Estadísticas del trabajo

Guy Ryder: Las políticas sólidas necesitan de datos estadísticos fiables

Fortalecer la base de conocimientos del mundo del trabajo es indispensable para ofrecer a los responsables políticos una mejor información sobre el mercado laboral, declaró el Director General de la OIT.

Comunicado de prensa | 2 de octubre de 2013
GINEBRA – Las estadísticas de calidad son cada vez más necesarias para servir de base al asesoramiento político y de apoyo a los países en momentos en que la economía cambia con rapidez.

Al inaugurar la 19a. Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo en la sede de la OIT, en Ginebra, el Director General de la OIT, Guy Ryder, insistió en la importancia para los países de poder basarse en estadísticas exhaustivas y actualizadas, a fin de formular políticas en un escenario económico en rápida evolución.

“El asesoramiento político o el apoyo acertados a nuestros Estados miembros sólo pueden ser proporcionados correctamente sobre las bases de datos empíricos sólidos”, afirmó.

Ryder se refirió al reciente llamamiento por parte de los líderes del G20 en San Petersburgo para acceder a una mejor información sobre el mercado laboral, así como a indicadores financieros y económicos. También señaló que la agenda de desarrollo post 2015 necesitará de datos rigurosos para medir los progresos.

“Lograr la precisión al capturar las diferentes dimensiones del complejo mundo del trabajo es uno de nuestros principales desafíos”, agregó, y destacó las dificultades que encuentran los estadísticos al tratar de enfrentar los rápidos cambios.

Ryder puso de manifiesto la necesidad de recoger más datos sobre grupos específicos, como los jóvenes y los trabajadores de subsistencia, así como sobre los que están en aprendizaje, en pasantía, o empleados en las zonas rurales.

El Director General de la OIT celebró las discusiones previstas en la Conferencia para medir mejor el trabajo remunerado y no remunerado.

“Esto otorgaría un reconocimiento internacional como trabajo productivo a todos los servicios no remunerados que los miembros de las familias prestan en los hogares”, afirmó.

También se refirió a los voluntarios, quienes aportan su contribución no sólo al sector sin fines de lucro, sino además al desarrollo de las comunidades.

Ryder reiteró su intención de fortalecer aún más el Departamento de Estadística de la OIT, que formará parte del nuevo Centro de Conocimiento que la OIT está creando para incrementar sus actividades de investigación.

La Conferencia discutirá además una serie de nuevas medidas dirigidas a evaluar con mayor amplitud la subutilización de la mano de obra y la falta de integración en los mercados laborales, a fin de complementar la medida tradicional de la tasa de desempleo.

Esta tasa ha sido criticada desde hace tiempo por no reflejar el escenario completo de las dificultades que enfrenta gran parte de la población activa para ganarse la vida.

La Conferencia también deberá discutir una resolución que proponga la primera definición estadística de “trabajo”.

La Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo se realiza en la OIT cada cinco años. Reúne a representantes de los Estados miembros de la OIT y de los grupos de empleadores y de trabajadores.

También propone recomendaciones para la adopción de las normas internacionales sobre estadísticas del trabajo, a fin de orientar a los países y promover la posibilidad de comparar los datos.

La Conferencia celebra su 90.° aniversario, ya que la primera tuvo lugar en 1923, lo cual la convierte en lo que Ryder definió como “un órgano internacional único que establece las normas de las estadísticas en el mundo del trabajo”.