Día Internacional de las Cooperativas 2007 - Semillas de cambio: cooperativas en Etiopía

El Día Internacional de las Cooperativas, que se celebra anualmente el primer sábado de julio, pone este año en evidencia el papel de las cooperativas en la promoción de la responsabilidad social de las empresas debido a que mantienen un equilibrio entre las exigencias ecónomicas, ambientales y sociales. OIT EnLínea informa desde Etiopía donde ayudó a organizar a más de 100.000 productores de café en 115 cooperativas.

Artículo | 9 de julio de 2007

ADDIS ABEBA, Etiopía (OIT EnLínea) – Cuando en 1993 la misión de la OIT llegó a Etiopía para introducir una nueva reforma de cooperativas y programas de desarrollo de recursos humanos, encontró un país con cientos de miles de personas desplazadas y soldados desmovilizados, una economía debilitada, inseguridad alimentaria y desempleo galopante, y un movimiento de cooperativas.

Este movimiento surgió entre aquellos que llevaban las cicatrices de los anteriores 14 años. Como consecuencia de lo que habían experimentado en el pasado, las cooperativas eran percibidas como una institución socialista y un instrumento de opresión del Estado. Después de 14 años esta situación ha cambiado por completo.

En el último piso de un edificio de oficinas en el centro de Addis Abeba trabaja Tadesse Meskela, Gerente General del Sindicato de Cooperativas de Cultivadores de Café Oromia. Mientras que sus agricultores se esfuerzan por cosechar algunos de los granos de café de más alta calidad en el mercado internacional, Tadesse viaja por el mundo para buscar compradores que paguen un precio justo a los cultivadores.

Tadesse representa a 115 cooperativas y el medio de vida de más de 100.000 cultivadores de café. Si se incluyen los miembros de la familia, este grupo supera medio millón de personas. Su férrea determinación y su voluntad de ayudarlos tiene orígenes en su pasado.

Este gerente proviene de una familia pobre de las afueras de Addis Abeba. Durante muchos años su familia no pudo comprarle un par de zapatos o darle una merienda para la escuela. Con la determinación de buscar una salida a la pobreza, Tadesse estudió mucho hasta que obtuvo una plaza en la universidad. En los primeros años ’90 trabajó como experto principal en la Oficina de Agricultura del gobierno y después de dos meses de formación en cooperativas en Japón, desarrolló un sistema de sindicatos de cooperativas como un medio para que los cultivadores retuviesen la enorme cifra que pagaban a los intermediarios y exportadores por sus servicios.

El Sindicato de Cooperativas se estableció en 1999 y tomó el nombre de la región de Oromia en Etiopía, el 65 por ciento de la producción de café del país proviene de esa zona. Hasta el momento cerca de 102.950 mimbros cultivadores se han organizado en 115 cooperativas.

El Sindicato de Cooperativas de Cultivadores de Café Oromia exporta café a la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Australia. Negocia acuerdos comerciales justos con distribuidores de café en algunos países de la UE, estableció cafeterias en el Reino Unido, Alemania, Japón y Canadá y promueve con fuerza el cultivo orgánico del café por su valor agregado. Ahora, promueve también eco turismo en las áreas de cultivo de café.

Al trabajar juntos, los cultivadores miembros pueden unir sus recursos. Este sistema democrático beneficia a los miembros y a sus comunidades. Desde 1999, el Sindicato facilitó la construcción de cuatro nuevas escuelas, 17 aulas adicionales, cuatro centros de salud y dos estaciones de suministro de agua limpia.

La experiencia de Oromia se extiende al resto de Etiopía donde el movimiento de cooperativas se desarrolla con rapidez. Sociedades primarias de cooperatvas multiplican la experiencia de los cultivadores de café en casi todos los sectores de la economía.

“Las cooperativas en Etiopía recorrieron un largo camino desde ese día de noviembre de 1993 cuando la misión de la OIT llegó al país para discutir sobre la promoción de las cooperativas”, dijo Hagen Henry, jefe del Servicio de Cooperativas de la OIT. “Al trabajar cerca de los responsables de las instituciones del gobierno, la OIT organizó viajes de estudio y formación, que incluyeron programas especiales para mujeres y jóvenes”.

En 2001, la OIT recibió un premio del Gobierno Regional del Estado de Oromia, como reconocimiento al apoyo en la promoción de las cooperativas en la región durante los siete años anteriores.

El programa de cooperativas de Etiopía refleja un proceso más amplio de reforma a nivel internacional que ve a las cooperativas recrearse mediante la emancipación de sus miembros y del incremento de la viabilidad comercial. La Recomendación No. 193 sobre la promoción de las cooperativas de la OIT, aprobada en 2002, ofrece el marco general para esta reforma.

En la actualidad, las cooperativas van desde las de pequeña escala hasta empresas de millones de dólares en todo el mundo, emplean cerca de 100 millones de mujeres y hombres y tienen más de 800 millones de miembros individuales. Las cooperativas desempeñan un importante papel en la integración de trabajadores sin protección desde la economía informal hacia una vida económica estructurada.

“Las sociedades cooperativas del mundo ayudan a hacer realidad la globalización justa”, dijo Hagen Henry. “Temas como igualdad de género, VIH/SIDA, trabajo infantil, empleo juvenil, solución de conflictos y respuesta a la crisis, reducción de la pobreza, y la formalización de la economía informal son enfrentados por las cooperativas en programas de la OIT. Por esto no es una sorpresa que, entre las organizaciones internacionales, el programa más amplio de promoción de cooperativas del mundo exista en la OIT”.