Haití
La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas

Haití

Un proyecto de demostración, llevado a cabo por el gobierno haitiano de Gonaives (desde marzo de 2006 a junio de 2007) y financiado por el PNUD y el Programa Mundial de Alimentos, y para el cual la OIT proporcionó y financió excepcionalmente asistencia técnica, probó que los acuerdos contractuales con las organizaciones comunitarias locales son pertinentes para la protección del medio ambiente y para evitar un mayor deterioro de las cuencas hidrográficas erosionadas.

Este enfoque del PIIE es un buen ejemplo de cómo fortalecer la capacidad técnica local, así como la organización, la negociación y la gestión de organizaciones locales. De este modo, el proyecto ayuda a establecer un modelo que combina al mismo tiempo la creación de empleo y la generación de ingresos para la población local, ayudando también a proteger el medio ambiente y a prevenir los desastres naturales. Actualmente, el modelo puede reproducirse fácilmente a gran escala o en otras áreas apoyadas por el gobierno o por otros asociados para el desarrollo.

Asimismo, este tipo de inversiones intensivas en empleo no sólo facilita la transición de una fase de emergencia a una de desarrollo, sino que también responde a la estrategia de gobierno relacionada con la reconstrucción de la infraestructura local y el fortalecimiento de la capacidad de los actores del sector público y privado, así como también de las comunidades locales.

Con un programa a gran escala, es posible crear más puestos de trabajo sostenibles y llegar a las organizaciones sociales encargadas de mantener las inversiones realizadas para la conservación del suelo y el agua, como parte del objetivo de protección del medio ambiente. Desde julio de 2007, la Dirección para la Prevención de Crisis y la Recuperación del PNUD y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) financian la segunda fase importante, de dos años de duración, que está siendo ejecutada por el Gobierno de Haití con la asistencia técnica de la OIT.

Tras la tormenta tropical que tuvo lugar en la región nordeste de Haití en 2004, la OIT, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han estado trabajando en estrecha colaboración con el Gobierno de Haití dentro del marco de un programa para la creación de empleo en la zona de Gonaives. El programa se centra en la prevención de los desastres naturales a través de enfoques de empleo intensivos, poniendo en marcha proyectos que optimicen los ingresos de la población local. Luego de una fase inicial exitosa, financiada por la OIT y el PNUD, se lanzó un segundo proyecto en junio de 2007, que centró parte de su trabajo en la conservación del medio ambiente y la mitigación del riesgo de desastres. La segunda fase, financiada por el PNUD y el PMA, es ejecutada por el Gobierno de Haití con el apoyo técnico del PIIE.

Estrategia del proyecto


El objetivo es aumentar la escala de las tecnologías intensivas en mano de obra, a fin de incrementar las oportunidades de creación masiva de puestos de trabajo productivos, mediante la reconstrucción, la rehabilitación y el mantenimiento de infraestructura local necesaria.

Las dos actividades principales del proyecto son impartir formación a distintos grupos y operadores locales y construir y realizar el mantenimiento de obras de infraestructura rural, medioambiental y urbana.

El proyecto en curso será extendido a un programa de desarrollo de la capacidad que utiliza técnicas basadas en recursos locales y que apoya a todos los actores clave de los distintos sectores (el sector público y el privado, inclusive las organizaciones locales). El proyecto se centrará en los servicios básicos y la infraestructura productiva, la seguridad alimentaria y la sostenibilidad del medio ambiente. Será necesario e importante diversificar las oportunidades laborales para ofrecer dignidad y dar una estructura a la vida de los jóvenes.

La infraestructura necesaria para los puestos de trabajo dependerá de los sectores que se estimen tengan un potencial económico. Las zonas de exportación de vestimentas y de exportación de mango tienen necesidades de infraestructura importantes; por ejemplo, se necesita una mejor red de carreteras en las áreas de cultivo. Dado que la oportunidad de mercado para el mango haitiano es enorme, el requisito de infraestructura posiblemente tenga un alto rendimiento económico. Se establecerán vínculos con otro programa de la OIT (Better Work), que se dedica directamente a introducir condiciones de trabajo decentes en las zonas de exportaciones.

Las necesidades de seguridad alimentaria unirán a todas las zonas que tengan una densidad de población considerable, de modo que el mercado de alimentos esté adecuadamente integrado. Se construirán mejores caminos secundarios en zonas agrícolas con potencial de alta productividad, de modo que puedan suministrar adecuadamente al mercado urbano.

Haití: una historia de éxito


En los últimos dos años, el PNUD, la OIT y el PMA han unido esfuerzos parar asistir al Gobierno de Haití en la puesta en marcha de un programa para prevenir desastres naturales, a través de la protección del medio ambiente y la creación de empleo en la región de Gonaives.

Se aplicaron diferentes técnicas de conservación del suelo y el agua, promoviendo al mismo tiempo un enfoque participativo y contractual. Así, mediante la construcción de una red de cunetas, de diques pequeños y de vertederos, además de la plantación de árboles, se logró proteger más de 500 hectáreas de laderas en una de las cuencas hidrográficas situadas en Gonaives, creando también 360.000 jornadas laborales.

Con estas medidas de gestión de la cuenca hidrográfica, se logró resistir a los recientes huracanes. De hecho, se produjeron cuatro huracanes (Fay, Gustav, Hanna e Ike) con un intervalo de un mes cada uno, dejando a Haití con más de 600.000 personas desamparadas a raíz de las tormentas, y provocando la muerte a más de 200 personas. Desgraciadamente, Gonaives fue la ciudad más afectada.

Para que las prácticas actuales de gestión de cuencas hidrográficas tengan un efecto significativo y duradero en las condiciones de vida y trabajo de los habitantes de la región de Gonaives, deberán aumentar su escala de manera significativa, junto con la realización de obras de drenaje en la ciudad de Gonaives. El PIIE, a través de sus alianzas con el Gobierno y con otros asociados, está buscando fondos para extender los auspiciosos trabajos iniciales a una escala más amplia.
© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Descargo de responsabilidad