Mozambique

Recientemente, Mozambique ha sufrido la crisis financiera pero también desastres naturales relacionados con el cambio climático, que han afectado al desarrollo nacional. Crearon, a su vez, importantes oportunidades de desarrollo de infraestructura, que harán al país más resistente al cambio climático. Del mismo modo, las investigaciones del PNUMA y de la OIT sobre el “empleo ecológico” sugieren que las inversiones en energía eficiente, energía renovable, agricultura y forestación sostenibles, entre otras, pueden crear una mayor cantidad de puestos de trabajo, contribuyendo así al desarrollo económico y social sostenible.

La inversión pública, fundamentalmente en infraestructura y construcción, puede desempeñar un papel clave en este sentido. Debido al alto nivel de inversión sectorial y su contribución significativa al crecimiento y el desarrollo, los sectores de la agricultura, la minería y la infraestructura tienen el potencial más alto para crear oportunidades de trabajo en Mozambique, ayudando a reducir considerablemente la tasa actual de desempleo. Para lograr este objetivo, el empleo debe ser un aspecto central, tanto en las políticas nacionales como en las sectoriales, y se deberán adoptar medidas prácticas para optimizar el mayor uso de recursos naturales. Si se aumenta el uso de recursos disponibles a nivel local, también se contribuye al desarrollo económico local, a través de la producción de productos comercializables y una mayor actividad empresarial.

Desde principios de los noventa, Mozambique ha aplicado la inversión intensiva en empleo (IIE) en el sector de la infraestructura, especialmente el subsector vial.

Estrategia nacional


A través de simulaciones, se pretende analizar los posibles efectos de la crisis económica en el mercado laboral de Mozambique (diferentes grupos de trabajadores desglosados según criterios tales como la edad, el sexo, las regiones, el ámbito rural/urbano, etc.), y en particular, en los pobres (según el ingreso, los grupos familiares). En una segunda etapa, se pretende averiguar cuál sería la política de gasto público más eficiente (obras públicas, ley de garantía del empleo, protección social universal, programas específicos de transferencia de efectivo) para mitigar socialmente el efecto negativo de la crisis.

El proyecto es parte del proyecto más amplio antes mencionado (Incorporación de estrategias de inversión intensiva en empleo y de protección social en las operaciones del gobierno), cuyo objetivo es promover la creación de un servicio de fomento del empleo y de la protección social en el Gobierno de Mozambique. Este servicio ayudará a Mozambique a utilizar eficientemente sus inversiones públicas, especialmente las de infraestructura, pero también el gasto público en protección social, a fin de contribuir a lograr su objetivo de desarrollo, mejorar la situación del mercado laboral y la de los pobres en general.

Las siguientes actividades de proyecto pueden fortalecer la acción del servicio de promoción.

Recopilar datos pertinentes y desarrollar una metodología concreta, una Matriz de Contabilidad Social (SAM), para evaluar las repercusiones de las inversiones públicas, fundamentalmente aquellas orientadas hacia la infraestructura (caminos), pero también hacia otros sectores (la minería y la agricultura), el empleo, la pobreza y demás objetivos de desarrollo nacionales (por ejemplo, los ODM). Esta metodología también se puede utilizar para evaluar los efectos del gasto público en protección social sobre la pobreza y la desigualdad de ingresos.

El servicio comenzará utilizando la metodología elaborada en el caso concreto de un estudio de evaluación del efecto sobre el empleo, que podrá a) mostrar los resultados de decisiones de inversión anteriores sobre el empleo o b) proporcionar información sobre posibles escenarios futuros, comparando diversas opciones de uso de la inversión (pública; por ejemplo de capital frente a intensivas en empleo) para la creación de empleo (inclusive los "empleos ecológicos”) y otras cuestiones afines, como por ejemplo el uso de recursos locales, el vínculo con planes de transferencias sociales, la protección social en los mecanismos generales de asignación de recursos, y otros objetivos de desarrollo. Entre los grupos destinatarios, podríamos incluir a los ex-combatientes, o grupos desglosados por sexo, edad (jóvenes) o ingresos (hogares pobres, trabajadores pobres).

Desarrollo de la capacidad del personal del servicio. Los consultores trabajarán y desarrollarán la metodología y el estudio en estrecha colaboración con el personal local del servicio (aprendizaje práctico). Al final de esta actividad del proyecto, el personal local debería ser capaz de utilizar la metodología de manera independiente.

Divulgar información sobre los resultados del estudio (por ejemplo, a través de un taller de sensibilización con actores importantes del Gobierno, donantes, bancos de desarrollo, academias, entre otros) y promover el uso eficiente de enfoques intensivos en empleo a través del asesoramiento en materia de política, basándose en los resultados del estudio y utilizando todos los medios posibles, inclusive los medios de comunicación, los talleres, la creación de redes, etc.

Posibles repercusiones


El Gobierno tendrá una herramienta flexible y fácil de usar a su disposición, y podrá utilizarla habitualmente para tomar decisiones eficientes en materia de opciones de política (por ejemplo, las obras públicas frente a la exoneración de impuestos para determinadas empresas, o frente a las microfinanzas). De este modo podrá:

  • Optimizar las repercusiones de la inversión pública en el empleo (u otras políticas públicas, por ejemplo industriales, agrícolas, etc.).
  • identificar eficientemente a grupos específicos de trabajadores (clasificándolos, por ejemplo, según el sexo, la edad, el nivel de calificación, etc.).
  • identificar eficientemente tipos de trabajo y métodos de producción específicos (por ejemplo, "empleos ecológicos”, métodos de capital frente a métodos intensivos en empleo).
En consecuencia, se optimizará el efecto de las decisiones públicas en el empleo, lo cual contribuirá a integrar sectores más amplios de la población en empleos (más) productivos, colaborando con la construcción de un camino de crecimiento más sostenible e incluyente y con la reducción de la pobreza.