La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas
Promover el empleo, proteger a las personas
OIT inicio > Acerca de la OIT > Multimedia > Vídeo > Comunicado de prensa audiovisual > Trabajos para Mujeres y Hombres Jóvenes en Kirguistán ...
Igualdad de género

Trabajos para Mujeres y Hombres Jóvenes en Kirguistán

¿Qué hace un país cuando existe una disparidad entre las necesidades de su mercado laboral, y la educación y calificaciones de su población joven? Kirguistán viene trabajando asiduamente para abordar esta problemática mediante el entrenamiento de jóvenes en actividades que están en demanda en su nueva economía. (in inglés)

Fecha de la publicación: 4 de agosto de 2008
Tamaño o duración: 00:03:34 (10.5 MB)

Si el video no aparece, instale gratuitamente RealPlayer™

Transcripción:

En la República de Kirguiz, también conocida como Kirguistán, durante años fue el Estado soviético quien decidió cuántos jóvenes requerían capacitación y para qué ocupaciones.

Pero la transición del país hacia una economía de libre mercado acarreó un problema grave: un profundo desequilibrio entre las calificaciones de la población activa y las requeridas para los empleos disponibles.

Erkinbek Omurov, Secretario de Estado, Organismo público de formación profesional, Gobierno de la República de Kirguiz

En Kirguistán sobran los graduados universitarios capacitados que no consiguen trabajo. En cambio, los trabajadores manuales encuentran un empleo de un día para otro.

Miles de kirguizos, en su mayoría hombres, han salido del país para trabajar en Rusia o en Europa occidental y mandan una buena parte de su salario a la familia para que ésta pueda sobrevivir. Hoy en día, Kirguistán se está convirtiendo en un país de “dejados atrás”, con mujeres desempleadas, ancianos y niños, y una población activa restringida a ocupaciones básicas.

Gracias al apoyo brindado por la OIT en el marco de un proyecto financiado por los Países Bajos, el gobierno kirguizo está reformulando su política en materia de empleo juvenil. Su acción principal consiste en implementar amplios programas de capacitación profesional dirigidos a las personas desempleadas, especialmente las mujeres, para que puedan adquirir nuevas competencias solicitadas en el mercado laboral actual.

Dilorom Holmatova ha logrado superar todos los estereotipos. A pesar de estar desempleada y sin diploma universitario, esta mujer salió adelante en una ciudad azotada por el desempleo y la pobreza.

Gracias a la formación impartida por la Organización Internacional del Trabajo en el marco de su programa “Inicie y Mejore su Negocio”, Dilorom pudo abrir el primer taller de confección de cortinas de la ciudad. Cuatro años más tarde, su negocio es tan exitoso que está empleando a cuatro costureras. Y Dilorom tiene muchos otros proyectos.

Dilorom Holmatova, fabricante de cortinas

Aquí viven más de 300 madres solteras que no tienen a nadie que las ayude. No consiguen trabajo porque no tienen con qué pagar la guardería para sus hijos, que es muy cara. Si tuviera la posibilidad de capacitarlas, lo haría.

Walter Verhoeven, OIT

En Kirguistán, la OIT se moviliza a favor de la creación de empleos decentes para todos, en cooperación con otras agencias de las Naciones Unidas y nuestros propios interlocutores: el gobierno, los empleadores y los sindicatos. Por lo tanto, nuestro proyecto abarca varios aspectos: la promoción de políticas a favor del empleo juvenil, estrategias locales e integradas para el empleo juvenil, suministro de información sobre el mercado laboral, capacitación y orientación profesional, y cursos sobre creación de empresas.

Nasiba Halilova también alberga muchas esperanzas. Su sueño es abrir una guardería infantil y, gracias al seminario de la OIT, aprendió a calcular costos y elaborar un plan empresarial.

Nasiba Halilova, puericultora

Este seminario es muy estimulante. Nos alientan a diseñar un proyecto y luego nos muestran cómo realizarlo.

Los jóvenes kirghizos muestran un interés creciente por las competencias profesionales que tienen mayor demanda en el mercado laboral. Gracias al enfoque de formación por módulos concebido por la OIT, pueden adquirir una calificación profesional en un tiempo récord.

Suyun Maitikova, Directora Adjunta, Liceo 43 de Biskek

Durante el curso que dura diez meses, estos jóvenes adquieren tres calificaciones: primero aprenden el oficio de yesero, luego, el de albañil y, en el tercer trimestre, el de carpintero. Así pues, en apenas diez meses, reciben capacitación en tres ocupaciones que ahora tienen demanda.

Dilorom planea expandir su negocio y contratar a nuevas costureras. Esta creación de empleos representa un rayo de esperanza para mujeres de la ciudad que están sin trabajo.

Dilorom Holmatova, fabricante de cortinas

Ahora sí puedo considerarme como una verdadera mujer de negocios.

Estas mujeres “dejadas atrás”, que en algún momento parecían estar sin futuro, ya son modelos de éxito para las otras mujeres kirghizas, al tiempo que contribuyen a la reconstrucción del país.

Etiquetas: empleo de jóvenes, formación, formación profesional, género y desarrollo

Regiones y países cubiertos: Kirguistán

Unidad responsable: Departamento de Comunicación (DCOMM)

Este contenido se encuentra disponible en
English  Français 
A A+A++  Imprimir  Enviar
Cerrar

Correo electrónico

Trabajos para Mujeres y Hombres Jóvenes en Kirguistán

Para

E-mail dirección:
Separe las direcciones con una coma (,)

Sus datos:

Su nombre:
Su E-mail:
Enviar
Comparta este contenido
Volver arriba
© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Alerta de fraude | Descargo de responsabilidad