Informe Mundial sobre Salarios 2014/2015

La brecha salarial entre ambos sexos se amplía para las mujeres mejor remuneradas

La nueva edición del Informe Mundial sobre Salarios de la OIT revela una disparidad salarial considerable entre hombres y mujeres en una muestra de 38 países, y demanda una remuneración igual para un trabajo de igual valor a fin de garantizar un crecimiento inclusivo para todos.

Noticia | 5 de diciembre de 2014
GINEBRA (OIT Noticias) – Los salarios promedios de las mujeres son entre 4 y 36 por ciento inferiores a los de los hombres pero la brecha salarial aumenta en términos absolutos para las mujeres que ganan más, dice el Informe Mundial sobre Salarios 2014/2015 de la OIT*.

Por ejemplo, en Europa en 2010 (ver gráfico abajo), el 10 por ciento de las trabajadoras en la parte más baja de la escala salarial ganaban 100 euros menos al mes que el 10 por ciento de los hombres en la misma posición. A la inversa, el 10 por ciento de las mujeres que percibían salarios más altos ganaban 700 euros menos al mes que el 10 por ciento de los hombres mejor remunerados. Una tendencia similar fue observada en los 38 países analizados por el informe.

Pase el ratón sobre el gráfico para ver los valores
 

Descomponer las diferencias salariales

El informe señala que las causas de las disparidades de remuneración entre hombres y mujeres son complejas y en cierta medida difieren entre un país y otro.

La disparidad salarial actual puede ser divida entre una parte “explicada” -que está representada por características observables que pueden influenciar la remuneración, como el nivel de educación– y una parte “inexplicada”, constituida por el resto después de ajustar estas características observables y que sugiere la existencia de una discriminación en el mercado laboral.

El informe muestra que si se suprimiese esta desventaja salarial “inexplicada”, la brecha se invertiría en casi la mitad de los 38 países, y las mujeres ganarían más que los hombres según las características relacionadas con el trabajo (ver gráficos abajo). Algunos de los países donde se observó esta situación incluyen a Suecia, Lituania, Eslovenia, Brasil y la Federación Rusa.

La “brecha salarial relacionada con la maternidad” – que mide la diferencia de retribución entre las madres y las mujeres sin hijos – también fue considerada en el informe. Por ejemplo, en México, las madres ganan alrededor de 33 por ciento menos que las mujeres sin hijos, mientras que en la Federación Rusa esta diferencia es de alrededor de 2 por ciento.

Respuestas políticas

Para reparar esta injusticia salarial, el informe formula diversas recomendaciones, incluyendo políticas que promueven la igualdad de género en el trabajo y en el hogar.

“Superar la disparidad salarial entre hombres y mujeres es esencial para garantizar el crecimiento inclusivo y requiere esfuerzos constantes a diferentes niveles”, declaró Manuela Tomei, Directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT.

“La igualdad de remuneración entre hombres y mujeres deber ser estimulada, incluso combatiendo los estereotipos sobre los papeles y las aspiraciones de las mujeres, luchando contra los prejuicios sexistas en la estructura salarial y en las instituciones que fijan los salarios, promoviendo una distribución equitativa de las responsabilidades familiares, y reforzando las políticas relacionadas con la maternidad, la paternidad y el permiso parental”, agregó.

El informe indica que la legislación debe garantizar el derecho a la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, en conformidad con el Convenio sobre la igualdad de remuneración, 1951 (núm. 100), y el acceso al sistema judicial para exigir este derecho.

Eliminar la desventaja salarial inexplicada entre hombres y mujeres: Brecha salarial promedio antes y después del ajuste en algunas economías*

(a) Economías desarrolladas

(b) Economías emergentes y en desarrollo


* En 2009 para China; 2010 para las economías desarrolladas y Vietnam: 2011 para Chile; 2012 para Argentina, Brasil, México, Perú, la Federación Rusa y Uruguay.