Informe conjunto de la OIT, la OCDE y el Grupo del Banco Mundial

En el G20 persisten los déficits en el número y la calidad de los empleos

La OIT, junto a otras organizaciones internacionales – incluyendo a la OCDE, el FMI y el Banco Mundial – ha preparado una serie de informes sobre temas relacionados con el empleo a fin de informar las discusiones de los ministros de Trabajo. Estos informes contribuyen a identificar las lagunas políticas y los ámbitos donde las acciones tendrán un mayor impacto.

Comunicado de prensa | 9 de septiembre de 2014
MELBOURNE – Un grave déficit en el número y la calidad de los empleos creados en los países del G20 está afectando las perspectivas de revitalizar la recuperación económica, según un informe titulado G20 labour markets: outlook, key challenges and policy responses (Mercados laborales del G20: perspectivas, principales desafíos y respuestas políticas) preparado por la OIT, la OCDE y el Grupo del Banco Mundial para la reunión de ministros de Trabajo y de Empleo del G20 que tendrá lugar en Melbourne el 10 y 11 de septiembre 2014.

A pesar de algunos progresos recientes, la lentitud de la recuperación de la crisis financiera significa que muchas economías del G20 siguen enfrentando un importante déficit de empleo, que persistirá hasta al menos 2018 a menos que se intensifique el crecimiento. Con más de 100 millones de personas aún desempleadas en las economías del G20 y 447 millones de 'trabajadores pobres' viviendo con menos de dos dólares al día en las economías emergentes del G20, el débil rendimiento del mercado laboral también amenaza la recuperación económica porque frena tanto el consumo como las inversiones.

El mensaje fundamental del informe es que seis años después del comienzo de la crisis los mercados laborales de los países del G20 siguen enfrentando dificultades, tanto en términos de la cantidad como de la calidad del empleo. De manera que no hay margen para la pasividad. La creación de empleos mejor remunerados contribuye a aumentar los ingresos de los hogares lo cual estimula la demanda de los consumidores. Si las empresas ven que la demanda aumenta invertirán, creando así un círculo virtuoso.”
Sandra Polaski, Directora General Adjunta de Políticas, OIT

 


Principales conclusiones del informe:

  • El crecimiento de salario ha sido significativamente inferior al crecimiento de la productividad en la mayoría de los países del G20, mientras que la desigualdad de los salarios y de los ingresos permanece alta o ha aumentado.
  • Los salarios reales han quedado estancados, o hasta disminuyeron, en muchas economías avanzadas del G20.
  • En las economías emergentes del G20, los altos niveles de subempleo y de informalidad están afectando la producción actual y la productividad futura.

“Los empleos son la base de la recuperación económica”, afirma el informe. “Los países del G20 necesitan más y mejores empleos como base para un crecimiento sostenible y el bienestar de su población”.

A pesar de un crecimiento generalmente lento, un número de economías emergentes ha realizado progresos considerables en la reducción de la pobreza absoluta, y algunos también han reducido la desigualdad de los ingresos.

Observamos que las desigualdades de los salarios y de los ingresos están aumentando en muchos países del G20. Si nuestro objetivo es alcanzar un crecimiento más fuerte, duradero y equilibrado, entonces no podemos ignorar las desigualdades. De igual modo, la situación de los jóvenes que no tienen trabajo es apremiante, y los países que ignoran su destino lo hacen a su propio riesgo. Sabemos que esto puede causar disturbios que, a su vez, pueden deteriorar las perspectivas de crecimiento y de empleo. No existe una fórmula mágica para resolver esta crisis del empleo, pero sabemos que es indispensable un enfoque de 'gobierno en su conjunto', que supone la colaboración activa de muchos ministerios.”
Nigel Twose, Director de Empleo, Grupo del Banco Mundial

 
Sin embargo, el trabajo informal sigue siendo un gran obstáculo para mejorar la calidad del empleo, sobre todo en los países emergentes y en desarrollo.

