La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas
Promover el empleo, proteger a las personas
OIT inicio > Acerca de la OIT > Redacción de la OIT > Artículos y reportajes > Poder a los débiles: la mujer detrás de la “Revolución ...

Poder a los débiles: la mujer detrás de la “Revolución Dulce” de India

El 2009 conmemora el 10° aniversario del Plan de Acción de la OIT sobre igualdad de género y el fin de la campaña de la OIT sobre igualdad de género y el mundo del trabajo, de un año de duración. Uno de los temas de la campaña fue “El diálogo social en el trabajo. Dándoles voz y elección a mujeres y hombres”. En esta nota, OIT EnLínea informa desde India, donde la Asociación de Mujeres Trabajadoras por Cuenta Propia (SEWA) viene ayudando a mujeres y hombres a que sus voces sean escuchadas desde 1971.

Artículo | 31 de agosto de 2009

AHMEDABAD, India (OIT EnLínea) – Nada en Ela Bhatt deja traslucir el papel vital que ha desempeñado en la vida de millones de personas ni el lugar que ocupa en el escenario mundial.

Su hogar, en la populosa ciudad de Ahmadabad, en la zona occidental de India, es una modesta casa de madera, claramente menor que las casas que la rodean.

Aquí no hay rastro de los muchos premios nacionales e internacionales que ha recibido ni de la manera en que trabaja en estrecha colaboración con grandes personajes a nivel mundial, como Nelson Mandela y Kofi Annan, buscando el modo de aleviar el sufrimiento de las personas.

Sólo su sobrenombre, “La Dulce Revolucionaria”, es un indicio de los beneficios que el trabajo de toda su vida ha brindado a una multitud de mujeres pobres trabajadoras.

Cerca de cuatro décadas atrás, la Dra. Bhatt, ahora de 76 años, fundó lo que se ha convertido en el sindicato más grande e inusual de India. Los miembros son recogedores de residuos, vendedores ambulantes, ensambladores de palitos de incienso, trabajadores de la construcción y la agricultura, y trabajadores a domicilio. Ellos son los llamados trabajadores de la economía informal, mujeres que están en el último escalafón, que no tienen seguridad laboral ni acceso a una red de seguridad social.

La organización que la Dra. Bhatt estableció para ayudarlas, la Asociación de Mujeres Trabajadoras por Cuenta Propia (SEWA), cuenta en la actualidad con más de un millón de miembros, la mitad de las cuales viven en su estado natal, Gujarat.

La Dra. Bhtt, abogada de formación, concibió la idea de SEWA en 1971. Trabajaba para un gran sindicato textil en Ahmedabad y comenzó a preocuparse por el vasto número de trabajadores que, por estar en el sector informal, no estaban sindicalizadas.

Ela Bhat se dio cuenta de que esas personas no tenían contrato con sus empleadores, no recibían ningún tipo de beneficio si se enfermaban, estaban desprotegidas ante situaciones de abuso y no tenían un salario mínimo garantizado. “Miré a mi alrededor y vi una masa enorme de trabajadores en el sector informal - cerca del 84 por ciento del total de la fuerza de trabajo – que no tenía ninguna red de seguridad social. Cuando trabajas 10 horas y no recibes lo que mereces, es una enorme injusticia”, señala Bhat.

“Crear las condiciones y mecanismos que permiten a los trabajadores organizarse es fundamental para sacarlos de la pobreza”, dice Leyla Tegmo-Reddy, Directora de la Oficina Subregional de la Organización Internacional del Trabajo para Asia Meridional. La OIT es la agencia de las Naciones Unidas que se ocupa de los temas del trabajo y los lugares de trabajo.

“Con frecuencia se ignora el hecho de que la pobreza está estrechamente relacionada con la falta de derechos fundamentales, así como con la falta de ingresos. Si los trabajadores se organizan, dejan de ser invisibles, pueden hacer escuchar sus voces y comenzar a reclamar sus derechos”.

