la acción en relación con los temas emergentes;
  • desarrollar herramientas y compartir conocimientos sobre las nuevas tendencias y desafíos a nivel de industria, tales como la Guía práctica sobre la reducción de la pobreza a través del turismo, que expliquen la manera en que el turismo puede contribuir al desarrollo sostenible a nivel local y rural y a la integración regional, cómo promover un destino turístico y establecer una empresa turística;
  • fortalecer la capacidad de los gobiernos y de las organizaciones de empleadores y de trabajadores para hacer avanzar el Programa de Trabajo Decente a nivel de país a través de la asistencia y formación técnica y de la Guía de la OIT sobre el diálogo social en el turismo (disponible en inglés ILO Guide on Social Dialogue in Tourism);
  • incrementar la coherencia de las políticas a nivel mundial a fin de promover el trabajo decente en la industria de la hotelería, la restauración y el turismo, a través de asociaciones con otras agencias de las Naciones Unidas y organizaciones multilaterales.
En febrero del 2017, la OIT celebrará una reunión tripartita de expertos para adoptar las Directrices sobre trabajo decente y turismo socialmente responsable. Estas directrices responderán a las necesidades del sector y servirá como herramienta coherente y mundial para todas las partes interesadas del sector del turismo.