Órgano de supervisión de la OIT

La OIT nombra a cinco países por serias violaciones de la libertad sindical

El Comité de Libertad Sindical de la OIT resaltó cinco entre 32 casos relacionados con los derechos de los empleadores y de los sindicatos en materia de asociación, de negociación colectiva y de diálogo social.

Noticia | 15 de noviembre de 2012
GINEBRA (OIT Noticias) – La OIT nombró a Argentina, Camboya, Etiopía, Fiji y Perú – de una lista de 32 casos examinados – como los más graves y más urgentes en lo que se refiere a la libertad sindical.

El Comité de Libertad Sindical de la OIT examinó los casos relacionados con los derechos de los empleadores y de los sindicatos en materia de asociación, de negociación colectiva y de diálogo social.

El órgano de supervisión de la OIT se ocupó de hechos violentos en los que murieron cuatro trabajadores y otros dos resultaron heridos en Argentina. Las muertes y las heridas de los trabajadores se produjeron en 2011 durante el desalojo de más de 500 trabajadores que demandaban viviendas decentes en la provincia de Jujuy. El Comité le pidió al Gobierno que comunicara el resultado de la investigación judicial en curso.

El Comité examinó también el homicidio de tres dirigentes sindicales, Chea Vichea, Ros Sovannareth y Hy Vuthy, en Camboya, entre 2004 y 2007. El Comité urgió firmemente al Gobierno que llevara a cabo una investigación independiente sobre los asesinatos de estos tres dirigentes sindicales, castigar las partes implicadas y poner fin al clima de impunidad en el país.

En lo que se refiere a Etiopía, el Comité deploró que, cuatro años después de su solicitud de registro, el Sindicato Nacional de Docentes aún no haya sido registrado oficialmente. Solicitó con urgencia al Gobierno que asegurara que las autoridades pertinentes registraran al sindicato, a fin de garantizar plenamente los derechos sindicales de los funcionarios, incluyendo los maestros de las escuelas públicas.

El Comité también solicitó al Gobierno de Fiji que discutiera rápidamente el regreso de una misión de contactos directos de la OIT al país. En septiembre de este año, el Gobierno de Fiji impidió que la OIT llevara a cabo una misión para verificar las quejas sobre libertad de asociación presentada por los sindicatos locales.

El Comité instó al Gobierno a emprender sin demora investigaciones independientes sobre los alegatos de agresión física, acoso e intimidación contra dirigentes y miembros de organizaciones sindicales.

El Comité también analizó el caso de Perú en relación a los alegatos del asesinato de un dirigente sindical en 2008 en enfrentamientos con la policía durante una protesta del sector minero. Como aún no ha sido posible identificar a los autores del acto, el Comité solicitó que se llevarán a cabo nuevas investigaciones para aclarar los hechos.

Por último, el órgano de supervisión de la OIT examinó las medidas adoptadas por el Gobierno de Bielorrusia a fin de implementar las recomendaciones de una comisión de encuesta de la OIT de 2004. El Comité lamentó profundamente que el Gobierno una vez más no respondiera a las recomendaciones precedentes del Comité y a los nuevos alegatos de violaciones de libertad sindical. Urgió al Gobierno a ser más cooperativo en el futuro.

El órgano de la OIT examinó otros 29 casos y notó con satisfacción que sus recomendaciones han sido puestas en práctica en los casos relacionados con la reincorporación de miembros de sindicatos en Colombia y Perú, y del registro de un sindicato en Argelia.