Panorama Laboral 2018

OIT: leve baja del desempleo a 7,8% en América Latina y el Caribe en 2018

Después de tres años al alza, se invirtió la tendencia en la tasa de desempleo. Pero en un escenario de crecimiento lento y alta volatilidad, hay incertidumbre sobre las tendencias futuras, destacó el Panorama Laboral 2018 de la OIT.

Noticia | 18 de diciembre de 2018
LIMA (OIT Noticias) – La tasa de desempleo en América Latina y el Caribe experimentó una leve baja y será de alrededor de 7,8% al final de 2018, lo cual revierte la tendencia alcista de los últimos tres años, aunque la mejoría “aún es modesta” en un escenario marcado por la incertidumbre y la volatilidad, destacó un informe regional de la OIT difundido hoy.

El Panorama Laboral de América Latina y el Caribe 2018, que se edita anualmente de forma ininterrumpida desde hace un cuarto de siglo, destacó que el cambio de tendencia es positivo, pero alertó que el mercado laboral de la región “sigue siendo vulnerable a los vaivenes políticos, comerciales y de inversiones a nivel externo e interno”.

El informe de la OIT destacó que la tasa promedio de desempleo regional bajo de 8,1% en 2017 al 7,8% esperado para este año. Sin embargo aún es más elevada que el mínimo de 6,1% registrado en 2014, cuando ya comenzaba a manifestarse un proceso de desaceleración de la economía que impactó el mundo del trabajo en la forma de una “crisis en cámara lenta”.

“Nunca hay que olvidar que detrás de los porcentajes hay personas, y la tasa de desempleo, aunque haya bajado en 2018, implica que aún hay cerca de 25 millones de mujeres y hombres que buscan trabajo pero no lo consiguen”, advirtió el Director Regional a.i. de la OIT para América Latina y el Caribe, Carlos Rodríguez.

La situación laboral de la región está marcada por la necesidad de aumentar la velocidad con la cual estamos generando más y mejores empleos."

Carlos Rodriguez, Director Regional a.i. de la OIT para América Latina y el Caribe
Por otra parte, Rodríguez recalcó que “en un contexto de crecimiento económico lento, la mejoría en la tasa de desocupación ha sido modesta”, en un momento en el cual “la situación laboral de la región está marcada por la necesidad de aumentar la velocidad con la cual estamos generando más y mejores empleos”.

La leve caída en la tasa de desempleo y el bajo crecimiento económico, que según las últimas estimaciones ronda 1,2%, han determinado que este fue “un año de pocos cambios”. El informe dice que los pronósticos actuales para 2019 hablan de un potencial de crecimiento de 2,2% (FMI) y considera que si efectivamente se cumplen se crearían un millón de empleos adicionales.

En esas condiciones bajaría la tasa de desempleo una vez más al menos a 7,5%, pero el coordinador del Panorama Laboral de este año, el Economista regional de la OIT Hugo Ñopo, recordó que “la predicción de las tendencias de corto plazo es una tarea que resulta cada vez más difícil en un mundo dinámico y globalizado”.

Por ese motivo “hay un importante grado de incertidumbre en las proyecciones para el próximo año, tanto en las económicas como en las laborales”.

Ñopo también hizo notar que por detrás de los promedios regionales hay una región heterogénea donde “no todos los países o subregiones avanzan en la misma dirección”, ya que la desocupación puede bajar en algunos, y subir en otros.

El Panorama Laboral destaca que la baja en la tasa de desempleo en 2018 fue impulsada en gran parte por la mejoría en Brasil, país con importante peso relativo pues contiene aproximadamente 40% de la población económicamente activa regional, donde la reducción fue de 0,6 puntos porcentuales. El año pasado, los resultados de este país también fueron determinantes para el alza del promedio.

Los indicadores recopilados por el informe hasta el tercer trimestre de este año revelaban que “la tasa de desempleo aumentó en 10 países y se redujo en 7”.

El Panorama Laboral destaca la necesidad de avanzar en la reducción de la desigualdad de género en el trabajo. Si bien el aumento de la participación laboral de las mujeres ha sido constante, y se mantenía en 50,3% al tercer trimestre de 2018, esta tasa aún está más de 20 puntos porcentuales por debajo de la de los hombres.

Con respecto a la tasa de desempleo femenino, llego a 10% en el tercer trimestre de 2018. Este indicador es persistentemente más alto que el de los hombres, que registraba 7,3%, en el mismo período.

Por otra parte, Hugo Ñopo destacó que la situación laboral de los jóvenes entre 14 y 25 años debe ser considerada como “una señal de alarma” pues la tasa de desempleo llegó a 19,6% en el tercer trimestre de 2018, lo que implica una subida de entre 4,0 y 5,0 puntos porcentuales en los últimos cuatro años.

“Uno de cada cinco jóvenes en la región busca trabajo y no lo encuentra”, agregó.

Este año el Panorama Laboral también incluye información sobre composición del empleo, empleo por sectores, y sobre el crecimiento real de los salarios promedios y mínimos, entre otros.

“Los salarios mínimos reales se incrementaron a nivel regional en 2018, aunque a una tasa menor a
la observada en el año 2017”, destaca el informe al precisar que esto se produjo en un contexto de menor inflación. El aumento se registró en 12 de los 16 países con datos sobre este indicador.

La edición de 2018 del Panorama Laboral estuvo marcada por el 25 aniversario de este informe, que comenzó a circular en 1994 con el propósito de “recolectar la información disponible, ubicarla en un marco comparativo y mantenerla actualizada”.

El informe anual circula entre los interlocutores de la OIT (gobiernos y organizaciones de empleadores y trabajadores), académicos, investigadores del trabajo y otros públicos interesados en la información y el análisis sistemático sobre el mercado laboral regional.

En la presentación del documento el Director Regional destacó que el aniversario coincide con la celebración del centenario de la OIT y de una discusión global en el marco de esta organización sobre las acciones necesarias para enfrentar los desafíos del futuro del trabajo.

“Este futuro nos desafía a todos, y es un desafío para el Panorama Laboral, que deberá analizar también ese mundo del mañana en los años que vendrán”, dijo Carlos Rodríguez.