Los migrantes tailandeses llevan a los contratistas a juicio

Los trabajadores tailandeses con frecuencia pagan grandes sumas de dinero para obtener un empleo en el exterior que a veces está muy lejos de las promesas de las agencias de contratación. Una iniciativa de la OIT ha apoyado a los ex migrantes a obtener indemnizaciones económicas.

Artículo | 17 de julio de 2012
Provincia de Tak, Tailandia (OIT Noticias) – Pirom Boonyorat, mecánico de automóviles, 35 años, frunce el ceño cuando recuerda su último período de trabajo como migrante, que terminó en un desastre financiero.

Había dado 580.000 bahts (17.000 euros de ese momento) a los contratistas tailandeses para que realizarán los trámites de su viaje y de su contrato de empleo en España. La agencia de contratación le había asegurado que el sueldo era de 1.500 euros meses al mes y el contrato duraría cinco años.

En realidad, su salario era la mitad de lo prometido, y después de un año, no había más trabajo. Sin dinero y sin ninguna perspectiva en España, Pirom Boonyorat regresó a Tailandia, muy enojado con la agencia de contratación.

“Me di cuenta que la agencia sólo quería nuestro dinero. No asumió ninguna responsabilidad por las promesas. Debió hacer lo posible para encontrar nuevos empleos para nosotros”, dijo Pirom Boonyorat.

Historias como estas no son inusuales en Tailandia, donde los contratistas, que trabajan por comisión, con frecuencia exaltan las condiciones de los trabajos que organizan.

Pero Pirom Boonyorat y otros, han obtenido una compensación por parte de la agencia de contratación, gracias a un proyecto de la OIT apoyado por la Comisión Europea, que les ayudó a llevar su caso ante los tribunales de trabajo tailandeses.

“El proyecto, “Going back – Moving on” (Regresar – Seguir adelante) tiene el objetivo de ayudar a los migrantes que regresan en su reintegración económica y social. Además trabaja con los abogados tailandeses para ayudar a los migrantes a perseguir la indemnización si creen que han sido perjudicados.

Avanzar en los derechos de los trabajadores migrantes

La compensación económica establece un avance decisivo en la concepción que tienen los tribunales tailandeses de los trabajadores migrantes y de las obligaciones de las agencias de contratación que los envían al extranjero.

“Más migrantes están regresando a su país, y aquellos que consideran que fueron engañados llevan el caso a los tribunales” explicó Siriwan Vongkietpaisan, la abogada tailandesa que representó a Pirom Boonyorat.

La abogada actuó también a nombre de Oonjai Thiwong, quien había pagado 250.000 bahts (7.000 de ese momento) por un empleo en Polonia. En los primeros meses de 2012, el tribunal del trabajo de Tailandia sentenció a favor de la Sra. Thiwong y de otras 17 mujeres después que el empleador en Polonia repentinamente canceló sus contratos.

Siriwan Vongkietpaisan dijo que en un principio ayudaba a sus clientes a negociar directamente con los contratistas, mas sin éxito. “De manera que llevamos los casos a los tribunales y obtuvimos mejores indemnizaciones”.

Kusumal Rachawong, coordinadora del Proyecto de la OIT para la emancipación económica y social de los migrantes, señaló que “la OIT, con el apoyo de la Comisión Europea ha demostrado que los derechos de los trabajadores migrantes pueden ser protegidos por las leyes nacionales aún cuando trabajan en el exterior”.

“Actualmente, esta protección es reconocida por los tribunales de Tailandia”.

La Sra. Thiwong y el Sr. Boonyorat se conocieron cuando ella estaba llevando su caso a los tribunales. Los dos ex migrantes ahora están casados y esperan su primer hijo.

Por el momento, no tienen planes de trabajar en el exterior, pero aún es una opción para el futuro ahora que conocen sus derechos.

Allan Dow trabaja para la Unidad Regional de Asociaciones en la Oficina Regional de la OIT para Asia y el Pacífico.