Organizaciones de trabajadores y empleadores, tripartismo y diálogo social en América Latina y el Caribe

En todas las actividades de la OIT es importante la cooperación entre gobiernos y organizaciones de empleadores y trabajadores para fomentar el progreso social y económico de los países. El diálogo entre el Gobierno y los dos interlocutores sociales facilita los consensos y la participación democrática de los actores clave del mundo del trabajo y la economía real.

La OIT es la única agencia "tripartita" de las Naciones Unidas, pues congrega a representantes de gobiernos, y de organizaciones de empleadores y de trabajadores para que diseñen conjuntamente normas de trabajo, políticas y programas.

El diálogo social puede significar negociación, consulta o simplemente un intercambio de información y opiniones entre representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores.

En América Latina y el Caribe resulta fundamental promover el diálogo social en todos los niveles, a fin de contar con el mayor grado de participación, acuerdos y respaldo, lo cual constituye una cualidad para el éxito de las estrategias que son necesarias para hacer frente a los desafíos laborales del siglo XXI.

Aunque la región registra importantes avances, no alcanza todavía una densidad suficiente de experiencias y de buenas prácticas al nivel que requieren los países.

La acción de las organizaciones de trabajadores y empleadores ha sido fundamental en los avances logrados. El fortalecimiento de sus organizaciones representativas y de los mecanismos de negociación colectiva constituyen factores fundamentales para que estos actores puedan potenciar al más alto nivel su contribución al diálogo social y al tripartismo.

Más información

  1. Programa Regional para la Promoción del de Diálogo y la Cohesión Social en América Latina

    El Programa contribuye al fortalecimiento del diálogo y de la cohesión social, sentando las bases para consolidar una cultura del diálogo sustentada en las instituciones y los interlocutores sociales.