Nuestro impacto, sus historias

Comunicación y Cooperación, las dos C del éxito

La plena participación y los mecanismos eficaces de comunicación pueden desarrollar el potencial de los trabajadores de primera línea y mejorar la productividad. Una empresa china que participa en el programa SCORE de la OIT es un buen ejemplo de los beneficios de la inclusión en el lugar de trabajo.

Reportaje | Beijing, China | 4 de abril de 2018
BEIJING (OIT Noticias) – En la entrada principal de la empresa, Bai Xiang fijó una lista de las propuestas de mejoras sugeridas por sus colegas. Él es secretario del Equipo de Mejoramiento Empresarial (EME) en Comens New Material una empresa que fabrica adhesivos. En sólo dos meses, el número de estas propuestas aumentó de manera exponencial, de 11 a 58. Todo comenzó con el programa Promoción de empresas competitivas y responsables (SCORE) de la OIT.

En China, el programa SCORE es dirigido conjuntamente por la OIT y la Administración pública a cargo de la seguridad en el trabajo (una agencia china para la seguridad y la salud en el trabajo). SCORE facilita la formación práctica y ofrece asesoramiento en la fábrica a fin de mejorar la productividad y las condiciones de trabajo en las pequeñas y medianas empresas. La empresa donde trabaja Bai Xiang, Comens New Material, es una de las que participan en el programa SCORE. Fundada en 1999, Comens fabrica adhesivos. Desde abril 2011, está cotizada en el índice ChiNext de la Bolsa de Valores de ShenZhen y obtuvo todas las certificaciones oficiales en materia de calidad, seguridad y gestión.

Sin embargo, a partir de 2011, los esfuerzos de Comens dirigidos a mejorar la gestión se debilitaron. A fin de mejorar sus propios procesos, la empresa participó en el programa SCORE. Wu Zhengli, formador de SCORE explicó: “SCORE contribuye a crear una cultura corporativa, basada en la inclusión y de participación de los trabajadores.”

Los mecanismos de comunicación bidireccional

El programa SCORE tiene cinco módulos: la cooperación en el lugar de trabajo, la gestión de la calidad, la producción más limpia, la gestión de los recursos humanos y la seguridad y la salud en el trabajo. La cooperación en el lugar de trabajo es el primer módulo y la base del proyecto. Contribuye a instaurar el respeto, la confianza y la comunicación en el lugar de trabajo. Al hacer esto, une a los trabajadores en torno a objetivos comunes e involucra a todo el personal en el esfuerzo de mejorar la empresa.

SCORE contribuye a crear una cultura corporativa, basada en la inclusión y de participación de los trabajadores.
Como lo exige el primer módulo, Comens creó un Equipo de Mejoramiento Empresarial (EME) que comprende a seis trabajadores y cinco directores. Bai Xiang fue nombrado secretario. El EME se reúne todas las semanas a fin de discutir los problemas relacionados con la seguridad y salud en el trabajo, la gestión de la calidad, y la cooperación en el lugar de trabajo. Los trabajadores primero presentan sus propuestas sobre cómo solucionar los problemas planteados y después los directores proporcionan los recursos para poner en práctica estas propuestas. Esta forma de comunicación directa entre los trabajadores y la dirección nunca antes había existido.

“En general, las propuestas [de los trabajadores] son simples, fáciles de aplicar y de bajo costo”, explicó Bai Xiang. “La gestión global de nuestra empresa mejoró inmediatamente después de la adopción de estas propuestas.” Agregó que estas propuestas públicas estimulan a los trabajadores a expresar sus ideas y a participar en la mejora del rendimiento de la empresa.

Jian Xuebing, un empleado del departamento de mantenimiento, recordó que a la primera reunión del EME asistieron muchos directores y todos “se sintieron un poco incómodos y fuera de lugar”. Además, él dudaba de que sus propuestas serían implementadas. Sin embargo, poco después de la reunión, muchas de sus propuestas fueron adoptadas, solucionando numerosos problemas que existían en la empresa. Él explicó: “Siento que puedo expresarme mejor para defender mis intereses y los de la empresa.”

Este sentimiento es compartido por el formador SCORE, Wu Zhengli: “Uno de los principales problemas en la empresa era la falta de comunicación. Ahora que se ha establecido un canal, los trabajadores que enfrentan problemas como los desperdicios, las competencias técnicas, las condiciones de trabajo y el ambiente de trabajo, entre otros, están más motivados a mencionarlos junto a las propuestas para abordarlos.”

Una persona, una propuesta

Además de las reuniones semanales del EME, Comens introdujo también la ‘política una persona, una propuesta’. La empresa estimula a todos los empleados a identificar los problemas en el lugar de trabajo y a aportar soluciones. Cada mes, Bai Xiang recoge todas las propuestas y las clasifica según su factibilidad, creatividad e impacto. La ‘mejor’ propuesta es premiada.

Xing Hongwei, un técnico de laboratorio, sugirió limitar el volumen de reactivos utilizados en los procesos de muestreo, evitando así producir una cantidad significativa de residuos. La empresa adoptó esta sugerencia que le permite ahorrar hasta 3.000 yuanes al año. Huang Jilei, quien trabaja en la línea de producción, sugirió marcar el equipo de producción a fin de prevenir errores durante el proceso de producción. La solución fue tan simple como dibujar círculos rojos, verdes y amarillos en las válvulas.

Tanto la administración como los trabajadores de Comens perciben ahora los beneficios de colaborar con el programa SCORE. Como declaró Jiang Xuebing. “La política ‘una persona, una propuesta’ nos ha motivado a participar de manera más activa en la gestión de la empresa porque pensamos que nuestra propuesta aportará mejoras.” Zhang Meng, director de seguridad, concluyó: “Solíamos tener dificultades para descubrir dónde estaban los problemas, pero ahora todos están motivados no sólo a notificar los problemas, sino también a resolverlos.”

Para más información, por favor póngase en contacto con:

Xubiao Zhang, Director del proyecto de la OIT, SCORE China: zhangxubiao@ilo.org