El sector textil en Camboya

La asistencia de la OIT en la promoción de las normas del trabajo en las cadenas de suministro mundiales

El sector textil y del calzado de Camboya ha mantenido un rendimiento sólido en 2014 y en el primer trimestre de 2015. Según un nuevo análisis de la OIT, las exportaciones han seguido aumentando, al igual que el empleo y el salario promedio de los trabajadores.

Reportaje | 27 de julio de 2015
Por Maurizio Bussi, Jefe en ejercicio de la Oficina de país de la OIT en Tailandia, Camboya y la República Democrática Popular Lao
PHNOM PENH (Noticias de la OIT) – El sector textil y del calzado de Camboya ha mantenido un rendimiento sólido; sus exportaciones han crecido un 10,6 por ciento en el año y en el primer trimestre de 2015.

El número de fábricas en funcionamiento y de trabajadores empleados en la industria también ha crecido, según el nuevo Boletín de la OIT sobre el sector textil y del calzado de Camboya. En la actualidad, este sector emplea a unos 600.000 trabajadores y trabajadoras, cuyos salarios han tenido incrementos apreciables en los últimos dos años. Esta cifra corresponde al sector de las exportaciones solamente, y no incluye a las fábricas que operan como concesionarias.

Más importante aún, el crecimiento del sector es mayor al que vaticinaban los pronósticos: que los nuevos niveles del salario mínimo mensual de 100 dólares de los Estados Unidos (en vigor desde el 1º de febrero de 2014) y de 128 dólares (desde enero de 2015), provocarían una contracción del volumen de las exportaciones, con consecuencias directas sobre los niveles de empleo.

El salario mínimo vigente de 128 dólares EE.UU. sigue siendo inferior al de algunos competidores de la región, como China (USD297), Filipinas (USD269) y Tailandia (USD237), pero superior al nivel de Sri Lanka (USD66), Bangladesh (USD71) y Pakistán (USD99 a USD119).

Por su parte, en marzo de 2015, la cantidad de fábricas operativas en el sector alcanzó una cifra sin precedentes de 640, en comparación con las 528 fábricas de finales de 2013.

Son buenas noticias para el sector textil y del calzado de Camboya, pero también para sus trabajadores. El nuevo Boletín de noticias de la OIT examina el rendimiento y la evolución del sector utilizando datos oficiales actualizados, centrándose en las exportaciones, los salarios, el empleo, la apertura y el cierre de fábricas, y la aprobación reciente de nuevas inversiones extranjeras directas.

Tal como lo pusieron de relieve en el pasado las revueltas sociales, el salario mínimo es un tema de importancia decisiva en Camboya.

Nos complace que el Gobierno, los sindicatos y los empleadores se comprometieran, en junio de 2014, a realizar un proceso de revisión del salario mínimo basado en los datos y que tuviera en cuenta una gama de factores económicos y sociales. En este contexto, la OIT espera que el Boletín se convierta en un recurso imprescindible de ayuda para que los principales actores del mundo del trabajo mantengan una discusión fundamentada y negociaciones constructivas sobre los salarios mínimos y otros temas sociales y económicos relacionados con la industria del vestido y el calzado.

Es comprensible que los trabajadores y sus sindicatos estén preocupados por que el nivel salarial atienda a las necesidades de los obreros y sus familias. Por otra parte, también es imprescindible que se tengan en cuenta las repercusiones del salario mínimo sobre las empresas, la productividad, la competitividad y el empleo. El Boletín presenta información sobre una serie de factores de interés para ambos interlocutores sociales.

Por lo tanto, la OIT no establece ni recomienda un nivel salarial específico para Camboya. En cambio, responde a un pedido de asistencia y asesoramiento técnico al Gobierno y los interlocutores sociales sobre la base de un trabajo analítico serio basado en datos nacionales.

La OIT prevé publicar nuevas ediciones del Boletín, aproximadamente, cada tres meses. La publicación se he realizado en el marco del programa “Normas del trabajo en las cadenas mundiales de suministro”, financiado por la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ). El programa comenzó como parte de la renovación de la colaboración entre el Ministerio Federal Alemán para la Cooperación y el Desarrollo Económico (BMZ) y la OIT.

Para mayor información, sírvanse ponerse en contacto con:
Matthew Cowgill, Consejero Técnico Principal – Normas del Trabajo en las Cadenas Mundiales e Suministro
Oficina Regional de la OIT para Asia y el Pacífico
Tel.: +66 2288 1724
Correo-e:
cowgill@ilo.org