Azerbaiyán

A solicitud del Gobierno, se formuló una propuesta de proyecto en mayo de 2005 para modernizar los caminos comunales de Goshakend, y poner a prueba los métodos basados en la mano de obra para el desarrollo de infraestructura. El proyecto se ocupó de tres cuestiones prioritarias para el Gobierno: la creación de puestos de trabajo, el desarrollo regional (rural) y el apoyo a las personas desplazadas dentro del país.

Se propuso una intervención que comprende tres componentes de infraestructura, a saber:

1. la modernización del camino de acceso al mercado, que conecta el poblado con la autopista principal, remplazando la grava original por una superficie asfaltada;

2. la rehabilitación del camino que conecta los pueblos, mejorando la superficie de grava; y

3. el empedrado de la calle Goshakend.

En agosto de 2005, y con recursos limitados de la OIT y del Gobierno, comenzó el trabajo de construcción intensivo en mano de obra. Para octubre de ese mismo año, se pavimentaron 550 metros de caminos. El proyecto contrató a la población pobre local para el trabajo de construcción. Pavimentar 550 metros de calle supuso la creación de un total de 2384 jornadas de trabajo, de las cuales 1416 correspondieron a trabajo no calificado y 368 a calificado, 600 a la recolección de piedras y 164 a la supervisión.

Si bien el trabajo de construcción fue relativamente pequeño en tamaño, sus repercusiones fueron enormes, no sólo en Azerbaiyán sino también en las regiones vecinas. Para mostrar el reconocimiento al Gobierno (central y local) y a la comunidad, y para celebrar el éxito del trabajo de rehabilitación de caminos, se realizó una ceremonia oficial en el pueblo de Goshakend. En la ceremonia estuvieron presentes varios funcionarios de alto rango, por ejemplo el Sr. Shukur Mehrabov, el ex Ministro de Trabajo, tres jefes de departamento del Ministerio de Trabajo, el Vicepresidente de la autoridad ejecutiva de la región de Ismayilli, y demás oficiales de Bakú y la región.

A fines de 2006, se llevó a cabo un seminario de formación, con el objetivo de sensibilizar y desarrollar la capacidad de las autoridades ejecutivas y los interlocutores sociales para ubicar al empleo en el centro de la inversión en infraestructura en Azerbaiyán. El seminario resultó todo un éxito, gracias a los esfuerzos del Centro de la OIT en Turín, la Oficina Regional de la OIT en Moscú y el Servicio EMP/INVEST. Unas 30 personas asistieron al evento, entre ellas altos funcionarios del Ministerio de Trabajo y otros ministerios afines, así como representantes de organizaciones de empleadores y de trabajadores y posibles organismos donantes.

Se están llevando a cabo esfuerzos para conseguir fondos que permitan continuar con las actividades del proyecto.