Panorama Laboral 2013

OIT: Falta de dinamismo económico impacta al mercado laboral en América Latina y el Caribe

La tasa de desempleo urbano bajó a 6,3% y se mantendría igual en 2014. Es necesario abordar el desafío de mejorar la calidad de los empleos, en especial cuando se detecta un estancamiento en el mejoramiento de los indicadores del mercado de trabajo. La situación es "preocupante".

Noticia | 17 de diciembre de 2013
LIMA (Noticias de la OIT) – La OIT informó hoy que el desempleo registra una tasa mínima histórica de 6,3% en América Latina y el Caribe en 2013, aunque la situación laboral es "preocupante" debido a que la falta de dinamismo económico ha impactado al mercado de trabajo.

El progreso que se había registrado en los mercados de trabajo de la región durante la última década parece haberse estancado y por lo tanto es necesario redoblar los esfuerzos para evitar que haya retrocesos, destaca la OIT en su informe anual Panorama Laboral 2013.

"La situación del mercado laboral no es negativa, pero sí es preocupante", dijo la Directora Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, durante la presentación del informe en la capital peruana. "La región corre el riesgo de perder la oportunidad de avanzar en la generación de más y mejores empleos".

"Los salarios crecen menos que en años anteriores, la informalidad no se reduce, la productividad está aumentando por debajo del promedio mundial, y ha aumentado la desocupación de los jóvenes en las zonas urbanas", recalcó Tinoco.


El Panorama Laboral de este año dice que la tasa de desempleo urbano promedio para la región registró una nueva baja, de 6,4% a 6,3% en un contexto de desaceleración del crecimiento económico. Si la situación de tasa de crecimiento modesta se extiende a 2014, cuando según las previsiones podría llegar a 3,1% o 3,2%, el desempleo se mantendría en 6,3% el próximo año.

La leve baja de la tasa de desempleo urbano no se produjo por un aumento en la tasa de ocupación, que permaneció igual a la del año pasado en 55,7%, y más bien fue impulsada por una ligera baja en la tasa de participación en el mercado laboral de 59,6% a 59,5%.

Tinoco destacó que "el bajo desempleo es siempre una buena noticia". La tasa de 2013 es la más baja registrada desde que comenzó a publicarse este informe de la OIT hace 20 años, y está muy por debajo del 11,2% que se alcanzó en 2003.

Sin embargo, agregó, es necesario continuar buscando oportunidades pues detrás de la baja tasa porcentual de 2013 hay personas, en este caso 14,8 millones de mujeres y hombres que buscan empleo sin conseguirlo.

Además, el informe advierte que si la región aspira a mantener la tasa de desempleo por debajo del 7%, deberá crear al menos 43,5 millones de nuevos puestos de trabajo hasta el 2023.

El Panorama Laboral 2013 destaca también que si bien el desempleo ha bajado, aún es necesario mejorar la calidad de los empleos. Hay al menos 130 millones de personas que están ocupadas pero trabajan en condiciones de informalidad.

La tasa de informalidad no agrícola no ha bajado y se mantiene en 47,7%. Para bajar 5 puntos porcentuales, a 42,8%, la región debería crecer un promedio de 3,4% durante la próxima década y el 84% de los nuevos empleos que sean creados deberán ser formales.

Con respecto a los salarios, se destaca que ha bajado el crecimiento que habían experimentado el año anterior. Los salarios medios aumentaron 1% en promedio al tercer trimestre de 2013, por debajo del 2,6% del año pasado.

El salario mínimo aumentó 2,6% en 2013, por debajo del 6,9% de 2012, de acuerdo con los datos disponibles al tercer trimestre.

El informe también señala que hay al menos 6,6 millones de jóvenes desempleados. La tasa de desempleo juvenil en las zonas urbanas incluso experimentó una leve alza en el promedio regional al pasar de 14,2% a 14,5%.

"Las difíciles condiciones de trabajo de los jóvenes deben ser abordadas con políticas que estén dirigidas específicamente a producir más y mejores empleos, y que les permitan aspirar a un futuro digno", dijo la Directora Regional de la OIT.

También se destaca que la tasa de participación de las mujeres aumentó levemente y por primera vez alcanzo 50% en el promedio regional. Sin embargo queda camino por recorrer en materia de igualdad de género pues aún hay desventajas frente a los hombres, cuya tasa de participación es de 71,1%.

Más de la mitad de los desempleados en la región son mujeres, 7,7 millones en comparación con 7,1 millones de hombres.

"La situación laboral es desafiante. Se necesitan redoblar los esfuerzos por mejorar la cantidad y la calidad de los empleos. El empleo es un componente fundamental del crecimiento pues fortalece el mercado interno y crea un ambiente propicio para el desarrollo productivo", dijo Tinoco.

Planteó que es necesario aplicar estrategias que respondan a las necesidades y especificidades de cada país.

Entre otras medidas la OIT recomienda:


  • Generar un entorno propicio para el desarrollo de empresas sostenibles que produzcan empleo formal
  • Reforzar la institucionalidad laboral y el diálogo social
  • Diseñar y aplicar en forma oportuna políticas activas del mercado de trabajo
  • Mejorar la educación y la formación para el trabajo
  • Promover la formalización tanto de las empresas como de las relaciones laborales
  • Aplicar políticas orientadas a aumentar la productividad

"No podemos olvidar que el empleo constituye una herramienta esencial para la redistribución de la riqueza y la inclusión social, para la lucha contra la pobreza y la desigualdad", puntualizó la Directora Regional de la OIT.

Enlaces:

Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe
/americas
Página del Panorama Laboral (acceso a todos los informes publicados en 20 años)
/americas/publicaciones/panorama-laboral/lang--es/index.htm