Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Fondo Visión Zero

En Myanmar, los cultivadores de jengibre reciben formación sobre prácticas más seguras y saludables

Un grupo de 35 cultivadores de jengibre y funcionarios públicos del estado Shan de Myanmar participaron a una semana de formación con el objetivo de reducir los riesgos relacionados con el lugar de trabajo y mejorar sus prácticas agrícolas.

Reportaje | 6 de julio de 2018
AUNG BAN (OIT Noticias) – En Myanmar, los agricultores que trabajan en las colinas del estado Shan están expuestos a un número de riesgos profesionales que con frecuencia producen lesiones duraderas con consecuencias terribles.

Trabajan muchas horas bajo el ardiente sol, pero los agricultores pocas veces se protegen de los numerosos riesgos a los cuales están expuestos en las colinas. Dolores musculares, cansancio y problemas respiratorios son sólo algunos de los síntomas que describieron.

Para maximizar la cosecha, algunos agricultores de Myanmar además tienden a utilizar herbicidas y pesticidas, sin poseer los conocimientos necesarios sobre el uso de estas substancias – que si non son utilizadas indebidamente – pueden causar daños no sólo a los mismos agricultores, sino también a sus familias y, en última instancia, a los consumidores de sus productos.

El jengibre es uno de los principales productos del estado Shan. Según el Departamento de Comercio de Myanmar, la producción anual alcanza cerca de 60.000 toneladas, lo cual representa un gran potencial para los mercados nacionales e internacionales. Su cadena de suministro involucra a un gran número de actores, cada uno de ellos tiene un papel que desempeñar para hacer que esta cadena sea más sana y segura.

El Fondo Visión Zero de la OIT en Myanmar está implementando su Fase II dirigida a proporcionar a los agricultores de jengibre información sobre el uso seguro de los productos químicos utilizados en la agricultura y otros conocimientos sobre seguridad y salud en el trabajo (SST) que pueden contribuir a mejorar sus condiciones de trabajo, así como empoderar a las partes interesadas del gobierno, incluido el Departamento de Agricultura.

Reunidos en Aung Ban, en el estado Shan, un importante centro comercial que suministra productos agrícolas al resto de Myanmar y a los mercados de exportación, el grupo de 35 agricultores y los funcionarios públicos del Ministerio de Agricultura y del Ministerio de Comercio, participaron a un curso de cinco días formación con formadores de la OIT sobre buenas prácticas agrícolas (BPA) y enfoques prácticos para mejorar la seguridad y la salud y las condiciones de trabajo en la agricultura (WIND).

La metodología WIND de la OIT fue adaptada para tratar los riesgos identificados durante las evaluaciones del Fondo Visión Zero, abarcando temas como los conceptos y los conocimientos básicos en materia de SST, el almacenamiento y el manejo de materiales, el uso seguro de herramientas e insumos, el ambiente de trabajo y las instalaciones de bienestar.

El componente principal de la formación BPA de la OIT aplica muchos de los conceptos de WIND en el proceso de certificación global de Buenas Prácticas Agrícolas. Esta formación abordó los puntos de control críticos relacionados con la seguridad y salud en el trabajo al relacionar los conceptos sobre SST a la gestión de los suelos, la protección de las plantas, el bienestar de los trabajadores y el uso seguro de los agroquímicos.

Después de cuatro días de formación teórica, el grupo de agricultores tuvo la oportunidad de presentar los principales componentes de la formación. Este ejercicio no sólo puso a prueba sus conocimientos recién adquiridos, además les permitió practicar para la formación que ellos impartirán en sus comunidades.

Los agricultores también participaron en un ejercicio práctico de evaluación de riesgos donde tenían que encontrar los peligros en una plantación de jengibre y plantear soluciones y conductas correctas para reducirlos.

A través de los recién formados agricultores, quienes deberían formar a los miembros de sus comunidades, el proyecto Fondo Visión Cero de la OIT, aspira a alcanzar a una población de alrededor de 4.500 agricultores en seis municipios del meridional estado Shan.