IIIa Confencia global sobre el trabajo infantil

El Director General de la OIT: Urge que el mundo pase de los planes a la acción para poner fin al trabajo infantil

“Más que nunca debemos concentrarnos en la acción y en los resultados, así como en los procesos”, declaró Guy Ryder en la clausura de la Tercera Conferencia global sobre el trabajo infantil.

Noticia | 10 de octubre de 2013
Former Brazilian President Lula (Left) and ILO Director-General Ryder (Right)
BRASILIA (OIT Noticias) – El Director General de la OIT, Guy Ryder, instó a los delegados presentes en la Tercera Conferencia global sobre el trabajo infantil a traducir los planes acordados en la Conferencia en una acción extensa, sistémica y sostenible.

“Ustedes establecieron la relación entre la lucha contra el trabajo infantil y la necesidad de avanzar en el Programa de Trabajo Decente, de implementar los principios y los derechos fundamentales en el trabajo, de dar prioridad a la creación de empleo, en especial para los jóvenes, de extender las medidas de protección social y fortalecer el estado de derecho y los sistemas judiciales. Lo que debemos hacer ahora es traducir esta relación en una acción urgente”, declaró Guy Ryder durante la sesión de clausura de la Conferencia.

El Director General de la OIT destacó que en la sesiones plenarias emergieron lecciones aprendidas que demuestran una creciente comprensión de lo que es necesario hacer para eliminar el trabajo infantil de una manera sostenible, y que no sólo los gobiernos sino que también otros actores – las organizaciones de empleadores y trabajadores, y la sociedad civil – están asumiendo su responsabilidad y demostrado una determinación creciente (véase la "Declaración de Brasilia).

El Director General de la OIT advirtió que, con la disminución del número de niños trabajadores, se presentarán mayores obstáculos a la lucha contra el trabajo infantil porque se trata de llegar hasta aquellos niños que son difíciles de alcanzar: los niños soldados, los niños víctimas de la explotación sexual, los niños que trabajan en la agricultura y otros ambientes peligrosos. A este respecto, Ryder señaló que la labor para la próxima conferencia – que se celebrará en Argentina en 2017 – comienza ahora. También urgió a los delegados a hacer todo lo posible a fin de reducir de manera significativa el número de niños trabajadores para cuando se reúnan la próxima vez.

El primer paso si queremos avanzar en la lucha contra las peores formas del trabajo infantil, es coordinar las políticas de distribución de la riqueza en el mundo."
Luis Inácio Lula da Silva
El ex presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, también habló ante la Conferencia y dijo que la comunidad internacional tiene el deber de ofrecer a los niños trabajadores, en particular a aquellos atrapados en sus peores formas, la esperanza en un futuro mejor. “Nos quedan apenas poco más de dos años para llegar a la meta de 2016 establecida en La Haya y necesitamos el valor político para adoptar las medidas requeridas”, declaró.

Lula recordó que cuando era un niño trabajó para ayudar a mantener a su numerosa familia, y que más tarde como Presidente vio en primera persona a un niño haitiano masticar bosta de vaca para engañar el hambre. “El mapa del trabajo infantil en el mundo coincide con el mapa del hambre y la pobreza, de manera que el primer paso si queremos avanzar en la lucha contra las peores formas del trabajo infantil, es coordinar las políticas de distribución de la riqueza en el mundo”.

El Presidente Lula se refirió a la cifra que ha sido invertida para rescatar el sistema financiero mundial desde el comienzo de la crisis financiera en 2008-09, así como al costo de la guerra de Iraq, y puntualizó que la erradicación del trabajo infantil no es un problema de falta de recursos sino más bien de “falta de voluntad política y de [líderes] incapaces de hacer frente a este desafío”.

“La grandeza de un país se mide a través de su capacidad de proteger a sus niños”, concluyó Lula.