Premios Nobel de Paz

El empleo es componente esencial de la paz, planteó OIT en cumbre de premios nobel

Es necesario enfrentar el desafío de darle sostenibilidad social a la paz, dijo el Director Regional de OIT, José Manuel Salazar, quien representó a la Organización en la 16ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz en Colombia.

Comunicado de prensa | 3 de febrero de 2017
© ONU Colombia
BOGOTÁ, Colombia (OIT Noticias) – El Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, recordó durante una cumbre de premios nobel realizada esta semana en Colombia que “el trabajo guarda una relación directa con la paz”, y por eso es necesario tomar medidas para generar más y mejores puestos de trabajo, en especial en situaciones de post conflicto.

“La tensión, la beligerancia, son mayores en sociedades con desempleo desmesurado, subempleo o condiciones de trabajo precarias”, recordó Salazar quien acudió en representación de la OIT a la 16ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz realizada esta semana en la capital colombiana, y que fue inaugurada el miércoles por el Presidente Juan Manuel Santos, galardonado el 2016.

Salazar destacó que “un gran desafío es cómo darle sostenibilidad social a la paz”, y destacó que el empleo es clave para lograr este objetivo. 

La OIT recibió el Premio Nobel de la Paz en 1969, cuando ya había cumplido 50 años de existencia. El Comité noruego que otorga el galardón planteó que “la principal tarea de la Organización Internacional del Trabajo consiste en velar por que este mundo nuevo se base en la justicia social, es decir, cumplir el mandato consagrado en el documento de Ginebra: ‘Si vis pacem, cole justitiam’. Si deseas la paz, cultiva la justicia”.

El representante de OIT recordó en Bogotá que “el mandato de la Organización es el de promover la justicia social y la paz mediante el mejoramiento del mundo del trabajo”.

Durante su participación en la Cumbre, Salazar intervino en un panel sobre “Paz y sector privado: paz, empleo y oportunidad”, donde recordó que en situaciones de post conflicto “no se puede hablar de un futuro de trabajo mejor si no hay un mejor futuro para la producción y la productividad”.

La tarde del miércoles, la OIT realizó una presentación especial sobre “Los jóvenes y el futuro del trabajo”, donde entre otras cosas se planteó la necesidad de abordar la alta tasa de desempleo juvenil en América Latina y el Caribe, que en 2016 llegó a 18,3 por ciento.