Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el FMI

Ryder advierte que pierden fuerza las perspectivas de una recuperación del empleo

En una declaración al CFMI en Washington, el Director General de la OIT, Guy Ryder dijo que la respuesta política internacional no corresponde a la preocupación mundial acerca del crecimiento, la creación de empleo y la reducción de la pobreza.

Noticia | 20 de abril de 2013
WASHINGTON D.C. (OIT Noticias) – El Director General de la OIT, Guy Ryder, advirtió que las políticas adoptadas en respuesta a la crisis mundial no están logrando detener el incremento del desempleo en las economías avanzadas ni el estancamiento del crecimiento de los países emergentes y en desarrollo.

“Las políticas actuales no están reprimiendo el aumento del desempleo en las economías avanzadas y están frenando el rápido crecimiento que los países emergentes y los países en desarrollo necesitan mantener para seguirle el ritmo del crecimiento de su fuerza de trabajo joven”, declaró en un discurso dirigido al Comité Monetario y Financiero Internacional y al Comité de Desarrollo del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial (CFMI).

Ryder dijo que las perspectivas de empleo en Europa, Estados Unidos y Japón son sombrías y que las tasas de desempleo juvenil en el sur de Europa y África del Norte son dramáticamente altas. Señaló que los salarios reales estaban prácticamente estancados, exceptuando China, y que las desigualdades de los ingresos se han agravado en todo el mundo.

La OIT estima que hay más de 200 millones de desempleados en el mundo, 74 millones de los cuales son jóvenes. Será necesario crear unos 470 millones de nuevos empleos entre 2015 y 2030 sólo para absorber el crecimiento de la población mundial en edad de trabajar. Además, en el mundo unas 870 millones de hombres y mujeres no ganan lo suficiente para poder situarse por encima del umbral de la pobreza de dos dólares al día.

“Las dificultades que implica la combinación de políticas adecuadas a circunstancias nacionales diferentes en una estrategia internacional coherente se ven agravadas por las diferencias de puntos de vista sobre la eficacia de las políticas fiscales y monetarias”, afirmó Ryder.

Abordar los problemas relacionados con los empleos y los modos de vida es el camino correcto hacia la construcción duradera de una coordinación política internacional más eficaz, indicó.

Esta estrategia de recuperación orientada hacia el empleo, adoptada por un número significativo de países al mismo tiempo, también aliviará la presión sobre las finanzas públicas, al generar un incremento de las entradas por impuestos y una disminución de los gastos relacionados con la recesión, explicó Ryder.

El Director General de la OIT mencionó una serie de iniciativas políticas adecuadas, incluyendo el aumento de las inversiones en infraestructuras, dando prioridad a las opciones con alto coeficiente de creación de empleo; una mayor flexibilidad en las condiciones de crédito a las pequeñas y medianas empresas; el fortalecimiento de los pisos de protección social; la introducción o el aumento del salario mínimo y el incremento de las oportunidades de formación, en especial para los jóvenes.

Ryder destacó los ejemplos de políticas que han tenido éxito en América Latina, donde la protección social y el salario mínimo han contribuido a estimular el crecimiento, y en Asia Oriental y Sudoriental, donde la demanda interna ha desempeñado un papel importante para fortalecer el crecimiento económico.

Agregó que la necesidad de instaurar este tipo de medidas es cada vez más evidente a medida que el mundo se aproxima la fecha para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), en 2015.

“El animado debate mundial sobre la agenda para el desarrollo con posteridad a 2015 propuesta por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, nos permite comprender mejor lo que puede lograrse en el marco de un apoyo internacional a la acción nacional”, afirmó Guy Ryder, y agregó que “también nos muestra que la creación de empleo es una prioridad en casi todos los países”.