Mirando hacia el futuro, el informe sostiene que para alcanzar un crecimiento sostenible, equitativo e inclusivo es necesario adoptar políticas transversales en todos los sectores pertinentes a fin de mejorar la productividad y los salarios, las perspectivas de empleo, sobre todo para los grupos más afectados por la crisis o más vulnerables.

Crear más y mejores empleos es realmente un desafío definitivo para los países del G20. Lo que hemos constatado, sobre todo en las economías avanzadas, es que el crecimiento de los salarios reales ha sido bastante estático y, en un número de países, ha disminuido. Así que el desafío no es sólo crear muchos más empleos, sino también mejorar la calidad, la productividad y la retribución que los trabajadores obtienen de su trabajo.”
Stefano Scarpetta, Director de Empleo, el Trabajo y los Asuntos Sociales, OCDE

 
Los cambios demográficos, como el rápido envejecimiento de la población en algunos países y el crecimiento de las poblaciones jóvenes en otros países, significan también que los gobiernos deben favorecer la participación de las mujeres, de los jóvenes, de los grupos vulnerables y de los que no están suficientemente representados en el mercado laboral, reforzar sus competencias y ofrecer apoyo en la búsqueda de empleo.

El informe destaca además otras áreas donde es necesario adoptar medidas adicionales, como la protección social, el diálogo social, los derechos en el trabajo y la seguridad en el lugar de trabajo.

La creación de empleos de calidad y de un crecimiento sólido y equitativo son dos objetivos entrelazados, según el estudio: “Para revertir el ciclo actual de crecimiento débil, baja creación de empleo e inversiones insuficientes son necesarias intervenciones públicas que aborden tanto el lado de la oferta como de la demanda del mercado laboral. Estas políticas serán más eficaces si son adoptadas colectivamente y son coordinadas a nivel del G20”.

Otros informes preparados para la reunión de los ministros de Trabajo del G20:


Informality and the quality of employment in G20 countries

(Informalidad y calidad del empleo en los países del G20)
Para muchos países del G20, el subempleo estructural, la informalidad y los indicadores cualitativos del empleo son una medida más significativa de los desafíos que enfrentan para alcanzar el crecimiento inclusivo y el empleo decente que las tasas de desempleo pos sí solas.


Achieving stronger growth by promoting a more gender-balanced economy

(Alcanzar un crecimiento más fuerte a través de la promoción de una economía más equilibrada entre hombres y mujeres)
Los países del G20 pueden beneficiarse mucho, en términos de crecimiento económico y del bienestar social, de una mayor participación femenina en el mercado laboral. Pero el mero incremento de la tasa de actividad de las mujeres no será suficiente para garantizar la eliminación de las desigualdades de género en términos de emancipación económica. (Informe conjunto OIT, FMI, OCDE, Banca Mundial).

Creating Safe and Healthy Workplaces for All

(Crear lugares de trabajos seguros y sanos para todos)
Cada año, casi 1,3 millones de personas mueren a causa de una enfermedad relacionada con el trabajo en los países del G20 y alrededor de 221.000 son víctimas de accidentes mortales en el trabajo. En el G20 se registraron además 196 millones de accidentes no mortales en el trabajo (con al menos cuatro días de ausencia del trabajo) en 2010.

Para más información y para solicitar entrevistas, por favor póngase en contacto con:

  • Sophy Fisher, Responsable de comunicación - OIT
    fisher@ilo.org - T: +66 (0) 8989 50912
  • Spencer Wilson, Responsable de las relaciones con los medios - OCDE
    Spencer.Wilson@oecd.org - T. +33 (1) 4524 8118
  • Camille Funnell, Relaciones exteriores y corporativas – Grupo del Banco Mundial
    cfunnell@worldbank.org - T: +61 (0) 2 92356564 (oficina); +61 (0) 423606850 (móvil)