Esta relación entre alivio de la pobreza, organización de los trabajadores y la importancia de una red de seguridad social está entre las ideas que la Campaña Mundial de Género de la OIT ha resaltado en el curso este año. La campaña se centró en la importancia del género en éstas y otras áreas de la vida laboral.

Desde su comienzo, SEWA ha crecido tanto en tamaño como en campo de acción. Además de darle voz a sus miembros, estos ahora también tienen acceso a programas médicos y esquemas de cuidado infantil. Pueden acceder a préstamos para emprender pequeños negocios o construir una casa. También pueden formar parte de los esquemas de ahorro y pensión.

Ela Bhatt recuerda cuando acompañaba a cada una de las mujeres al banco para intentar abrir cuentas de ahorro y préstamo, sólo para descubrir que no eran bien recibidas. “Hay tantos prejuicios contra esta clase, los analfabetos y los pobres. Ni siquiera las invitaban a sentarse”, señala.

Con el tiempo, las mujeres del sindicato decidieron abrir su proprio banco cooperativo. En la actualidad tiene 350.000 depositantes y un impresionante 97 por ciento de reembolso de los préstamos. Esto no sorprende a la Dra. Bhatt. “Las mujeres conocen el valor del dinero y saben cómo manejarlo”, dice. “Todo lo que necesitan es un lugar seguro donde poner sus ahorros y un lugar seguro donde pedir préstamos”.

Una de las clientas del banco es Usha Ranjitsingh. Ela está en cuclillas en el piso fuera de su casa, haciendo palitos de incienso. Es un trabajo agotador, con frecuencia realizado bajo el calor abrazador. En una hora puede ensamblar 1.000 palitos, por lo cual recibe ocho rupias, el equivalente a sólo 16 centavos de dólar.

Sin embargo, Usha Ranjitsingh dice que su negocio se está expandiendo. Un préstamo del banco SEWA le permite comprar las varitas, el incienso y la cola similar al alquitrán, que ella suministra a las otras mujeres que trabajan en el suelo a su alrededor. De este modo ella gana una pequeña comisión. No es mucho, pero ayuda.

Además, en la actualidad, gracias a los esfuerzos de SEWA, las ensambladoras de incienso como Usha Ranjitsingh están representadas en los comités de bienestar social que ofrecen diversas formas de seguridad social a los trabajadores.

SEWA también se dedica al negocio de los seguros después de haber descubierto que las empresas de seguros no ofrecían cobertura a los pobres de India. Este proyecto cuenta ahora con 100.000 miembros y se ha convertido en un modelo para el gobierno de India, que está experimentando proyectos similares en otros 12 estados.

Las campañas de SEWA han generado algunos cambios políticos importantes. En 2004, el gobierno acordó una política nacional para proteger los derechos de los vendedores ambulantes. El año pasado, después de 20 años de presiones por parte de SEWA y otros sectores, el parlamento aprobó una legislación sobre seguridad social para los trabajadores del sector informal (aunque aún no ha sido ratificada como ley).

La Dra. Bhatt dice que pasar de las políticas a su implementación es “el asunto más frustrante que ha enfrentado en su vida”, y queda mucho por hacer. El sector informal está creciendo y emplea a nueve de cada diez habitantes del país, la mayoría sin protección legal alguna.

“En India tenemos las mejores leyes. Tenemos las mejores leyes para las mujeres y para el trabajo, pero su implementación es muy baja”, dice.

Etiquetas: diálogo social, igualdad de género

Regiones y países cubiertos: India

Unidad responsable: Departamento de Comunicación (DCOMM)

Comentarios

 

 
comments powered by Disqus
Este contenido se encuentra disponible en
English  Français 
A A+A++  Imprimir  Enviar
Cerrar

Correo electrónico

Poder a los débiles: la mujer detrás de la “Revolución Dulce” de India

Para

E-mail dirección:
Separe las direcciones con una coma (,)

Sus datos:

Su nombre:
Su E-mail:
Enviar
Comparta este contenido

Contacto

Volver arriba
© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Alerta de fraude | Descargo de responsabilidad