Novena Reunión Regional Europea

Es posible restablecer la confianza en Europa, dice la OIT

Representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 51 países miembros de la OIT en Europa y Asia Central adoptan una resolución para promover el crecimiento y trabajo en la región.

Comunicado de prensa | 11 de abril de 2013
Guy Ryder, Director General de la OIT
© Kilian Munch / ILO 2013
OSLO – La 9ª Reunión Regional Europea de la Organización Internacional Europea (OIT) adoptó la Declaración de Oslo con el objetivo de restablecer la confianza en el empleo y el crecimiento en la región.

La Declaración, que fortalece el papel de la OIT en Europa y Asia Central, está dirigida a ayudar a los países afectados por la crisis a superar sus consecuencias negativas en el plano económico, social y político, y a restaurar la confianza.

Seremos diligentes en utilizar la Declaración de Oslo para formular nuestras ideas y nuestras actividades en Europa."
Guy Ryder
“Permítanme asegurarles que seremos diligentes en utilizar la Declaración de Oslo para formular nuestras ideas y nuestras actividades en Europa”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder en su discurso de clausura. Aprovecho la ocasión para agradecer a los anfitriones noruegos por su apoyo ‘a fin de que las cosas sean hechas, y bien hechas’”.

La Declaración de Oslo, al hacer referencia al Pacto Mundial para el Empleo adoptado en 2009 por la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT (CIT) en Ginebra, hace un llamado a favor de “enfoques dirigidos a la promoción del empleo, el crecimiento y la justicia social”.

“La consolidación fiscal, las reformas estructurales y la competitividad, por una parte, y las medidas de estímulo, las inversiones en la economía real, los empleos de calidad, el aumento del crédito para las empresas, por otra, no deberían ser paradigmas opuestos”.

La Declaración pide a la OIT que preste asistencia a los países europeos y de Asia Central para formular las reformas racionales y equitativas, a través de políticas dirigidas a:

  • promover el trabajo decente y la creación de empleo, incluyendo las políticas macroeconómicas favorables al empleo, las inversiones en la economía real, un entorno propicio para las empresas,la competitividad y el desarrollo sostenible, y al mismo tiempo el respeto de los derechos fundamentales en el trabajo;
  • mejorar la calidad del empleo y reducir las diferencias de género;
  • desarrollar y mantener la confianza y la sostenibilidad empresarial, en particular de las pequeñas y medianas empresas;
  • apoyar a las personas que buscan trabajo a través de programas del mercado laboral eficaces y eficientes, en particular dirigidos a los jóvenes y a las personas mayores, y promover la participación de las mujeres en el mercado de trabajo;
  • abordar el desajuste entre las competencias que poseen los trabajadores y las que necesita el mercado laboral;
  • favorecer la implementación del Llamado a la Acción de la CIT 2012 sobre la crisis del empleo de los jóvenes;
  • incrementar las inversiones en la investigación y el desarrollo, sobre todo en las tecnologías innovadoras y la economía verde;
  • promover los sistemas de protección social adecuados y sostenibles;
  • propiciar, a todos los niveles, el diálogo social responsable y profundo entre los gobiernos, los empleadores y los trabajadores, que contribuye a la distribución equitativa, el progreso social y la estabilidad.
  • apoyar la realización plena de la Declaración de la OIT sobre la justicia social de 2008, con atención especial en los derechos fundamentales en el trabajo.

La Declaración llama a una respuesta excepcional por parte de la OIT a fin de ayudar a represar la crisis en Europa, a través de investigación, análisis y orientación de calidad, de asistencia a los miembros, intercambio de experiencias y desarrollo de la capacidad.

También hace un llamado a favor de mayores sinergias y de coherencia política con otras agencias internacionales y foros regionales, en especial el G20, el FMI, el Banco Mundial, la UE y la Comisión Económica Euroasiática.

Los países miembros de la OIT de Europa y Asia Central se reúnen cada cuatro años a fin de elaborar políticas y establecer prioridades para la región. 38 ministros y viceministros asistieron a la reunión, la cual atrajo a más de 500 participantes provenientes de 41 países de Europa y Asia Central.


Para mayor información y para solicitar entrevistas, por favor póngase en contacto con el Departamento de Comunicación e Información Pública: +4122/799-7912 o
communication@ilo.org.