De funcionaria pública en Portugal a encargada de limpieza en Suiza

Mientras que las protestas contra las medidas de austeridad se propagan en el sur de Europa – en particular en Grecia, España y Portugal – cada vez más personas afectadas por la crisis se desplazan hacia el norte en busca de trabajo. Los empleados del sector público no son una excepción a la regla.

Reportaje | 21 de septiembre de 2012
GINEBRA (Noticias de la OIT) – La llamaremos Ana B. Nos encontramos con esta portuguesa de 50 años en un café de una ciudad suiza. Ana vive en Suiza desde hace casi 6 meses y trabaja como conserje y encargada de la limpieza.

Sin embargo, Ana no es una encargada de la limpieza común. De hecho, ella es secretaria en una agencia gubernamental de la ciudad de Porto, en Portugal, que tomó un año sabático para venir a Suiza simplemente porque el dinero ya no le alcanzaba para pagar sus cuentas.

Portugal es uno de los países más afectados por las medidas de austeridad," D. Vaughan -Whitehead, economista de la OIT
“Soy una madre soltera y mi hijo de 20 años aún estudia en la universidad. Además sigo pagando por el apartamento que compré en la periferia de Porto hace algunos años. Mi salario como empleada del sector público en Portugal es de sólo 700 euros mensuales. Con la crisis económica y las medidas de austeridad, los salarios quedaron congelados...”.

Cuando un amigo portugués que vive en Suiza le propuso venir y aceptar este trabajo como encargada de la limpieza, se dio cuenta que si aceptaba la oferta, ganaría más del doble de su salario en Portugal.

“Puesto que la posibilidad de interrumpir la carrera profesional es uno de los 'beneficios' que la agencia pública para la cual trabajo aún no ha eliminado, decidí partir y recibir un salario decente aunque sea por sólo un año”, explicó Ana.

Ana confiesa que extraña su país y lamenta no poder ver a su hijo. “Gracias a Internet, nos mantenemos en contacto casi todas las noches”.

Para ahorrar aún más, decidió alojarse en un hotel ocupado en gran parte por personas más jóvenes.

“A los 50 años preferiría sin duda quedarme en mi casa. Pero quiero que mi hijo obtenga su título universitario... aún cuando esto signifique perder parte de mi estatus social”, explicó Ana.

Las medidas de austeridad y su impacto en el sector público


La historia de Ana no es un caso aislado. Y es probable que se encuentre en una mejor situación que aquellos que se han convertido en trabajadores migrantes porque simplemente no tienen ningún empleo.

“La historia de Ana ilustra en parte las dificultades crecientes que los empleados públicos enfrentan desde que comenzó la crisis”, explicó el economista principal de la OIT, Daniel Vaughan-Whitehead, quien actualmente trabaja en un libro sobre las repercusiones de la crisis sobre los trabajadores del sector público.

"Los trabajadores del sector público tienen que hacer frente a salarios congelados, reducciones de beneficios y falta de oportunidades de promoción."
Daniel Vaughan-Whitehead
“Muchos de ellos – en particular en el sur y este de Europa – tienen que hacer frente a salarios congelados, reducciones de beneficios y falta de oportunidades de promoción. Portugal es uno de los países más afectados por las medidas de austeridad”, agregó.

De acuerdo con el experto de la OIT, las familias como las de Ana que viven con un salario pueden enfrentar dificultades aún más graves que poco a poco las llevan a formar parte de la categoría de “trabajadores pobres”.

“Los trabajadores pobres en el sector público son un nuevo fenómeno en Europa”, según Vaughan-Whitehead.

Vaughan-Whitehead también explicó cómo el deterioro de las condiciones de trabajo (intensificación del trabajo, más horas extraordinarias pero menos remuneración, etc.) conduce a una disminución drástica de la calidad de los servicios públicos. Y atribuye esta tendencia a la carencia de personal causado por la falta de nuevas contrataciones, mientras que la demanda de servicios ha aumentado.

“Esto también contribuye a que las personas recurran a soluciones alternativas, que son difíciles de encontrar porque el sector privado no está contratando como antes, a causa de la crisis. Las mujeres son particularmente afectadas”, dijo.

En aproximadamente seis meses, Ana debería dejar Suiza y regresar a su antiguo trabajo en Portugal.

Pero ella ya está viendo si puede prolongar su año sabático. “Si tener dinero suficiente significa trabajar limpiando aquí en vez que como secretaria en una oficina confortable, estoy lista para hacerlo por otro año”, dijo.


  Trabajadores del sector público
con salarios bajos en Europa
Portugal En el sector público, el número de trabajadores con salarios bajos aumentó debido a los recortes salariales, pero también a causa de salarios mínimos inferiores a los del sector privado.
Grecia Empobrecimiento de los empleados del sector público (caída de los salarios de 15 a 20 por ciento en 2011 y nuevos recortes de 15 por ciento adicional en 2012), con la abolición del 13° y 14° salario mensual y una reducción del salario mínimo.
Hungría En 2010, el 55 por ciento de los empleados del sector público que no cursaron estudios secundarios vivían por debajo del umbral de la pobreza, comparado con 33 por ciento en 2008.
Rumanía Los trabajadores que perciben salarios bajos aumentaron en el sector público debido a un recorte del salario básico de 25 por ciento en 2011.
Lituania Aumento de empleados con salarios bajos en el sector público a causa de una reducción de 15 por ciento en 2009-2010.
Alemania Incremento de empleados con salarios bajos en el sector público tanto a nivel nacional como municipal debido a un aumento de los contratos a tiempo determinado y a tiempo parcial.
Reino Unido Aumento de empleados con salarios bajos en el sector público tras el cambio involuntario de muchos empleados que trabajan a tiempo completo a contratos a tiempo parcial.

Fuente: Public Sector Shock, por D. Vaughan-Whitehead, Edward Elgar-OIT, a partir de 2013.