Intensificar la lucha contra el trabajo infantil

Comunicado de prensa | 11 de junio de 2012
GINEBRA (Noticias de la OIT) – Aún persiste una gran disparidad entre la ratificación de los convenios sobre trabajo infantil y las acciones que los gobiernos emprenden para enfrentar el problema, sostiene la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un informe realizado en ocasión del décimo aniversario del Día mundial contra el trabajo infantil.

“No hay lugar para la complacencia cuando 215 millones de niños siguen trabajando para sobrevivir y más de la mitad de ellos están expuestos a las peores formas de trabajo infantil, incluyendo la esclavitud y la participación en conflictos armados. No podemos permitir que la erradicación del trabajo infantil retroceda en las prioridades de la agenda de desarrollo, todos los países deberían esforzarse para alcanzar este objetivo, individualmente y colectivamente”, declaró el Director General de la OIT, Juan Somavia.

Las nuevas estimaciones publicadas el 1 de junio muestran que unos 5 millones de niños están atrapados en trabajo forzoso, esto incluye condiciones como explotación comercial con fines sexuales y servidumbre por deudas, y se piensa que esta cifra sea subestimada .

Los Convenios sobre trabajo infantil de la OIT 138 en relación a la edad mínima de admisión al empleo y 182 sobre las peores formas de trabajo infantil se encuentran entre los Convenios de la OIT que han recibido un mayor número de ratificaciones. De los 185 Estados miembros de la OIT, 88 por ciento ha ratificado el primero y 95,1 por ciento el segundo. El objetivo es alcanzar la ratificación universal para 2015.

No hay lugar para la complacencia cuando 215 millones de niños siguen trabajando para sobrevivir (...) ”
Juan Somavia
Sin embargo, de acuerdo con un nuevo informe titulado Combatir el trabajo infantil: del compromiso a la acción, los progresos en la reducción del trabajo infantil con frecuencia han sido eclipsados por la incapacidad de traducir los compromisos en la práctica”.

La mayor disparidad entre compromiso y acción se encuentra en la economía informal, donde tiene lugar la gran parte de las violaciones de los derechos fundamentales del trabajo, señala el informe. Los niños en las zonas rurales y agrícolas, así como los hijos de los trabajadores migrantes y de las poblaciones indígenas, son los más vulnerables a ser víctimas de trabajo infantil.

La OIT indica también que son relativamente pocos los casos de trabajo infantil que llegan a los tribunales nacionales. Las sanciones por violaciones son con frecuencia demasiado débiles para ser suficientemente disuasivas contra la explotación de los niños. Esto significa que es necesario fortalecer los órganos judiciales y las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley a nivel nacional, junto a los programas de protección de las víctimas.

Si bien es necesario hacer mucho más, el documento de la OIT reconoce los importantes progresos alcanzados en un número de países a fin de mejorar la ley y la práctica. Esto incluye:
  • La lista de países que establecen planes nacionales para combatir el trabajo infantil, es cada vez más larga.
  • Numerosas nuevas prohibiciones legislativas dirigidas a identificar y prevenir el trabajo peligroso para los niños.
  • Más legislaciones son adoptadas contra la prostitución y la pornografía de los niños.
  • Un incremento considerable en la cooperación internacional y asistencia mutua entre los Estados miembros, sobre todo en lo que se refiere a la trata.
“Deberíamos además basarnos en las políticas y programas nacionales vigentes y aprender de ellos para garantizar una acción eficaz contra el trabajo infantil en todas las regiones del mundo”, dijo el Director General de la OIT. Juan Somavia, y agregó: “Trabajo decente para los padres, y educación para los niños son elementos indispensables de las estrategias dirigidas a la eliminación del trabajo infantil. Redoblemos nuestros esfuerzos y avancemos en la Hoja de ruta adoptada en la Haya en 2010 para eliminar las peores formas de trabajo infantil para 2016”.
Los Convenios de la OIT tienen por objetivo proteger a los niños de la exposición al trabajo infantil. Junto a otros instrumentos internacionales en materia de derechos del hombre, de los niños y de los trabajadores, ofrecen un marco esencial para las legislaciones, las políticas y las acciones contra el trabajo infantil.

Nota para los editores

  • El Día mundial contra el trabajo infantil, que se celebra cada año el 12 de junio, es el principal evento anual de sensibilización dedicado al trabajo infantil. En 2012, el tema es “Derechos humanos y justicia social ... erradiquemos el trabajo infantil”. Se realizarán eventos en más de 50 países que involucran a gobiernos, empleadores, trabajadores, las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil. Las iniciativas abarcan desde debates de alto nivel, eventos mediáticos, campañas de sensibilización y manifestaciones culturales.
     
  • Para más información o para programar entrevistas con los expertos en trabajo infantil, por favor póngase en contacto con el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT: +4122/799-6164 ó +4176/771-3085 (inglés), +4122/799-7037 ó +4176/371-1252 (inglés y español), o +4122/799-6618 ó +4176/717-3647 (inglés y francés) o a través del correo electrónico: ipec@ilo.org


La Nota de políticas se basa en dos Informes que están siendo considerados por la Conferencia Internacional de la OIT 2012, Principios y derechos fundamentales en el trabajo: Del compromiso a la acción (Discusión recurrente en el marco de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa y con arreglo al seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo) y OIT: Dar un rostro humano a la globalización, Estudio general sobre los convenios fundamentales relativos a los derechos en el trabajo a la luz de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa, 2008 , Informe de la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones, Informe III (Parte 1B), CIT, 101.a reunión, Ginebra, 2012.