Fijación de objetivos de empleo y políticas sectoriales de empleo
La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas

Fijación de objetivos de empleo y políticas sectoriales de empleo

El objetivo de los diagnósticos en materia de empleo incluyente y productivo es comprender la naturaleza del déficit de empleo productivo e identificar limitaciones y oportunidades para lograr el empleo incluyente y productivo, con miras a brindar una base de conocimientos firme para la formulación de políticas eficaces, reformas institucionales y demás intervenciones encaminadas a reducir el déficit de empleo productivo. La elaboración de un marco analítico y conceptual para la realización de diagnósticos, de Hausmann, Rodrik y Velasco, ha tenido repercusiones importantísimas en el análisis del crecimiento más reciente, y sirve como fuente de inspiración para la creación de un marco analítico que ayude a la realización de diagnósticos sobre el empleo productivo. Combina un enfoque de limitaciones vinculantes con el uso de un “árbol de decisión”, como herramienta para desentrañar las relaciones causales y determinar las principales restricciones al crecimiento, en lugar de las adyacentes. En general, es posible readaptar y expandir este enfoque, convirtiéndolo en un componente esencial de la metodología de diagnósticos sobre el empleo, siempre y cuando se combine con distintos tipos de verificación en la realidad, como por ejemplo, las discusiones pormenorizadas con informantes e interesados claves en el ámbito local. Asimismo, se deberá aplicar un enfoque metodológico que procure brindar conocimientos acerca de las políticas proactivas, que complementan el efecto de las políticas reactivas, dirigidas a suprimir las limitaciones.

Un objetivo de empleo es un compromiso político explícito para lograr un resultado en el mercado de trabajo, normalmente dentro de un período de tiempo determinado. Este plazo puede coincidir con un ciclo político (de elecciones), aunque no necesariamente, ya que ciertos países cuentan con comisiones de planificación que son independientes del ciclo electoral. La crisis económica mundial ha dado un nuevo ímpetu a la necesidad y a la voluntad de conseguir los objetivos de empleo. En este momento, muchos países adoptan distintos tipos de objetivos de empleo. 1

En la mayoría de los países en desarrollo, las estrategias de lucha contra la pobreza (ELP) u otros tipos de estrategias de desarrollo nacionales, desempeñan un papel crucial al constituir la base de la formulación de políticas y la asignación de recursos. Como regla general, estas estrategias tienen objetivos de reducción de la pobreza, así como metas prioritarias de crecimiento y estabilidad económica. Es necesario introducir objetivos de empleo cuantitativos y explícitos a fin de que las estrategias de desarrollo nacionales (ELP) no se detengan únicamente en las referencias no cuantitativas, sino que se centren en la importancia del empleo productivo y el trabajo decente, así como en la adopción de compromisos firmes y mensurables que conduzcan a alcanzar los objetivos. A su vez, los objetivos reflejarán los intereses y las prioridades nacionales, al tiempo que pondrán de manifiesto su compromiso con el Objetivo de desarrollo del milenio de "lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos, incluidos las mujeres y los jóvenes". Claramente, las metas deberán variar de un país a otro, si se pretende reflejar las características específicas del contexto nacional y garantizar su pertinencia. En los países donde los objetivos de reducción de la pobreza están en un primer plano, los objetivos de empleo deben actuar como un mecanismo de puesta en marcha de los primeros, explicitando cuáles son los requisitos de las metas de reducción de la pobreza en términos de generación y acceso a oportunidades de empleo productivo. Se necesita un trabajo analítico y metodológico considerable para conseguir que los objetivos de empleo específicos de cada país cumplan íntegramente con los criterios de pertinencia, viabilidad y coherencia con respecto a los demás objetivos.

La fijación de objetivos de empleo se inserta en el enfoque analítico más amplio del diagnóstico de las limitaciones al crecimiento incluyente y con alto coeficiente de empleo. De hecho, el uno puede ser considerado como el reflejo del otro. Por ejemplo, sería posible abordar esta relación desde una doble perspectiva: “dado un determinado objetivo, ¿cuáles son las limitaciones (internas o externas) para alcanzarlo?”; o podríamos hacernos la pregunta inversa: “dadas una serie de limitaciones al empleo, ¿cuál sería un objetivo de empleo adecuado?” La fijación de objetivos de empleo es un medio para integrar el crecimiento incluyente y con un alto coeficiente de empleo en el programa de desarrollo, puesto que manifiesta un compromiso político y eleva al empleo productivo e incluyente desde la categoría de mero resultado remanente en la planificación sobre el desarrollo hasta el nivel de objetivo primordial. El diagnóstico sobre el empleo proporciona un medio para informarnos acerca de cómo lograr los objetivos de empleo y discernir cuáles de ellos son más pertinentes.

1 Por ejemplo, China, Corea, EE.UU., India, Indonesia, Japón, Sudáfrica, la Unión Europea, Vietnam.

© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Descargo de responsabilidad