Nuestro impacto, sus historias

Teléfonos inteligentes, lugares de trabajo inteligentes

En Asia, casi todos los trabajadores de la confección poseen un teléfono móvil. El programa Better Work de la OIT busca soluciones para utilizar esta tecnología a fin de difundir informaciones relevantes.

Reportaje | Camboya e Indonesia | 2 de mayo de 2016
Noticias de la OIT – Antes de poseer un teléfono móvil, Kit Sopheak vivía en la oscuridad. Ella iba a trabajar, regresaba a casa. De vez en cuando, le llegaban noticias sobre las prestaciones sanitarias o una nueva norma sobre las horas extras de la fábrica de la confección camboyana donde trabaja, a través de los amigos. Pero, con frecuencia perdía informaciones importantes.

“Antes nos pasábamos la información sobre el trabajo así, de persona a persona”, explicó Kit Sopheak, 27 años. “A veces, los anuncios eran fijados en el muro de la fábrica, mas no teníamos tiempo para leerlas.”

Sin embargo, el intercambio de información evoluciona rápidamente en Camboya, como en todas partes. La tecnología de la telefonía móvil está sustituyendo a los medios de comunicación más lentos y menos eficaces. Un número creciente de trabajadores como Kit Sopheak ahorran para comprar un teléfono móvil – aunque su costo equivale a un mes de salario de la mayoría de los empleados de las fábricas – para tener un acceso directo a la información.

“Escuchaba que los colegas obtenían información en Internet y pensé que también quería mantenerme informada”, dijo Kit Sopheak. “No cursé muchos estudios pero quiero incrementar mis conocimientos. Actualmente, utilizo los medios sociales para aprender.”

En Asia, Better Work – un programa de referencia de la OIT dirigido conjuntamente con el Grupo del Banco Mundial – aprovecha el entusiasmo por los teléfonos inteligentes para promover iniciativas de formación de los trabajadores en Camboya e Indonesia.

Alcanzar a más trabajadores, más rápidamente

El programa Mejores Fábricas Camboya (Better Factories Cambodia, BFC) emprendió un proyecto de telefonía móvil a fin de llegar con mayor rapidez a un número mayor de empleados.

“Kamako Chhnoeum” o “Trabajadores a la escucha” es un sistema de respuesta vocal que informa a los trabajadores de las fábricas sobre sus derechos laborales comprobando sus conocimientos a través de preguntas de selección múltiple sobre uno de tres temas: salarios y prestaciones, salud personal y seguridad y salud en el trabajo. La segunda parte de la prueba permite que los trabajadores digan el nombre de la fábrica donde trabajan y proporcionen información sobre sus condiciones de trabajo.

Las llamadas al servicio de asistencia telefónica incrementaron progresivamente, pasando de un nivel inicial de 1.000–2.000 trabajadores a un pico de casi 15.000 trabajadores en marzo 2014, cuando BFC comisionó un anuncio de radio para promocionar el servicio. El equipo de BFC, está desarrollando un sistema de evaluación que permitirá que los trabajadores otorguen una puntuación a sus fábricas en relación a un número de criterios como salarios, beneficios y seguridad y salud en el trabajo. Esta información estará puesta a disposición a través de un sistema de respuesta verbal interactiva que los trabajadores podrán utilizar cuando tienen que decidir dónde quieren trabajar.

Para Kit Sopheak, saber a cuáles prestaciones y vacaciones tiene derecho – por ejemplo, si el empleador cubrirá los gastos de la visita médica o a cuánto equivalen sus ingresos en relación a sus colegas en otras fábricas – le ayudará a tomar importantes decisiones personales, como si ella y sus colegas deberían pedir un aumento de salario.

“Quiero comprender lo qué sucede en la sociedad y saber lo que pasa en mi propia fábrica”, dijo Kit Sopheak. “Estar informada me ayudará a mejorar mi vida.”

El uso de teléfonos celulares para empoderar a los trabajadores es una iniciativa que ha tenido éxito también en Indonesia, donde opera el programa gemelo de BFC, Better Work Indonesia.

¿Significa el fin del tablero de anuncios?

Según Mohamad Anis Agung Nugroho, Jefe de operaciones de Better Work Indonesia, la comunicación era un problema crónico en las fábricas de su país. Los supervisores fijaban periódicamente las noticias en el tablero de anuncios o las difundían a través de un megáfono, o los trabajadores eran informados directamente en reuniones con sus jefes. No obstante, informaciones importantes no llegaban a los empleados.

“Los trabajadores decían: 'No sabemos si tenemos derecho a este permiso o qué cubre nuestro seguro de salud'”, declaró Agung Nugroho.

Para resolver el problema, Better Work Indonesia abrió una cuenta Facebook e introdujo una serie de aplicaciones que contribuyen a mejorar la comunicación entre los dirigentes de las fábricas y los trabajadores, además proporciona información y herramientas prácticas que pueden ser utilizadas inmediatamente en su vida.

La aplicación para teléfonos móviles de Better Work Indonesia permite que los trabajadores tengan acceso a informaciones relacionadas con sus salarios, derechos y prestaciones, así como sobre otras cuestiones relacionadas con la seguridad y la salud en el trabajo.

“La clave es adaptar el contenido a las necesidades de los trabajadores. Nuestro objetivo era establecer un sistema de comunicación en el lugar de trabajo y fortalecer a las organizaciones de trabajadores para aumentar la participación de sus miembros”, explicó Agung Nugroho. “Y lo logramos.”