Políticas de desarrollo productivo para el cambio estructural

Durante el período de sesiones de la CEPAL en México, el Director de OIT para América Latina hizo una presentación sobre la importancia de las políticas de desarrollo productivo para generar crecimiento inclusivo con más y mejores empleos.

Comunicado de prensa | 26 de mayo de 2016
México – Las políticas de desarrollo productivo (PDP) están generando un renovado interés en América Latina debido a que ofrecen el potencial de mejorar los niveles de productividad y generar un crecimiento sostenible e inclusivo, lo cual impactará sobre la generación de empleo, argumento el Director Regional de la OIT, José Manuel Salazar.

En una presentación realizada en esta ciudad en el marco del Trigésimo Sexto Período de Sesiones de la CEPAL, Salazar dijo que este tipo de políticas “se han reintegrado a la caja principal de herramientas”, de desarrollo económico en América Latina, ante la evidencia de que son necesarias para abordar algunos problemas estructurales de la región.

“Estamos hablando de políticas que atienden explícitamente los temas de productividad y crecimiento, asociados a los de diversificación de la matriz productiva, el desarrollo del talento humano y la participación creciente en actividades intensivas en conocimiento”, precisó el representante de la OIT.

Salazar participó en una de las sesiones del “Seminario de Alto Nivel Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible” que se realizó en el marco de esta reunión.

Según explicó las PDP pueden ser definidas como “intervenciones deliberadas para incrementar la productividad general de la economía, o la de determinados sectores o regiones, para cambiar la composición sectorial del producto, o para incursionar en nuevas industrias o nuevos mercados”.

El Director Regional de OIT destacó que el principal reto para la aplicación de políticas de desarrollo productivo es el de gestión y coordinación. “La coordinación no sucede espontáneamente, requiere agencias líderes y mecanismos efectivos de coordinación”, incluyendo iniciativas de cooperación público-privada.