Nuestro impacto, su historia

Cuando las competencias sociales producen ganancias concretas

Un programa de la Organización Internacional del Trabajo beneficia a las empresas y a los trabajadores gracias a la formación que mejora la productividad y las condiciones de trabajo en Vietnam.

Reportaje | Viet Nam | 3 de abril de 2017
Ms Pham Thi Phuong
VIETNAM (OIT Noticias) – Pham Thi Phuong trabaja horas extras una vez a la semana. El resto de la semana, ella termina su trabajo – en una empresa que fabrica muebles en el centro industrial de Dong Nai – alrededor de las 4 de la tarde, lo cual le permite a ella y a su esposo dedicar tiempo a sus tres hijos.

“Este era un sueño imposible hace algunos años”, explicó Phuong, de 35 años, al recordar los tiempos cuando comenzó a trabajar en Lam Viet JSC en 2011.

Phuong y su esposo, quien también está empleado en la fábrica, solían trabajar largas jornadas, por lo general hasta las 9 ó 10 de la noche todos los días, para poder ganar un ingreso suficiente. Como consecuencia, no tenían otra opción que dejar a sus tres hijos – un niño y dos gemelas – con los abuelos que viven en una zona rural en el norte de Vietnam, lejos de su casa.

Pero esos días quedaron atrás desde que la fábrica participa en el programa de la OIT Promover empresas competitivas, responsables y sostenibles (SCORE). Financiado por los gobiernos de Noruega y Suiza, el programa facilita que las pequeñas y medianas empresas mejoren su productividad y sus condiciones de trabajo gracias a la formación práctica y al asesoramiento en la fábrica.

Lam Viet comenzó con el programa SCORE en 2012, una década después de su fundación, cuando la fábrica era todavía una empresa de tamaño medio.

Se creó un “equipo de mejora de la empresa”, formado por trabajadores y personal administrativo, mujeres y hombres. Ellos participaron en la formación SCORE sobre cooperación en el lugar de trabajo, control de la calidad y gestión de los recursos humanos, después impartieron formación a todo el personal semanalmente.

Con el apoyo de los formadores SCORE, durante las visitas de asesoramiento a la fábrica, el equipo de mejora identificó una serie de puntos de acción a fin de abordar algunos de los problemas de la fábrica. Las condiciones de trabajo figuraban entre las cuestiones planteadas.

“Era siempre un poco desalentador cuando llegaba al trabajo en la mañana”, contó Phuong. “Buscar las herramientas personales en un gran contenedor donde todo estaba en desorden, mirar las pilas de materiales que estaban por todas partes en el taller, tropezar con objetos que habían sido abandonados en el piso, y respirar el polvo, nos hacía sentir cansados desde el comienzo del día.”

Al promover las iniciativas de los trabajadores, analizar soluciones y emprender acciones, Lam Viet creó una cultura de innovación empresarial que se sigue manteniendo, aún cuando hoy día es una empresa grande que emplea a más de 1.100 trabajadores.

Beneficios para las empresas y los trabajadores

Estas iniciativas contribuyeron a producir resultados positivos para la empresa: la productividad aumentó 40 por ciento, los costos de producción disminuyeron 10 por ciento, y las horas extras del personal se redujeron 40 por ciento, sin contar las significativas mejoras de las relaciones entre los trabajadores y la administración.

Gracias a SCORE, nuestra junta administrativa se ha dado cuenta que la estrecha relación entre empleador y trabajadores es esencial, ya que garantiza el éxito de la empresa."

Nguyen Thanh Lam, vicedirector de Lam Viet
“Gracias a SCORE, nuestra junta administrativa se ha dado cuenta que la estrecha relación entre empleador y trabajadores, en términos de beneficios y responsabilidades, es esencial, ya que garantiza el éxito de la empresa”, declaró Nguyen Thanh Lam, vicedirector de Lam Viet.

Los trabajadores se han beneficiado de igual manera de las mejores condiciones en la fábrica, con el 80 por ciento de reducción de los niveles de polvo y de ruido.

“Nuestro espacio de trabajo ahora es mucho más claro, con mejor iluminación y ventilación. Los accidentes en el trabajo se han reducido considerablemente simplemente porque ahora todo están bien organizado”, explicó Phuong. Actualmente, en la mañana necesita de pocos segundos para encontrar sus herramientas personales frente a los cinco minutos de antes.

“Imaginen cuánto tiempo podremos ahorrar cuando cada fase será abreviada como esta”, dijo Phuong.

Como resultado, Phuong pasa menos de dos terceras partes del tiempo de lo que solía en el trabajo, pero gana un salario aún más alto.

“Este es el valor central del programa”, señaló Chang-Hee Lee, Director de la Oficina de la OIT en Vietnam. La formación SCORE proporciona competencias sociales al capital más importante de cualquier empresa: los recursos humanos, tanto administradores como trabajadores, y de esta manera les permiten identificar y resolver juntos los problemas.

“Es una pequeña inversión, pero genera grandes ganancias para los empleadores y para los trabajadores”, concluyó Lee.

Phuong ya no se siente desmotivada cuando en la mañana sale de su casa para ir a la fábrica. Por el contrario, está entusiasmada con el nuevo día de trabajo.

Cuando en marzo 2017 celebró su sexto año trabajando en la fábrica Lam Viet, ella no puede sino que sonreír, ya que su trabajo y su vida familiar han mejorado drásticamente, gracias a las innovaciones en el lugar de trabajo.

“No podría ser más feliz, tengo un buen equilibrio trabajo-familia y un salario justo”, dijo. “Mi sueño se hizo realidad. Hoy día tengo un empleo y mis hijos a mi lado.”