Declaración conjunta de la OIT y de la OCDE

Declaración conjunta del Director General de la OIT, Juan Somavia, y el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría en ocasión de la Reunión de Ministros de Trabajo y Empleo del G20, Guadalajara, México, 17 de mayo, 2012.

Discurso | Guadalajara, Mexico | 16 de mayo de 2012

Nosotros, los Responsables de la Organización Internacional del Trabajo y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, invitamos a los Ministros de Trabajo y Empleo de los países del G20 a otorgar una mayor, renovada prioridad a las políticas de empleo que ayudarán a las economías a acelerar y sostener la recuperación, alcanzar niveles más altos de trabajo decente y salir de la trampa de la deuda.

La creación de empleo sigue siendo débil en muchos países, y demasiado baja para reabsorber la gran cantidad de desempleados y subempleados. Como se destaca en los documentos de referencia conjuntos preparados para la Reunión de Ministros de Trabajo y Empleo del G20, en un número de países las tasas de desempleo continúan cerca del punto más alto alcanzado durante la recesión. Para finales de 2011, unas 109 millones de personas estaban desempleadas en los países del G20, sin considerar a los trabajadores desmotivados.

Todos los países del G20 enfrentan desafíos de empleo considerables, sin embargo presentan grandes diferencias entre ellos. Algunos enfrentan el desafío urgente de reducir los inaceptables altos niveles de desempleo. En los países del G20, será necesario crear unos 21 millones de empleos sólo para recuperar la tasa de empleo anterior a la crisis. Pero muchos países del G20 también enfrentan el desafío de promover una transición del trabajo precario e informal hacia empleos de calidad. Promover un crecimiento con alto coeficiente de empleo e incrementar la calidad del empleo a fin de alcanzar el trabajo decente, es un reto para todos.

En especial, exhortamos a los Ministros a hacer más para ayudar a los jóvenes. Actualmente, en los países del G20, cerca de 37 millones de mujeres y hombres jóvenes no tienen trabajo, y es necesario crear unos 40 millones de empleos sólo para responder al crecimiento de la población en edad de trabajar. Además de las políticas orientadas al empleo, las medidas dirigidas a preparar mejor a las mujeres y hombres jóvenes a través de un acceso amplio a la educación básica y la formación profesional puede facilitar la transición al mercado laboral. Se debería otorgar prioridad a las medidas con un doble enfoque: estudio y trabajo, como el período de prácticas y la formación de aprendices, que en algunos países dan muy buenos resultados para asegurar una transición exitosa de la escuela al trabajo. Incitamos a los Ministros a presentar recomendaciones audaces a los líderes en la Cumbre de Los Cabos para ofrecer esperanza al futuro de nuestros jóvenes, una preocupación que afecta a todas las familias.

La Presidencia de México del G20 ha colocado el desarrollo sostenible y el crecimiento ecológico en la agenda del G20. Nuestro documento de referencia destaca los desafíos y las oportunidades que las medidas para abordar el cambio climático plantean al mercado laboral. Las políticas dirigidas a promover la eficiencia energética, la energía limpia y el desarrollo sostenible ofrecen nuevas oportunidades para la creación de empleo y trabajo decente. Pero inevitablemente, la transición también hará desaparecer empleos en los sectores que hacen uso intensivo de carbono, por lo tanto deberán ser adoptadas medidas de ajuste.

Políticas ambientales, sociales y del mercado laboral que se refuercen recíprocamente, junto a un diálogo social extenso con los interlocutores sociales, pueden hacer que ésta sea una transición equitativa que beneficie el crecimiento y el empleo.

Es esencial que la agenda del G20 ofrezca respuestas sobre el crecimiento económico y el empleo, como lo establece el Marco para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado del G20. Los desafíos a corto y mediano plazo que enfrentan los países del G20 requieren nuevas medidas. Invitamos al G20 a considerar, en especial, la promoción de las inversiones en infraestructura, garantizar el acceso continuo de las PYME al crédito bancario, liberar los mercados de productos de manera que fomenten la creación de empleo, extender la cobertura de la protección social básica, y garantizar que los jóvenes logren una transición sin dificultades de la escuela al trabajo.

Estamos convencidos de que el empleo, los mercados laborales, la protección social y las políticas medioambientales son componentes fundamentales de un conjunto de políticas generales dirigidas a garantizar una rápida recuperación del crecimiento económico y resultados más equitativos para las personas.

En todos estos ámbitos, la cooperación del G20 es esencial para cimentar la economía mundial sobre bases más sólidas, equilibradas e inclusivas. Los Ministros del G20 pueden contar con la colaboración activa entre la OIT y la OCDE para ayudarlos a alcanzar este objetivo.

Para descargar los informes de la OIT/OCDE para el G20: www.ilo.org/g20