Viet Nam: Al servicio de los mercados y de los trabajadores

Los textiles son el segundo producto de exportación de Viet Nam, esta industria emplea a cerca de dos millones de trabajadores locales. En general, el sector ha estado asociado a altos niveles de productividad y competitividad, pero también a condiciones de trabajo deficientes. ¿Es posible reconciliar estos dos factores?

Artículo | 20 de julio de 2012
HO CHI MINH (OIT Noticias) – En una fábrica en la periferia norte de la Ciudad Ho Chi Minh cientos de mujeres ensamblan la ropa para el más reciente encargo de un comprador internacional.

Por encima del ruido ensordecedor de las máquinas de cocer, dos de los trabajadores – ambas mujeres – se detienen para conversar sobre su trabajo con algunos visitantes. “Aquí somos todas trabajadoras migrantes, de manera que nos tratamos como hermanas”, dijo la sonriente Dao Thi Sen. “Tengo muchas amigas aquí”.

Originaria de la provincia productora de bambú Thanh Hoa cerca de la capital Hanoi, hace siete años Sen emprendió el viaje de 1.000 kilómetros hacia el sur que la separaba de la Ciudad Ho Chi Minh.

El salario que recibe de esta fábrica de vestidos, que participa en el programa OIT/CFI “Mejores Trabajos Viet Nam”, la ayuda a mantener a su familia, incluyendo a un hijo de 18 años que ella espera que vaya a la universidad.

“Antes trabajaba como costurera por cuenta propia”, contó Sen. “Pero el trabajo no era muy estable. Este es mejor”. Una colega asiente con la cabeza. “El trabajo en la fábrica proporciona un empleo estable y el ambiente de trabajo es satisfactorio”, dijo Le Thi Hanh, también ella con siete años de experiencia en esta fábrica.

Las dos mujeres forman parte de los 2.000 trabajadores de esta fábrica que produce ropa de diseño para reconocidas marcas internacionales.

El salario promedio equivale a 120 dólares al mes, además de subsidios para el combustible de sus ciclomotores y un incentivo de asistencia. Los trabajadores se benefician de atención médica y en la fábrica hay un médico, una enfermera y un farmaceuta.

Los textiles son el segundo producto de exportación de Viet Nam, los ingresos para 2011 se estiman en 13.000 millones de dólares.

Promover trabajo decente para dos millones de vietnamitas


Aunque Estados Unidos y la Unión Europea son sus dos principales mercados, los vestidos de Viet Nam también se abren camino hacia Australia y Canadá. En el país, esta industria proporciona el sustento para dos millones de vietnamitas.

Sin embargo, las preocupaciones sobre las prácticas injustas en el lugar de trabajo en las fábricas de vestidos de todo el mundo, han inducido a los importadores y a sus clientes en los países de destino a exigir cada vez más que los indumentos sean producidos en condiciones libres de explotación o abuso. Esto ha generado que la mayoría de las marcas más importantes exijan una mayor supervisión a lo largo de la cadena de aprovisionamiento.
Datos sobre “Mejores trabajos Viet nam”
  • Más de 165 fábricas participan en la actualidad, que constituyen cerca de 20 por ciento de las fábricas de exportación del país. Para 2012, se espera que la participación se extienda hasta alcanzar 375 fábricas.
  • Casi 250.000 trabajadores están cubiertos por “Mejores Trabajos Viet Nam”, 80 por ciento de los cuales son mujeres.
  • En 2011, fueron evaluadas 117 fábricas y 123 recibieron servicios de asesoría.
  • 85 por ciento de las fábricas que participan desarrollaron planes de mejoras.
  • Más de 45 compradores internacionales y de distribuidores participan actualmente en “Mejores Trabajos Viet Nam”. Ellos suministran vestidos para algunas de las marcas más conocidas en el mundo incluyendo Columbia, Gap, H&M, L.L. Bean, Nike, y Wal-Mart.

Nobland Vietnam, la fábrica que emplea a Sen y a Le, se encuentra entre las 165 que actualmente participan en el Programa “Mejores Trabajos Viet Nam”, en el marco de la asociación mundial más amplia entre la OIT y la Corporación Financiera Internacional (CFI).

Inspirado en el concepto Better Factories (Mejores Fábricas) en Camboya, “Mejores Trabajos Viet Nam” fue lanzado en 2009. Reúne a responsables políticos, empleadores, trabajadores y compradores internacionales con el objetivo común de mejorar las condiciones de trabajo en las fábricas de Viet Nam y a la vez promover su productividad y competitividad.

En una sala de reuniones situada en el piso superior de la fábrica, Jong Gon Lee, Gerente General de operaciones de Nobland Vietnam, explica sus motivos para participar en “Mejores Trabajos Viet Nam”.

“Recibimos pedidos de nuestros compradores internacionales que tienen que abastecer sus propias empresas mundiales. Ellos deben garantizar que las fábricas cumplan con diversos requisitos, incluyendo las normas del trabajo”, señaló Jong Gon Lee. “De manera que, o cada comprador tiene que venir y supervisar las condiciones, o pueden valerse del programa “Mejores Trabajos Viet Nam” para que lo haga por ellos. Esto significa una supervisión en vez de muchas. Nos permite ahorrar tiempo”.

A nivel de la fábrica, los comités discuten y resuelven los problemas que se plantean. Es a través de este proceso y del diálogo permanente entre los trabajadores y la administración, que los progresos pueden ser supervisados y documentados. Además de las evaluaciones de las condiciones y mejoras de la fábrica, y del conjunto de informes públicos de las empresas que participan, “Mejores Trabajos Viet Nam” ofrece formación a los trabajadores y gerentes sobre una variedad de temas en relación al lugar de trabajo, con atención especial sobre aquellos que afectan la industria del vestido.

“Mejores Trabajos Viet Nam” es financiado por el Gobierno de Australia y la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de Suiza. Un apoyo adicional es ofrecido por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Allan Dow trabaja para la Unidad Regional de Asociaciones en la Oficina Regional de la OIT para Asia y el Pacífico.