Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006

Nuevas directrices en materia de seguridad y salud dirigidas a proteger a la gente de mar

Expertos sobre seguridad y salud en el trabajo marítimo acordaron directrices para reforzar el Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006.

Comunicado de prensa | 22 de octubre de 2014
GINEBRA (OIT Noticias) – Los expertos, reconociendo las necesidades específicas de la gente de mar, acordaron unas directrices para ayudar a los gobiernos a implementar las disposiciones en materia de seguridad y salud establecidas anteriormente en el Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006 (MLC, 2006).

Con la intención de aportar a los Estados información práctica complementaria que deberán reflejarse en las leyes nacionales y otras medidas, estas directrices sobre seguridad y salud en el trabajo (SST) abordan el contexto específico del trabajo en el sector marítimo. Este sector se caracteriza por condiciones de trabajo exigentes desde el punto de vista físico, tareas potencialmente peligrosas, aislamiento, largas jornadas de trabajo, estructuras organizativas rígidas y altos niveles de estrés y fatiga.

“Estamos muy complacidos con los resultado obtenidos por el trabajo de la reunión del grupo de expertos esta semana. Creemos que promoverá la conformidad con el MLC y las nuevas directrices que adoptamos aportarán una contribución valiosa a este respecto”, declaró Tim Springett, Vicepresidente del Grupo de Empleadores.

Las directrices fueron discutidas por 102 delegados en total, incluyendo a seis designados por los gobiernos, seis por los armadores y otros seis por la gente de mar, observadores y asesores de 42 gobiernos, así como observadores de organizaciones intergubernamentales y ONG.

La reunión, que se llevó a cabo en Ginebra del 13 al 17 de octubre, abordó todos los ámbitos de la seguridad y salud de la gente de mar, incluyendo el consumo abusivo de alcohol y drogas, la violencia y el acoso, y las enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA. El documento especifica las responsabilidades de los gobiernos, de los armadores y de la gente de mar en lo que se refiere a las prácticas de prevención de accidentes y enfermedades y a su implementación, la formación y la respuesta ante emergencias y accidentes.

Patrice Caron, Vicepresidente Ejecutivo del Sindicato Internacional de Marinos de Canadá, también expresó satisfacción con los resultados de la reunión de expertos: “Tendremos que superar muchas dificultades para implementar las medidas de salud y seguridad en el sector marítimo. Estas directrices deberían proporcionar asistencia. La reducción de los riesgos es una preocupación fundamental de los marinos y de las otras personas que trabajan a bordo de los barcos.”

“Otra piedra angular”


Julie Carlton, Directora del Servicio de seguridad y salud de la gente de mar de la Agencia Marítima y del Servicio de Guardacostas del Reino Unido, al hablar en nombre del grupo de los Gobiernos, dijo: “Estamos satisfechos de haber adoptado estas directrices para las autoridades competentes sobre la aplicación de este aspecto esencial del MLC, 2006. El documento final ofrece una cierta flexibilidad sin pero hacer concesiones sobre las normas de salud y seguridad en el trabajo que protegen a la gente de mar, y será un instrumento útil para aquellos que están estableciendo o revisando sus marcos de SST en conformidad con el MLC, 2006.”

Desde la creación de la OIT en 1919, han sido adoptados más de 40 Convenios y numerosos otros instrumentos, códigos de prácticas y directrices sobre la salud y seguridad en el trabajo han sido elaborados. Algunos se refieren a un sector específico, como el Repertorio de Recomendaciones prácticas de la OIT sobre la prevención de accidentes a bordo de buques en el mar y en los puertos. Otras disposiciones en materia de SST están establecidas en los instrumentos adoptados por la Organización Marítima Internacional (OMI).

El MLC, 2006 fue adoptado en febrero 2006 por la Conferencia Internacional del Trabajo. Este Convenio incluye la Regla 4.3 sobre la protección de la seguridad y salud y prevención de accidentes y su Código correspondiente con la finalidad de “asegurar que el entorno de trabajo de la gente de mar a bordo de los buques propicie la seguridad y la salud en el trabajo”.

La OIT estima que cada día mueren 6.300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo, lo cual representa más de 2,3 millones de muertes por año. El costo humano puede ser devastador para las familias de los trabajadores y sus comunidades, mientras que el costo económico de las malas prácticas de SST se estima en un 4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial cada año.

En su documento final, los expertos afirmaron que las medidas de SST “no deben ser consideradas como un costo económico sino como una inversión para mejorar constantemente la salud y la seguridad de la gente de mar”.

La Reunión de expertos sobre seguridad y salud en el trabajo marítimo fue organizada por el Departamento de Actividades Sectoriales y el Departamento de Normas Internacionales del Trabajo de la OIT.