Nuestro impacto, sus historias

Filipinas: Mejora la inspección del trabajo, aumenta el cumplimiento de la legislación laboral

La inspección del trabajo significa más que simplemente visitar los lugares de trabajo. Con el apoyo de la OIT, Filipinas ha puesto en práctica reformas de la inspección laboral y elaborado herramientas que pueden producir un verdadero cambio en la vida de los trabajadores y de los empleadores.

Artículo | 7 de febrero de 2018
Por Minette Rimando, Oficina de la OIT en Filipinas

MANILA, Filipinas (OIT Noticias) – Hace más de una década, Elmer Riconalla, 53 años, dio un vuelco a su vida profesional, de ingeniero eléctrico a inspector del trabajo en el Departamento de Trabajo y Empleo (DOLE). Desde entonces nunca se ha arrepentido de esa decisión. O casi nunca.

“Muchos trabajadores vienen a solicitar asistencia para obtener sus prestaciones, algunas de las cuales están por debajo de las normas mínimas. Otros tienen problemas con su contrato de trabajo o con las relaciones profesionales. Nosotros les ofrecemos asesoramiento sobre sus derechos y responsabilidades”, explicó Elmer Riconalla.

Pero hay días más difíciles. En algunas ocasiones le niegan el acceso a un lugar de trabajo y cuando se traslada a las zonas afectadas por los conflictos, puede recibir amenazas. Una vez, le apuntaron una pistola durante una inspección del trabajo. Sin embargo, nunca ha pensado regresar a su profesión anterior.

Lilian Solis, funcionaria del trabajo en la ciudad de Butuan, también enfrenta una serie de desafíos. A pesar de ello, está feliz de constatar avances en la conformidad con las normas y en el respeto de los derechos en el trabajo. Lilian Solis se incorporó a DOLE hace 18 años, más de la mitad del tiempo como inspectora del trabajo. A ella también le han impedido entrar en lugares de trabajo y con frecuencia tiene que viajar hacia regiones remotas afectadas por los conflictos. Además la han intentado sobornar.

“Queremos cambiar la percepción que se tiene sobre los inspectores del trabajo. Nuestra labor es proteger a los trabajadores y a los empleadores en calidad de socios. Queremos proteger los derechos y los deberes de ambas partes a fin de garantizar un equilibrio y ayudar a los empleadores a crear empleos decentes”, explicó.

En la actualidad, existen 574 inspectores del trabajo que cubren 906.344 establecimientos. Una auditoría técnica sobre inspección laboral realizada por la OIT en Filipinas señaló la necesidad de incrementar el número de inspectores del trabajo y de reforzar su capacidad. Los empleadores y los trabajadores también deberían participar en el proceso a fin de garantizar la calidad de las inspecciones.

“Estamos mejorando el sistema. También estamos reforzando la formación sobre seguridad y salud en el trabajo. Estamos incorporando expertos, y la OIT está en primera línea. Deseamos tener un sistema de inspección laboral verdaderamente competente que proporcione información actualizada. La OIT colabora con nosotros en el desarrollo de las competencias de los inspectores del trabajo”, declaró Teresita Cucueco, Directora de la Oficina de Condiciones de Trabajo de DOLE.

De documentos en papel a aplicaciones web

Desde 2015, un proyecto de la OIT financiado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, ha ofrecido asistencia a DOLE para implementar las reformas de la inspección laboral y reforzar las capacidades de la inspección del trabajo de Filipinas.

El proyecto tiene el objetivo de mejorar el Sistema de cumplimiento de la legislación laboral – un sistema de gestión de la información en línea y una aplicación móvil para los inspectores del trabajo como Elmer Riconalla y Lilian Solis. La aplicación compensará las deficiencias en la recopilación de datos y en la gestión de los casos, al hacer un seguimiento del cumplimiento de las normas a fin de proteger los derechos de los trabajadores y promover la paz social.

