La reactivación de la economía no genera suficiente trabajo decente en África: Gobiernos, empleadores y trabajadores discutirán sobre una nueva cartera de políticas para reducir la pobreza y generar trabajo decente

Gobiernos, empleadores y trabajadores discutirán sobre una nueva "cartera de políticas" para reducir la pobreza y generar trabajo decente.

Comunicado de prensa | 23 de abril de 2007

ADDIS ABABA, Etiopía (Noticias de la OIT) – El crecimiento económico generalizado y el aumento de la productividad en África no han logrado reducir el creciente número de desempleados y trabajadores pobres en la región, dice un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Nuevas estimaciones que serán difundidas en la 11ª Reunión Regional Africana de la OIT, convocada en esta ciudad entre el 24 y el 27 de abril, indican que las economías del continente deberían crear unos 11 millones de nuevos empleos cada año para conseguir bajar la tasa de desempleo hasta emparejarla con el promedio mundial. Al mismo tiempo, se planteó que a pesar de un leve descenso en la tasa porcentual de los trabajadores pobres, su número aumentará en más de 50 millones hasta 2015.

Estos y otros desafíos figuran en forma destacada en la agenda de la reunión de la OIT que congrega cada cuatro años a trabajadores, empleadores y gobiernos provenientes de 53 Estados miembros de África del Norte y África Subsahariana. Este año se esperan más de 300 participantes, incluyendo a Jefes de Estado y de Gobierno.

"El crecimiento económico no crea en forma automática los empleos necesarios, y la generación de nuevos empleos tampoco garantiza la reducción de la pobreza", dice el Director General de la OIT, Juan Somavia, en el informe que presentará a la reunión, "El programa de trabajo decente en África" (Nota 1).

"Las políticas y estrategias para reducir en forma efectiva la pobreza deben ser diseñadas y coordinadas de manera tal que los pobres puedan aprovechar las ventajas de las oportunidades de empleo generadas por el crecimiento, superando la pobreza de sus ingresos y la inseguridad, y ejerciendo sus derechos", agrega.

A pesar de los problemas para la recolección de estadísticas, la OIT ha estimado que la tasa de desempleo en África llega en este momento a 10,3 por ciento, por encima del promedio mundial de 6,3 por ciento en 2006.

Durante los últimos tres años la región ha registrado una mejoría en las tasas de crecimiento económico, pero esto no se ha reflejado en la creación de empleos, que aumentan a un ritmo de sólo 8,6 millones de puestos anuales. Para reducir la tasa de desempleo de África al promedio mundial de 6,3 por ciento en 2015, sería necesario incrementar el número de empleos en 11 millones por año. (Hasta 2015 se extiende el plazo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio con los cuales se busca reducir la pobreza a la mitad).

La OIT también dice que si bien la tasa porcentual de pobres que trabajan pero aún así viven con menos de 2 dólares por persona en sus hogares se reducirá desde ahora al 2015 de 78,6 por ciento a 76,4 por ciento, su número aumentará dramáticamente, de 260,3 millones a 316,7 millones de personas. Al mismo tiempo la tasa porcentual de trabajadores pobres que viven con menos de 1 dólar por persona bajará de 46,2 a 44,1 por ciento, pero su número aumentará de 152,8 a 182,9 millones (Nota 2).

La región también enfrenta otros desafíos:

  • El VIH/SIDA está diezmando los mercados laborales. Se estima que en 2005 estaban viviendo con VIH/SIDA nueve millones de hombres y unas siete millones de mujeres en edad de trabajar (15 a 64 años) que forman parte de la fuerza laboral. Representan casi las dos terceras partes de los 24,6 millones de integrantes de la fuerza laboral mundial que viven con VIH/SIDA.
  • En la mayoría de los mercados de trabajo de África las oportunidades para las mujeres y los jóvenes son limitadas. Los jóvenes tienen tres veces más posibilidades de estar desempleados que los mayores de 25 años, mientras que la mayor parte de las mujeres aún trabajan en la economía de subsistencia en el campo.
  • El trabajo infantil es un desafío de grandes dimensiones para muchos países. A pesar que la tasa de niños entre 5 y 14 años que son económicamente activos bajo de 29 por ciento en 2000 a 26 por ciento en 2004, su número aumento de 48 millones a 49,3 millones en el mismo lapso, debido al aumento de población.

El informe para la Reunión Regional también contiene una "cartera de políticas" para su consideración en la discusión sobre cómo hacer realidad el trabajo decente en África. Se abordan cuatro retos fundamentales: asegurar que el crecimiento económico genere trabajo para todos, garantizar que los derechos laborales sean efectivamente ejercidos y respetados, extender la cobertura y mejorar la calidad de la protección social, y promover la buena gobernanza junto con el diálogo social.

"Si queremos reducir la pobreza a la mitad para 2015 será necesario contar con una estrategia de crecimiento centrada en el empleo", dice el informe, y agrega que debería haber "mayor énfasis en las políticas para abordar el fracaso de los mercados laborales africanos en la generación de más empleos que sean mejor remunerados para mujeres y hombres, y en especial para lograr que el crecimiento económico beneficie a los pobres y favorezca el empleo; aprovechamiento del potencial de la globalización para crear trabajo decente; transformación de las economías rurales para reducir el subempleo y la pobreza; medidas para enfrentar el desempleo juvenil; y facilidades para que el sector privado pueda invertir y generar empleo" (Nota 3).

La OIT realiza reuniones regionales en África y en otras regiones del mundo cada cuatro años, con el fin de enfrentar los desafíos y problemas del mundo del trabajo y revisar las actividades realizadas por la Organización. En esta ocasión los delegados también recibirán un informe sobre las actividades de la OIT en África durante los últimos cuatro años. La OIT es una Organización tripartita, y sus reuniones cuentan con la asistencia de delegados con derecho a voto de gobiernos, empleadores y trabajadores.


Nota 1 - El programa de trabajo decente en África, The Decent Work Agenda in Africa: 2007–2015, 11ª Reunión Regional Africana, Informe del Director General, Addis Abeba, abril de 2007.

Nota 2 - Tendencias del empleo en África, African Employment Trends, Oficina Internacional del Trabajo, Abril de 2007, tabla 2.7, pág. 16. (El nuevo informe sobre las tendencias del empleo en África es uno de los principales documentos a ser discutidos en la conferencia regional. Es la primera vez que la OIT realiza un análisis de la situación actual del empleo en la región.)

Nota 3 - Para una información más detallada sobre la cartera de políticas, ver “The Decent Work Agenda for Africa 2007-2015”, Parte 11, pág. 31.