La importancia del marco legal en la prevención del estrés laboral

OIT participó del II Simposio de estrés laboral, organizado por la Dirección Médica de la Cámara de Diputados de la Nación.

Noticia | 26 de abril de 2017
Mercedes Gatica-Cantón, asesora legal senior de la Oficina de la OIT en Argentina, participó del II Simposio de estrés laboral: Estrategias para disminuir su impacto en la Salud Ocupacional. Fue organizado por la Dirección Médica de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (HCDN) y se llevó a cabo el 26 de abril en la Ciudad de Buenos Aires.

Gatica-Cantón, quien disertó en la actividad Factores psicosociales, destacó el papel del marco legal como herramienta preventiva respecto al estrés laboral y la salud mental en el trabajo. Remarcó que dicha prevención puede ser abordada desde instrumentos jurídicos vinculantes –normas internacionales del trabajo, normas regionales, legislación nacional y convenios colectivos, entre otros- hasta estándares y herramientas no vinculantes -normas técnicas, directrices, protocolos, instrumentos de intervención y manuales de capacitación -, entre otros.

“Se debe mejorar la recolección de datos nacionales fidedignos y suficientes para influir en políticas públicas sobre la prevención del estrés laboral”, afirmó Gatica-Cantón en relación a la consigna del Día Mundial de la Seguridad y la Salud (SST) en el Trabajo de 2017: “Optimizar la compilación y el uso de datos sobre SST”.

También participaron del simposio Marcelo Halac, Dirección Médica (HCDN); Pablo Dileo, Departamento de Salud Ocupacional y Prevención (HCDN); Maureen Birmingham, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Argentina; Juan Pablo Zimmermann, Departamento de Salud Ocupacional y Prevención (HCDN); Daniel Pérez Chada, jefe de la Clínica del Sueño del Hospital Austral, y Wilson Cosentino, subdirector general de Recursos Humanos (HCDN).

Según la OIT, el estrés fruto de las relaciones laborales tiene lugar cuando las exigencias del trabajo no se corresponden o exceden las capacidades, recursos o necesidades del trabajador; o cuando el conocimiento y las habilidades de un trabajador, o de un grupo, para enfrentar dichas exigencias no coinciden con las expectativas de la cultura organizativa de quien, o que, lo emplea.

En 2016, el Director General de la OIT, Guy Ryder, ratificó el llamado a centrarse en la prevención al señalar: “Está claro que la protección de la salud mental de los trabajadores debe centrarse en las estrategias de prevención. Evaluar y gestionar las causas de los riesgos psicosociales contribuirá a definir las medidas colectivas e individuales necesarias para mejorar la calidad de la vida laboral de las trabajadoras y los trabajadores”.