Que las víctimas de trabajo forzoso no sean culpables

Presentación de OIT Argentina ante la Comisión encargada de elaborar el anteproyecto de Reforma del Código Penal

Noticia | 21 de marzo de 2018

El 21 de marzo, en el marco de una reunión de la Comisión de reforma del Código Penal en el Ministerio de Justicia de la Nación, el Director de la Oficina de País de la OIT para la Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira y la Oficial Legal de la Oficina de País Mercedes Gatica-Cantón presentaron una solicitud para que la Comisión estudie la posibilidad de incorporar en el nuevo Código la no punibilidad de las víctimas de trabajo forzoso.

Argentina ha demostrado gran interés e iniciativa en fortalecer la lucha contra el trabajo forzoso, ya que además de ratificar los dos Convenios de la OIT sobre el tema (Convenio sobre el Trabajo Forzoso, 1930 (núm 29) y el Convenio sobre la Abolición del Trabajo Forzoso, 1957 (Núm 105)), fue el segundo país de las Américas en ratificar el Protocolo de 2014 relativo al Convenio núm. 29 sobre Trabajo Forzoso en noviembre de 2016, que entró en vigor el 9 de noviembre de 2017.

Sin embargo, si bien la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas sancionada en 2008, establece que “Las víctimas de la trata de personas no son punibles por la comisión de cualquier delito que sea el resultado de haber sido objeto de trata”, la preocupación de la OIT y sus mandantes consiste en asegurar que esta protección sea extensiva a todas las victimas de trabajo forzoso, independientemente de que hayan sido o no, víctimas de trata.
Esto tiene que ver con que hay víctimas de esclavitud, servidumbre o trabajo forzoso que no son necesariamente víctimas de trata, lo que puede dar lugar a situaciones de injusticia y desprotección para quienes se encuentran en una situación de explotación, pero fueron sometidos a través de otros mecanismos delictivos diferentes a la trata de personas.

Es por eso que, teniendo en cuenta la reciente entrada en vigencia del Protocolo en Argentina, la OIT “se permite sugerir que se considere incorporar la no punibilidad (o no culpabilidad) de las víctimas de trabajo forzoso en el nuevo Código Penal, de manera similar a la inimputabilidad de las víctimas de trata establecida por la ley 26.364”, según afirma la solicitud presentada en la reunión con el director nacional de Política Criminal en materia de Justicia y Legislación Penal, Carlos Mauricio González Guerra, y el fiscal federal Pablo Nicolás Turano.



El Protocolo de 2014 relativo al Convenio 29 sobre Trabajo Forzoso

En el año 2014, gobiernos, empleadores y trabajadores reunidos en la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT decidieron dar un nuevo impulso a la lucha mundial contra el trabajo forzoso y adoptaron un Protocolo y una Recomendación que complementan el Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930 (núm. 29). Estos instrumentos establecen responsabilidades específicas sobre las medidas que han de implementarse para erradicar el trabajo forzoso y la trata de personas en todas sus formas. Argentina fue el segundo país de las Américas en ratificar el Protocolo en noviembre de 2016, cuya entrada en vigor se hizo efectiva el 9 de noviembre de 2017.