Normas del trabajo

Los derechos en el trabajo son indispensables para la recuperación económica, afirma el nuevo Director de la OIT

En su primera entrevista como Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder ofrece una visión general de los principales desafíos que enfrentan el mundo del trabajo y la OIT.

Noticia | 1 de octubre de 2012
GINEBRA (OIT Noticias) – Las normas internacionales del trabajo deben ser resguardadas y promovidas si queremos que el mundo se recupere de la crisis económica y del empleo, advirtió el nuevo Director General de la OIT, Guy Ryder.

En su primera entrevista desde que asumió la dirección de la OIT, Ryder reconoció que la prioridad número uno para los desempleados es encontrar un trabajo, pero agregó que la calidad del empleo también es una cuestión crucial, no sólo para los individuos sino para la economía mundial.

“Los derechos en el trabajo son indispensables para la recuperación. Pienso que no debemos dejarnos guiar por la convicción de que crear más empleos significa renunciar a las normas internacionales del trabajo”, dijo.

Ryder citó estadísticas que muestran que la mitad de los hogares pobres de Europa dependen de un solo trabajador asalariado en la familia. Esto, declaró, pone de manifiesto la importancia de crear más empleos de buena calidad.

“Las normas establecen las reglas del juego de la economía mundial y constituyen una parte muy importante de la salida de esta crisis”.

Con 200 millones de personas desempleadas en el mundo, las políticas nacionales e internacionales, afirmó Ryder, deben concentrarse en la creación de empleo como objetivo prioritario al abordar la crisis económica mundial. Pero las soluciones a la crisis deben ser negociadas y acordadas como parte del proceso de diálogo social.

“La OIT puede ser muy útil a este respecto. Cuando las personas se reúnen para encontrar soluciones que pueden resultar dolorosas, representar algún sacrificio en su nombre, están mucho más propensas a hacerlo si han participado en la búsqueda de un acuerdo que si son simplemente los destinatarios de la decisión de otros”.

“Esta crisis debe ser abordada en la escala en que se presenta, a nivel global. Debemos desarrollar soluciones globales. A fin de cuentas, no habrá soluciones nacionales sostenibles a una crisis mundial”, agregó.

Empleo juvenil

Ryder se refirió también a la situación del desempleo juvenil y dijo que los jóvenes deben recibir atención especial a fin de mejorar la crisis mundial del desempleo juvenil. En la actualidad, 75 millones de jóvenes están sin trabajo en el mundo.

“La evidencia demuestra que si un joven permanece sin empleo por un año o más al comienzo de su carrera, esto lo afectará a lo largo de toda su vida profesional. Para la mayoría de estos jóvenes no hay vuelta atrás. De manera que debemos actuar con urgencia, debemos actuar ahora y debemos concentrarnos en los jóvenes”.

Los sistemas de garantías para los jóvenes que ofrecen experiencia profesional o fortalecen la formación deben ser explorados como una de las vías posibles para abordar el problema, sugirió el Director General de la OIT.

“¿Parece costoso? ¡Es asequible! Es una inversión, no un costo. Y es una de las prioridades hacia las cuales la OIT tendrá que dirigir su atención en los próximos meses y rápidamente, porque es una emergencia”, concluyó.