Suu Kyi: Son necesarias inversiones y asistencia para fortalecer la democracia en Myanmar

Aung San Suu Kyi destacó los problemas del empleo juvenil, solicitó ayuda para fomentar la democracia e invitó a hacer inversiones socialmente responsables en Myanamar.

Noticia | 14 de junio de 2012
GINEBRA (Noticias de la OIT) – En una alocución histórica a la OIT, Aung San Suu Kyi hizo un llamamiento a favor de asistencia e inversiones internacionales para ayudar a construir un futuro mejor para Myanmar y destacó los problemas del desempleo juvenil.

“Las inversiones extranjeras directas que dan lugar a la creación de empleos deberían ser solicitadas. Los inversionistas deberían seguir los códigos de mejores prácticas. Los antecedentes en relación a las normas del trabajo reconocidas e nivel internacional y responsabilidad ambiental deberían ser examinados”, dijo a delegados de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) en Ginebra.

“Lo que me gustaría ver para mi país es un incremento del desarrollo favorable a la democracia. Quisiera solicitar el tipo de asistencia que fortalecería el proceso de democratización incentivando el progreso social y económico que es positivo para las reformas políticas”.

No es tanto la falta de empleo como la falta de esperanza lo que amenaza nuestro futuro."
 
Al referirse a los cambios recientes en Myanmar, Suu Kyi dijo que además de las reformas políticas “ha habido un esfuerzo considerable para producir cambios positivos en el sector económico”.

Aung San Suu Kyi también puso de manifiesto la difícil situación de los jóvenes desempleados.

“No es tanto la falta de empleo como la falta de esperanza lo que amenaza nuestro futuro. Los jóvenes desempleados pierden confianza en la sociedad que ha fracasado en brindarles la oportunidad de realizar su potencial”.

Ella destacó la necesidad de dotar a los jóvenes con las competencias necesarias para entrar en el mundo del trabajo. “La formación profesional vinculada a la creación de empleo es imperativa si queremos salvaguardar el futuro, al ofrecer a nuestros jóvenes la capacidad de manejar esa responsabilidad que un día inevitablemente caerá sobre ellos”.

En su discurso, interrumpido por fuertes aplausos, señaló lo que definió la asociación que durante muchos años ella y su partido han mantenido con la OIT.

“Hemos cooperado de la mejor manera posible con la OIT y otras organizaciones interesadas e individuos en relación al problema del trabajo forzoso y los niños soldados”.

“La Conferencia Internacional del Trabajo está a la vanguardia y es un ejemplo de inclusión. Delgados de trabajadores y empleadores así como de gobiernos que se reúnen para encontrar soluciones eficaces a los problemas complejos demuestran el valor del intercambio significativo entre los actores pertinentes”, señaló Aung San Suu Kyi.

La CIT que se llevó a cabo del 30 de mayo al 14 de junio levantó las restricciones sobre Myanmar como reconocimiento a los progresos alcanzados.

La decisión eliminó las restricciones que excluían al Gobierno de Myanmar de recibir asistencia técnica por parte de la OIT y solicitó a Myanmar que informara sobre los progresos en el plazo de un año.

El Gobierno de Myanmar y la OIT acordaron una estrategia conjunta para eliminar el trabajo forzoso en el país. El Gobierno reconoce la necesidad de emprender acciones inmediatas en el marco de esta estrategia con miras a implementarla antes de la fecha programada de 2015.

Después de su vista a Ginebra, Aung San Suu Kyi se dirigirá a Noruega, Gran Bretaña, Irlanda y Francia.

Ella es la Presidenta de la Liga Nacional para la Democracia (LND) y miembro del Parlamento en Myanmar, antes conocido como Birmania.