Es un cambio positivo para Elmer Riconalla, Lilian Solis y sus colegas, quienes solían preparar sus informes y buscar los archivos manualmente. Un sistema en línea y una aplicación móvil contribuirán a incrementar la eficiencia de los inspectores del trabajo y, a la postre, beneficiarán a los trabajadores y a las empresas.

“La conformidad se puede seguir y supervisar en línea. Podemos identificar inmediatamente los documentos faltantes o los elementos que hay que controlar, validar y hacer un seguimiento de la observancia”, explicó Lilian Solis. “La tecnología facilita nuestro trabajo. Para elaborar un informe, sólo tendremos que hacer clic y enviar. La OIT además nos suministra referencias y actualizaciones de otros países a fin de mejorar el sistema.”

La aplicación del Sistema de información mejorado permitirá además inspecciones más puntuales, la gestión de los casos y la aplicación más eficaz de las normas del trabajo. Incluirá una calculadora de salarios y una cámara incorporada para ayudar a garantizar la precisión del cálculo de las prestaciones relacionadas con el salario. También puede ser utilizada fuera de línea en industrias vulnerables o de difícil acceso, e incluye la identificación del perfil del contratista y subcontratista, así como la historia de las inspecciones. Estas funciones contribuirán además con el cumplimiento de las leyes vigentes contra la contratación y subcontratación ilegales.

“Estas funciones serán fundamentales puesto que el Departamento de Trabajo y Empleo de Filipinas concentra sus actividades de inspección y las relaciones con los interlocutores sociales hacia el cumplimiento estratégico en sectores difíciles como las zonas francas industriales, la agricultura, la pesca, los servicios, los contratistas y los subcontratistas, las telecomunicaciones, la construcción y las agencias privadas de seguridad”, explicó Cerilyn Pastolero, responsable del Proyecto en la Oficina de la OIT en Filipinas.

Las reformas involucran a los trabajadores y a los empleadores

En el marco del proyecto dirigido por la OIT, se revisará la descripción de las funciones de los inspectores de trabajo a fin de que se concentren más en las actividades de control fundamentales para garantizar la calidad de las visitas de inspección. En base a esta nueva descripción, se desarrollarán y aplicarán programas de formación específicos y pertinentes dirigidos a los inspectores del trabajo.

Además, el Proyecto ayudó a realizar la revisión de los instrumentos, normas y prácticas de inspección en conformidad con las Normas internacionales del trabajo para una inspección del trabajo eficaz.

“Un sistema de inspección del trabajo sólido es esencial para fortalecer el respeto de la legislación laboral. Filipinas ha llevado a cabo reformas positivas con la participación de los representantes de los empleadores y de los trabajadores. La implementación de las reformas y las herramientas de apoyo pueden producir un verdadero cambio en la vida de los trabajadores”, declaró Khalid Hassan, Director de la Oficina de la OIT en Filipinas.

Lilian Solis espera que continúen las iniciativas dirigidas a aplicar las reformas y a mejorar el sistema de inspección del trabajo. También puso de manifiesto la importancia de garantizar la seguridad y la salud de los inspectores del trabajo, de fortalecer las leyes sobre inspección laboral y que las empresas practiquen el cumplimiento voluntario.

Por su parte, Elmer Riconalla confía en que se adopten políticas más estrictas y que sean respetadas, incluyendo una mejor protección y asistencia jurídica para los inspectores del trabajo quienes además enfrentan amenazas de persecución cuando realizan su labor.

Con más de diez años como inspector del trabajo, está contento de ver todos los cambios y reformas del sistema de inspección laboral en el país, que en definitiva, contribuirán a hacer realidad el trabajo decente en Filipinas.

Para más información, por favor póngase en contacto con:

  • Cerilyn Pastolero, responsable del Proyecto de la OIT: pastolero@ilo.org
  • Minette Rimando, responsable de la comunicación de la Oficina de la OIT en Filipinas: rimando@ilo.org