Nuevo informe

OIT: La protección social ayuda a las personas que viven con el VIH/sida a conservar su empleo

Nuevo estudio de la OIT muestra que la protección social es esencial para que las personas que viven con VIH puedan conservar su empleo y continuar su tratamiento.

Noticia | 27 de junio de 2014
© Johan Ordonez / AFP
GINEBRA (OIT Noticias) – Las personas que viven con el VIH que tienen acceso a la protección social tienen mayores probabilidades de conservar su empleo o alguna forma de actividad productiva, afirma la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según un nuevo informe de la OIT, titulado ACCESS to and EFFECTS of social protection on workers living with HIV and their households: An analytical report (Informe analítico sobre el acceso a la protección social y sus efectos sobre los trabajadores que viven con el VIH), la protección social tiene efectos positivos sobre las personas que viven con el VIH.

El informe se basa en investigaciones que abarcan a cuatro países (Guatemala, Indonesia, Ruanda y Ucrania), todos figuran en la lista de la ONUSIDA de los países más afectados por el VIH y actualmente están desarrollando o ampliando sus sistemas de seguridad social.

El estudio muestra que en los cuatro países, entre 63 y 95 por ciento de las personas que viven con el VIH y tienen acceso a la protección social pudieron conservar su empleo o alguna forma de actividad productiva. Al mismo tiempo, de 49 a 99 por ciento reportaron que sus hijos permanecieron en la escuela y de 72 a 96 por ciento pudieron acceder a los tratamientos antirretrovíricos vitales.

...la falta de amplios beneficios en el sistema de protección social mantiene a los hombres y a las mujeres, y a sus familias, en la pobreza y en una situación vulnerable."
Alice Ouedraogo
“El acceso a un tratamiento antirretrovírico permite que las personas que viven con el VIH sigan con vida. Pero, con demasiada frecuencia, la falta de amplios beneficios en el sistema de protección social mantiene a los hombres y a las mujeres, y a sus familias, en la pobreza y en una situación vulnerable”, declaró Alice Ouedraogo, Directora del Programa de la OIT sobre el VIH/sida y el mundo del trabajo (ILOAIDS) que realizó este estudio.

El informe muestra además que incluso cuando las políticas de protección social no excluyen a las personas que viven con el VIH, éstas con frecuencia enfrentan dificultades para acceder a los servicios esenciales, bien sea porque que desconocen la existencia de los programas o porque el procedimiento para acceder a los servicios es demasiado complejo.

El estigma persiste


El estigma y la discriminación asociados al VIH aún persisten. Los trabajadores en la economía informal, sobre todo las mujeres y las poblaciones clave de mayor riesgo – trabajadores sexuales, las personas transexuales, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las personas que se inyectan droga – enfrentan mayores dificultades.

El informe se refiere además a la cuestión de los gastos que sufraga el paciente, incluyendo el costo del transporte para trasladarse hacia el centro de salud, lo cual pone de manifiesto la necesidad de un apoyo económico y de una mejor la cobertura del seguro de enfermedad para las personas que viven con el VIH, en particular aquellos que trabajan en la economía informal.

El estudio de la OIT indica que – además de los servicios de salud – es necesaria una combinación de apoyo al ingreso, a los medios de vida y al empleo, para incrementar el impacto de la protección social.
“El acceso al empleo o a otra fuente de ingreso es decisivo para las personas que viven con el VIH, además del seguro de enfermedad y el tratamiento”, declaró Manuela Tomei, Directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT.

La Recomendación sobre el VIH y el sida y el mundo del trabajo, 2010 (núm. 200) ofrece orientación sobre la forma en que los países pueden abordar las cuestiones relacionadas con el VIH y el sida en el mundo del trabajo integrándolas en las políticas y programas nacionales de desarrollo, incluyendo aquellos en matera de empleo, educación, protección social y salud.

La Recomendación sobre los pisos de protección social, 2012 (núm. 202) insta a la realización progresiva de una cobertura de protección social que se atenga a los principios de universalidad, no discriminación e igualdad de género.

“A medida que nos preparamos para la agenda de desarrollo post 2015, es importante invertir en las políticas y los programas que no dejen a nadie al margen, incluyendo a las personas que viven con el VIH y las poblaciones clave”, concluyó Ouedraogo.

    Personas que viven con el VIH
   Guatemala  Indonesia  Ruanda  Ucrania
Acceso a la protección social 65% 57% 83% 96%
Acceso a la protección social no sanitaria 19% 16% 25% 31%
Aquellos que tienen acceso a la protección social        
  • Mantienen su empleo
63% 69% 95% 91%
  • Los niños permanecen en la escuela
n/a 49% 99% 99%
  • Tuvieron acceso al TAR
96% 84% 95% 72%
Para más información o para solicitar entrevistas con los autores, por favor póngase en contacto con el Departamento de Comunicación: newsroom@ilo.org o +4122/799-7912.