La crisis de los refugiados

Siria: Donantes deben ayudar a países de recepción con la crisis de refugiados

El trabajo y el empleo ocupan un lugar central en la respuesta mundial a la crisis de los refugiados sirios. En vísperas de la Conferencia sobre Siria en Londrés, el Director General de la OIT visitó Jordania para examinar personalmente las repercusiones de la llegada masiva de refugiados en el mercado laboral y discutir las oportunidades de empleo para los refugiados y las comunidades que los acogen.

Noticia | 29 de enero de 2016
El Director General de la OIT visita el campo de refugiados sirios Zaatari en el norte de Jordania.
© Awad Tawel / OIT
AMMAN, Jordania (OIT Noticias) – "Es responsabilidad primordial de la comunidad internacional ayudar a los países vecinos de Siria que reciben refugiados a hacer frente a los desafíos económicos y sociales que plantea la crisis de refugiados", declaro el Director General de la OIT, Guy Ryder, en vísperas de la Conferencia de donantes a Siria en Londrés.

En una conferencia de prensa en Amman, la capital de Jordania, junto al ministro de Trabajo de Jordania, Nidal Katamine, Guy Ryder señaló que el empleo para los refugiados y para las comunidades de acogida que se encuentran bajo presión ha emergido como un problema central en los esfuerzos internacionales de ayuda a Siria, que han pasado de operaciones principalmente humanitarias a incluir un enfoque basado en el desarrollo.

“En primer lugar, corresponde a la comunidad internacional proporcionar asistencia, apoyo, recursos, así como asesoramiento en materia de políticas, que ayuden al Gobierno de Jordania y de otros países en la respuesta a los desafíos que plantean los refugiados y, que al mismo tiempo, ofrezca a los refugiados sirios la posibilidad de encontrar una manera de ganarse la vida”, declaró Guy Ryder el 28 de enero durante la conferencia de prensa.

"Es necesario reconciliar la obligación de ofrecer ayuda, empleos y apoyo al desarrollo para los refugiados con la necesidad de administrar de manera eficaz los mercados laborales de los países de acogida", agregó el Director General.

“Los refugiados sirios sienten que sus vidas están en vilo. De alguna manera, sus vidas están paralizadas por las circunstancias en las cuales se encuentran, y desean – y pienso que es humano, comprensible – encontrar un lugar en el mercado laboral”, dijo Guy Ryder a los periodistas presentes en la conferencia, que tuvo lugar después de su visita al campo de refugiados sirios Zaatari en el norte de Jordania.

“Mas ellos saben, yo sé, y estoy seguro que también ustedes saben, que esto no puede comprometer o degradar las perspectivas del mercado laboral de los trabajadores jordanos”.

En su primera visita oficial a Jordania, Guy Ryder examinó personalmente los efectos de la crisis de refugiados sirios sobre el mercado laboral, y se reunió con altos funcionarios del gobierno y con representantes de los trabajadores y de los empleadores para discutir sobre las oportunidades de trabajo para los refugiados y para las comunidades que los reciben.

Guy Ryder se reúne con el Rey Abdullah de Jordania.
© Royal Hashemite Court
Durante su vista, que duró un día, Guy Ryder se reunió también con el Rey Abdullah de Jordania, el Primer ministro Abdullah Ensour, parlamentarios y representantes de trabajadores y empleadores, así como con diversas agencias de la ONU que ayudan a Jordania a hacer frente a esta crisis. Además visitó el campo Zaatari donde habló con las familias de refugiados y con miembros locales de las comunidades jordanas en Mafraq, uno de los distritos del norte de Jordania más afectados por la llegada de los refugiados sirios.

El ministro Nadal Katamine manifestó que estas discusiones fueron cruciales para su país en vísperas de la IV conferencia de donantes que tendrá lugar en Londrés, la cual busca financiamiento no sólo para los esfuerzos humanitarios en Siria, sino también para aumentar el apoyo a los países vecinos de Siria a través de inversiones que generen mejores oportunidades de trabajo tanto para los refugiados como para los habitantes de las comunidades que los reciben.

“La visita de Guy Ryder es sumamente importante en vista de la fuerte presión que ejerce la llegada de refugiados sirios sobre las infraestructuras en todas las esferas, y dada la necesidad de enviar un mensaje a la conferencia para ofrecer apoyo a la economía jordana, y destinar inversiones reales en el terreno para Jordania, a fin de generar oportunidades de empleo para los jordanos en primer lugar, y también para abordar las dificultades relacionadas con los refugiados sirios”, declaró Katamine.

En la actualidad, el número de refugiados sirios registrados en Jordania supera los 633.000, la mayoría de los cuales viven fuera de los campos de refugiados. Si se incluyen los refugiados no registrados, se estima que el número total de sirios en Jordania es de más de un millón. Su presencia en las comunidades de acogida ha ocasionado un incremento de la economía informal, una disminución de los salarios, un aumento del trabajo infantil y dificulta el acceso a los servicios públicos.

Integrar los refugiados sirios en el mercado laboral


Download a broadcast-quality, international version of this footage on ILO's Multimedia Download Centre

En Jordania, la OIT está analizando sectores clave de la economía a fin de encontrar medios prácticos para integrar a los refugiados sirios en el mercado laboral, de manera que puedan cubrir déficits de la mano de obra, beneficiar a las comunidades locales que reciben a los refugiados y contribuir con la economía de Jordania en general.

La OIT propone establecer empresas conjuntas entre los refugiados y las comunidades de acogida que permitirían a los empresarios jordanos extender su alcance hacia los campos de refugiados, y a los refugiados encontrar mercados fuera de los campos.

Sugiere además la expansión de los programas de uso intensivo de mano de obra a fin de crear un número mayor de empleos inmediatos para los refugiados y para los jordanos. El objetivo es el de mejorar la infraestructura rural, como carreteras y depósitos de agua.

Este tipo de actividades proporcionarían a los empleadores jordanos las competencias que necesitan a precios competitivos, reducirían la rivalidad por el empleo y la tensión entre los refugiados y las poblaciones de acogida y por lo tanto fomentarían la estabilidad social y ofrecerían a los refugiados soluciones viables a la necesidad de medios de subsistencia.

Estas propuestas complementarán la respuesta de la OIT a la crisis de refugiados sirios, que ya está siendo implementada en Jordania, la cual defiende el derecho a un trabajo para los refugiados sirios, y se esfuerza por desarrollar la resiliencia de las comunidades de acogida a fin de facilitar el acceso a oportunidades de empleo y medios de vida; fortalecer la capacidad institucional y los mecanismos de control a nivel local, nacional y regional para luchar contra las formas inaceptables de trabajo con una atención especial hacia el trabajo infantil; y apoyar la formulación de políticas que garanticen una respuesta nacional con alto coeficiente de empleo, basada en los principios del trabajo decente.