Trabajadores migrantes

OIT y China presentan su primera campaña de prevención VIH/SIDA con los trabajadores migrantes internos de zonas rurales como protagonistas

Unos 200 millones de trabajadores migrantes internos en China desempeñan un papel vital en los sectores de la minería, la construcción y los transportes del país. Sin embargo, la falta de concienciación sobre el VIH los expone al riesgo de contraer alguna enfermedad. Por ello, el pasado noviembre, la OIT y la Oficina del Comité Consultivo sobre SIDA del Gobierno de China lanzaron conjuntamente la primera campaña sobre prevención VIH/SIDA para trabajadores migrantes.

Artículo | 17 de diciembre de 2008

BEIJING, China – Zhang Xiao Hu es un hombre de pocas palabras. Cuando se le pregunta sobre sus días como trabajador migrante en las grandes ciudades, Xiao Hu se siente abrumado por los recuerdos de soledad y miedo. No le faltaban amigos, tenía muchos. Pero su vida estaba ensombrecida por un secreto.

“Estaba muy asustado. No podía decir a mis amigos migrantes que tenía VIH. Me habrían evitado. Nadie hubiese querido trabajar, comer o compartir una habitación conmigo”.

En China cada año miles de trabajadores migrantes internos dejan sus hogares en las aldeas y pueblos rurales en búsqueda de mejores oportunidades de trabajo en ciudades más grandes y prósperas. De acuerdo con cálculos oficiales, cerca de 200 millones de personas de la fuerza de trabajo en China son trabajadores migrantes internos. Esta cifra se acerca al 15 por ciento de la población del país, uno de los mayores desplazamientos de personas en el mundo.

“Los trabajadores migrantes internos son importantes para fortalecer nuestros esfuerzos en la prevención del VIH/SIDA. El próximo paso comprende una estrategia más amplia que alcanzará muchos más trabajadores migrantes internos con actividades de prevención”, dijo Pu Yi, director local del Centro de Control de Enfermedades de China. “En este segmento de la población, deberíamos continuar concentrándonos en los peligros asociados a la conducta sexual de riesgo, poniendo énfasis en el importante papel de los preservativos para la prevención del VIH/SIDA”.

Con sólo cerca de 0,05 por ciento, la incidencia de VIH en China permanece baja, según cálculos de las Naciones Unidas y del Gobierno. Pero la epidemia está creciendo en número y en extensión geográfica. Esto ha provocado que el gobierno acentúe el énfasis en la protección de los trabajadores migrantes internos contra el contagio del VIH y en prevenir que la enfermedad pase de los grupos llamados de alto riesgo a la población en general.

Con fondos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos, la OIT lanzó un Programa de Educación en el lugar de trabajo en tres provincias: Anhui, Guangdong y Yunnan. El programa es parte de los esfuerzos para ayudar a los aliados de la OIT, el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social, la Federación de Empresas y la Federación de los Sindicatos de China, en su estrategia para alcanzar el objetivo de trabajo decente del país.

“El programa nos sirve para llegar a los trabajadores, garantizar su seguridad y salud ocupacional, y proteger su derecho de no ser discriminados o estigmatizados a causa del VIH/SIDA”, dijo Constance Thomas, Directora de la Oficina de la OIT en China. “Además el programa nos permite alcanzar la población de trabajadores migrantes que es muy móvil”.

En los últimos años, China ha progresado en la prevención del VIH, pero es necesario hacer más. Un estudio de la OIT (Nota 1) muestra que las actitudes negativas de los trabajadores migrantes hacia la enfermedad todavía están difundidas. Ocho de cada diez trabajadores dijeron que no quieren trabajar con un seropositivo.

Xiao Hu espera cambiar este tipo de actitud. Es el primer trabajador migrante interno del país que declaró su estatus de seropisitivo. Hace poco protagonizó un anuncio de servicio público junto al famoso actor chino Wang Bao Qiang, quien también fue un trabajador migrante. El anuncio fue dirigido por Gu Chang Wei, ganador del Festival de Cine de Cannes.

Xiao Hu interpretaba un papel que le era muy familiar: un trabajador de la construcción rechazado por sus colegas y amigos a causa de su estatus VIH. El anuncio forma parte de la primera campaña de prevención VIH protagonizada por trabajadores migrantes internos.

A pesar de que interpretó el papel principal en el anuncio, Xiao Hu continúa siendo tímido frente a las cámaras. Pero cuando se trata de hablar con otros trabajadores migrantes sobre la prevención del VIH y la discriminación que los trabajadores enfrentan, Xiao Hu está decidido a ayudar a divulgar el mensaje de tolerancia y aceptación en el lugar de trabajo.


Note 1 - Los trabajadores migrantes internos de zonas rurales de China son ciudadanos chinos que migran a zonas urbanas desarrolladas para conseguir trabajo. Debido al sistema de registro residencial utilizado en China, que distingue entre el carácter residencial urbano y rural de los trabajadores, la mayoría de los migrantes rurales que viven y trabajan en zonas urbanas tienen dificultades a la hora de acceder a servicios públicos y de salud.

Para mayor información, por favor contacte la Oficina de la OIT para China y Mongolia al tel. +86-1065325091; fax: +86-10-65321420; e-mail: beijing@ilo.org