Informe mundial sobre salarios 2012/2013

La diferencia salarial entre hombres y mujeres baja, pero no por las razones correctas

Un informe de la OIT afirma que los salarios de las mujeres se han acercado a los de los hombres en la mayoría de los países, pero advierte que en algunos casos esto puede significar que la situación de los hombres ha empeorado.

Noticia | 19 de diciembre de 2012
GINEBRA (Noticias de la OIT) – La diferencia salarial entre hombres y mujeres ha disminuido durante los años de la crisis en la mayoría de los países, aunque no siempre por las razones correctas, según el Informe mundial sobre salarios 2012/13 de la OIT.

“En algunos casos, esto se debe a que la situación de los hombres en el mercado laboral se ha deteriorado, mientras que la situación de las mujeres ha mejorado o ha permanecido igual”, explicó Kristen Sobeck, coautora del Informe mundial sobre salarios 2012/13.

En Estonia, por ejemplo, los cambios en la diferencia salarial entre mujeres y hombres son por lo general cíclicos: aumentan en períodos de crecimiento y disminuyen durante las fases de recesión.
La situación de los hombres en el mercado laboral se ha deteriorado, mientras que la situación de las mujeres ha mejorado o ha permanecido igual.”

Los hombres trabajaban en sectores que fueron más afectados por la crisis y también disminuyeron sus horas de trabajo, lo cual contribuyó a reducir la desigualdad salarial.

En algunos países de Medio Oriente, el número de mujeres que trabajan es bajo, si bien quienes trabajan suelen ganar más que los hombres.

En Siria, por ejemplo, sólo cerca del 13 por ciento de las mujeres eran económicamente activas en 2010 (antes de la guerra civil), pero el 74 por ciento trabajaba en el sector público, donde los salarios eran alrededor de 1,5 veces más altos que los del sector privado.

Existen muchas diferencias importantes en el mundo cuando se trata de cuánto ganan las mujeres y los hombres. Algunas veces las estadísticas varían en función de si se consideran todos los empleados a tiempo completo o a tiempo parcial.

En Noruega, la diferencia entre hombres y mujeres en términos de pago por horas es inferior cuando se trata de empleo a tiempo parcial. Esto significa que los hombres y las mujeres que tienen un empleo a tiempo parcial reciben un salario similar. Pero los hombres ganan mucho más cuando están empleados a tiempo completo.

La desigualdad salarial entre mujeres y hombres es aún más alta cuando se toman en cuenta todos los empleados, porque una proporción más grande de mujeres tiene empleos a tiempo parcial, donde la retribución por horas es inferior que en el empleo a tiempo completo.