Comienza Decimosexta Reunión Regional Americana de la OIT en Brasilia Déficit de empleo formal afecta a 126 millones de latinoamericanos OIT propone una Agenda Hemisférica para generar trabajo decente

América Latina tiene un déficit de empleo formal que afecta a 126 millones de personas, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia, al comienzo de una reunión regional en la cual presentará una Agenda Hemisférica con recomendaciones para generar trabajo decente durante la próxima década.

Comunicado de prensa | 2 de mayo de 2006

BRASILIA (Noticias de la OIT) - América Latina tiene un déficit de empleo formal que afecta a 126 millones de personas, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia, al comienzo de una reunión regional en la cual presentará una Agenda Hemisférica con recomendaciones para generar trabajo decente durante la próxima década.

"La generación de trabajo decente es un objetivo político, porque repercute sobre la lucha contra la pobreza, la gobernabilidad de las democracias y la seguridad hemisférica", como quedó establecido en la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, dijo Somavia.

La Decimosexta Reunión Regional Americana ( Nota 1) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) convoca a delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores de los países de América, con el fin de analizar políticas específicas para abordar los principales desafíos de la región en materia laboral.

La inauguración oficial de la Reunión Regional Americana será este miércoles en el Centro de Convenciones de Brasilia. Los delegados discutirán el contenido de la Agenda Hemisférica durante una serie de sesiones plenarias que se extenderán hasta el viernes 5, cuando concluye el encuentro.

"Debemos responder con medidas concretas a las aspiraciones de nuestras ciudadanas y ciudadanos de un trabajo decente, porque eso es lo que expresan en cada elección y esperan de las democracias", planteó Somavia.

En América Latina hay 23 millones de personas en condición de desempleo abierto y 103 millones que trabajan en la informalidad, con lo cual el déficit de empleo formal afecta a 126 millones de personas. Este número equivale a más de la mitad (53%) de la Población Económicamente Activa (PEA) de la región, representada por 239 millones de personas.

El documento Trabajo decente en las Américas: una agenda hemisférica, 2006-2015 ( Note 2), presentado en Brasilia por el Director General de la OIT a los delegados de las Américas, añade que este déficit de trabajo formal podría aumentar a 158 millones de personas en 2015 si no se adoptan medidas para generar más y mejores empleos.

El desafío también está pendiente en el Caribe, dice el documento, donde la situación es "especialmente compleja" debido a la vulnerabilidad de sus economías, que "limita severamente su capacidad para el desarrollo económico y social".

La Agenda Hemisférica propone a los países del continente un plan de trabajo para el período 2006-2015, con recomendaciones de políticas generales y específicas, incluyendo una serie de metas concretas que podrían ser consideradas y adaptadas a las particularidades de cada país.

Uno de los objetivos presentados en la Agenda es el de avanzar hacia el logro de un crecimiento económico más dinámico y rico en empleos, pues en la actualidad sus beneficios no repercuten con la fuerza esperada sobre los mercados laborales.

Pero al mismo tiempo se destaca que "no es posible esperar que sólo el crecimiento promueva el empleo para quienes más lo necesitan y reduzca la pobreza extrema en la región". Somavia planteó que "es necesario incorporar explícitamente el objetivo de generación de trabajo decente en las estrategias nacionales de desarrollo", incluyendo la generación de políticas laborales específicas.

Para ello, la existencia de una legislación y una atmósfera favorable a la inversión y la creación de empresas es fundamental para fomentar la productividad y competitividad de los países, afirma la OIT.

Además destacó la importancia del diálogo social entre gobiernos, empleadores y trabajadores como un factor clave para "delinear políticas públicas sostenibles" adecuadas a las realidades de cada uno de los países.

La Agenda presentada a los países de la OIT considera cuatro desafíos principales: 1) que el crecimiento económico sea promotor de empleo para todos; 2) que los derechos laborales se cumplan y se apliquen de manera efectiva; 3) que se adopten nuevos mecanismos de protección social adecuados a la realidad actual, y 4) que, por esa vía, se combata la exclusión social.

Algunos otros desafíos planteados en la Agenda hemisférica son:

  • Será necesaria una tasa de crecimiento sostenido de 5,5% anual como promedio en la región para evitar el aumento del empleo informal y del desempleo.
  • Las desigualdades de género persisten: la tasa de desempleo de las mujeres es 40% más alta que la masculina, y sus ingresos mensuales son 66% más bajos. Hay que aplicar medidas que aceleren la reducción de esa brecha.
  • En la región hay 1,3 millones de trabajadores forzosos, 10,7% del total mundial. Hoy se conocen las cifras de este flagelo. Es necesario atacarlo con urgencia.
  • A pesar de los esfuerzos de los países de la región, el trabajo infantil continúa siendo una lacra social que es indispensable eliminar.
  • Hay unos 57 millones de jóvenes entre 15 y 24 años que trabajan o desean trabajar, de los cuales 9,5 millones están desempleados. Representan 42% de todos los desempleados de la región. Abrir oportunidades de empleo para los jóvenes es el punto de partida obligado para aliviar las tensiones y la desesperanza de las nuevas generaciones.
  • Se estima que más de 20 millones de latinoamericanos y caribeños viven fuera de su país de nacimiento, una situación que tiene impactos directos sobre los mercados de trabajo de la región y la vida de los emigrantes en los países donde trabajan. Los países de la región deben abordar unidos este espinoso tema.
"Debido a su impacto en la cohesión social, en la estabilidad de los regímenes democráticos y en la seguridad, el trabajo decente debe estar en el corazón de las estrategias nacionales", agregó el Director General de la OIT.

Las reuniones regionales de la OIT en las Américas y en otras zonas del mundo se realizan cada cuatro años, y tienen como objetivo abordar desafíos y problemas relacionados con el mundo del trabajo, y revisar las actividades de la OIT.

Durante la Decimosexta Reunión Regional Americana los delegados también conocerán un informe sobre Actividades de la OIT en las Américas durante los últimos cuatro años.

La OIT es una organización de carácter tripartito y en sus reuniones participan delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores, todos ellos con derecho a voto.

En forma paralela, el 4 de mayo está prevista la presentación en Brasilia del segundo Informe Global sobre Trabajo Infantil y el 6 de mayo se realizará en esta misma ciudad una actividad especial sobre VIH/SIDA en el lugar de trabajo. La OIT preside en este momento el Comité de Organizaciones Copatrocinadoras de ONUSIDA.


Nota 1

Nota 2 - Trabajo Decente en las Américas: una agenda hemisférica, 2006-2015, Informe del Director General, Décimosexta Cumbre Regional Americana, Brasilia, Mayo 2006.