Convenio 189

El histórico tratado de la OIT sobre trabajadores domésticos entrará en vigor

El Convenio de la OIT sobre los trabajadores domésticos ha sido ratificado por dos países, lo cual abre el camino a su entrada en vigor dentro de un año. El Convenio extiende los derechos fundamentales del trabajo a decenas de millones de trabajadores domésticos en el mundo.

Noticia | 5 de septiembre de 2012
GINEBRA (Noticias de la OIT) – Filipinas se ha convertido en el segundo país en ratificar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo doméstico. Esto significa que el Convenio -la primera norma mundial dirigida a los trabajadores domésticos- entrará en vigor en doce meses.

“La ratificación de hoy por parte de Filipinas envía una fuerte señal a los millones de trabajadores domésticos en el mundo, que estarán protegidos una vez que el Convenio entre en vigor. Espero que esta señal también llegue a los otros Estados miembros y que pronto veamos a más y más países asumiendo el compromiso de proteger los derechos de los trabajadores domésticos”, declaró el Director General de la OIT, Juan Somavia.

El histórico Convenio extiende el sistema de normas de la OIT a un sector que continúa estando insuficientemente reglamentado y que, en gran parte, aún pertenece a la economía informal.

Convenio 189

Los trabajadores domésticos deben tener los mismos derechos fundamentales en el trabajo que los demás trabajadores. Estos derechos incluyen:
  • horas de trabajo razonables,
  • descanso semanal de al menos 24 horas consecutivas,
  • un limite a los pagos en especie,
  • información clara sobre los términos y condiciones del empleo,
  • respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo, incluyendo la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva.
Estimaciones recientes de la OIT, basadas en estudios nacionales y/o censos realizados en 117 países, sitúa el número global de trabajadores domésticos en cerca de 53 millones. Pero debido a este tipo de trabajo, que con frecuencia es ocultado o no declarado, los expertos consideran que el número total podría llegar a los 100 millones.

En los países en desarrollo, el trabajo doméstico constituye al menos entre 4 y 12 por ciento del empleo asalariado. Alrededor de 83 por ciento de estos trabajadores son mujeres y niñas, y muchos son migrantes. A nivel mundial, los trabajadores domésticos constituyen el 3,6 por ciento del empleo asalariado.

La nueva norma cubre a todos los trabajadores domésticos y comprende medidas especiales para proteger a aquellos trabajadores que, debido a su temprana edad, nacionalidad o situación de residencia, pueden estar expuestos a riegos adicionales.

Uruguay fue el primer país que ratificó el C189, el 14 de junio de 2012.

El Convenio es un tratado internacional que es vinculante para los Estados miembros que lo ratifican, mientras que la Recomendación que lo acompaña ofrece orientación más detallada sobre cómo aplicar el Convenio.