Convenio Internacional sobre el trabajo marítimo

España – a cargo de la presidencia rotativa de la Unión Europea – se convierte en el primer país de la UE en ratificar el Convenio sobre el trabajo marítimo de la OIT

España, que actualmente ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea, se ha convertido en el primer país miembro de la UE en ratificar el Convenio Internacional sobre el trabajo marítimo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 2006, lo cual representa un paso fundamental para la entrada en vigor de esta nueva y exhaustiva “carta de derechos” para la gente de mar.

Comunicado de prensa | 5 de febrero de 2010

GINEBRA (Noticias de la OIT) – España, que actualmente ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea, se ha convertido en el primer país miembro de la UE en ratificar el Convenio Internacional sobre el trabajo marítimo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 2006, lo cual representa un paso fundamental para la entrada en vigor de esta nueva y exhaustiva “carta de derechos” para la gente de mar.

Este importante Convenio sobre el trabajo marítimo, algunas veces llamado “super convenio”, fue adoptado por la 94a reunión (marítima) de la Conferencia Internacional del Trabajo, que tuvo lugar en Ginebra en febrero de 2006. Al ratificar el MLC, 2006, España implementó una Decisión del Consejo de la Unión Europea de 2007, que autoriza a los países miembros a ratificarlo en interés de la Comunidad Europea y los invita a hacerlo antes del 31 de diciembre de 2010. La iniciativa de España es especialmente significativa porque es la primera ratificación de un país miembro de la UE en lo que va del 2010, que no sólo es el Año Internacional de la Gente de Mar sino también el año en el que se espera que todos los países miembros de la UE ratifiquen este Convenio.

De esta manera, España se ha convertido en el séptimo país en ratificar el Convenio y se une al grupo que comprende los principales cuatro Estados de abanderamiento. Las Bahamas, Liberia, la República de las Islas Marshall, Noruega, Panamá y, más recientemente en enero 2010, Bosnia y Herzegovina, un país con un creciente interés marítimo, ya lo han ratificado.

La ratificación de España refleja su compromiso de larga data con la OIT, su apoyo a las Normas Internacionales del Trabajo y a la importancia del Trabajo Decente. Con 132 Convenios ratificados, entre los cuales 27 pertenecen al sector marítimo, España se destaca como el País miembro de la OIT con el mayor número de Convenios ratificados.

Con su larga tradición marítima, y como importante Estado de abanderamiento y país con cerca de 10.000 marinos activos, España se ha esforzado de manera sistemática por establecer condiciones de trabajo decentes en sus buques, a través del apoyo a las Normas Internacionales del Trabajo y de su papel como importante Estado rector de puerto. Por ejemplo, su “Instituto Social de la Marina”, ofrece excelentes servicios para la gente de mar, incluyendo centros de asistencia social, tanto a bordo de los buques como en tierra (Nota 1).

El Director General del OIT, Juan Somavia, dijo: “Esta ratificación por parte de España pone en evidencia su compromiso para garantizar condiciones de trabajo decente para la gente de mar en los buques de bandera española. Al servir de ejemplo a otros países de la Unión Europea, su ratificación significa además un paso importante hacia la entrada en vigor de este Convenio clave.”

Uno de los dos requisitos para que el MLC, 2006 entre en vigor (que las ratificaciones abarquen el 33 por ciento del arqueo bruto de la flota mercante mundial) se alcanzó hace aproximadamente un año. Luego de las ratificaciones de España y Bosnia y Herzegovina, los marinos de cerca del 45 por ciento de la flota mundial por tonelaje bruto están ahora protegidos.

La ratificación de España como destacado Estado marítimo de la UE representa un paso significativo hacia el logro del segundo requisito: la ratificación por parte de 30 países. El progreso que se viene dando en muchos otros países indica que el número de ratificaciones necesarias para la entrada en vigor será alcanzado, como se espera, para el quinto aniversario del Convenio, es decir, en los primeros meses de 2011.

El MLC, 2006 tiene como objetivo proteger a los aproximadamente 1,2 millones gente de mar que existen en el mundo. Como tal, el MLC, 2006 tiene en cuenta la realidad –siempre cambiante- y las necesidades de una industria que maneja el 90 por ciento del comercio internacional. Además, establece una “carta de derechos” para la gente de mar y está destinado a convertirse en el “cuarto pilar” del régimen regulatorio internacional del transporte marítimo, al complementar los principales Convenios de la Organización Marítima Internacional (OMI) sobre protección del medio ambiente y seguridad de los buques. Este Convenio establece las condiciones mínimas de trabajo para la gente de mar en buques y contiene disposiciones sobre condiciones de empleo, horas de trabajo y descanso, alojamiento, instalaciones de esparcimiento, alimentación y servicio de fonda, protección de la salud, atención médica, bienestar y protección social.

Es importante destacar que el MLC, 2006 establece fuertes mecanismos de cumplimiento y aplicación basados en la inspección por parte del Estado de abanderamiento y la certificación de las condiciones de trabajo y vida de la gente de mar. Esto a su vez se ve apoyado por las inspecciones de los buques por parte del Estado rector del puerto con el objetivo de garantizar el cumplimiento del Convenio entre una y otra inspección. El MLC, 2006 contiene además disposiciones que le permiten actualizarse en relación a las necesidades de la industria y ayudar a garantizar su aplicación y control universal.


Nota 1 - Luego de la temprana ratificación de los Convenios de la OIT relativos a la salud y protección social de los marinos, España construyó dos barcos para velar por el bienestar de los marinos (Esperanza del Mar, que opera desde las Islas Canarias, y Juan de la Cosa, que opera desde el norte).