Llegar a los migrantes de la construcción en India

Artículo | 1 de enero de 2009

Nirman Mazdoor Sanghtna, un sindicato, inicia un proyecto en colaboración con la OIT

En el proyecto, el primero de este tipo con participación de un sindicato, se intentó demostrar el valor añadido de una intervención sobre el VIH y sida liderada por un sindicato.


Meena, de 28 años y Shanti, de 26, son dos hermanas (nombres cambiados) originarias de Varanasi, Uttar Pradesh. Se casaron con dos hermanos, que trabajaban en la construcción en Maharashtra. Hoy, ambas son viudas y viven con el VIH. “Mi marido falleció de sida en 2002. Tengo dos hijos, uno de ellos también es seropositivo. Necesito trabajar para mantener a mis hijos. Quiero darles el máximo de estudios que pueda”, afirma Meena. “Tras la muerte de mi marido, empecé a trabajar de cocinera en un hostal para mujeres. Mi supervisor se enteró de mi seropositividad y me echó. Ahora trabajo de limpiadora en una casa. Llevo los últimos seis meses con tratamiento con antirretrovirales”, cuenta Shanti. Meena y Shanti colaboran en el proyecto NMS como educadoras entre pares. Madhukant Pathariya, Presidente de Nirman Mazdoor Sanghtna (NMS), afirma: “Nuestra mayor satisfacción es que hemos podido ofrecer a los trabajadores servicios de salud y bienestar del gobierno, en particular, tratamiento antirretroviral, a cinco en poco tiempo. Esto no habría sido posible si no hubiera sido por este proyecto de la OIT”.

Antes de empezar con la intervención, la OIT realizó un estudio en 2008 en Panvel, Maharashtra. Del estudio se desprendió la existencia de un elevado riesgo de VIH entre los trabajadores inmigrantes que trabajan en la construcción. Un 25% de los trabajadores declaró haber mantenido relaciones sexuales sin protección con profesionales del sexo, y usar preservativos en contadas ocasiones, o de forma irregular. También se demostró que las mujeres sufren acoso sexual y que trabajan a media jornada como profesionales del sexo porque no les queda otro remedio cuando no consiguen trabajo diario.

Nirman Mazdoor Sanghtna intenta organizar a los trabajadores de la construcción y mejorar sus condiciones de empleo, bienestar y seguridad social, y facilitar su acceso a la atención sanitaria. Mediante esta intervención se está accediendo a 10 000 trabajadores de la construcción y a sus familias en seis nakas (mercados), tres bastis (comunidades de trabajadores) y seis zonas de construcción. Entre las estrategias de prevención cabe incluir la comunicación para el cambio de comportamientos, la promoción de los preservativos y la gestión de las enfermedades de transmisión sexual, así como la mejora del acceso a los servicios de atención y apoyo a través de la red de remisión a otros servicios, en colaboración con la Sociedad de Control del sida del Estado de Maharashtra. NMS ha inscrito a los trabajadores en los planes de seguridad social gubernamentales e incrementado su acceso a servicios de VIH. Los empleadores están sensibilizados y movilizados para ofrecer un entorno laboral saludable y permitir actividades de educación entre pares in situ. Los comités de NMS ayudan a los trabajadores a reducir la explotación por parte de los contratistas, obtener indemnización en caso de accidentes, y garantizar que los trabajadores reciben sus pagas a tiempo. Los comités de Naka ofrecen servicios laborales de utilidad para los trabajadores: los inscriben, les dan tarjetas de identificación y los apuntan en el programa de seguridad del departamento de Trabajo Janhshree Bima. NMS tiene un equipo de diez trabajadores encargados de actividades de divulgación, dos de los cuales son portadores del VIH.

“Primero aseguramos que no pretendemos sindicar a trabajadores en los emplazamientos en que intervenimos. Afectaría negativamente a nuestra labor. Esto tranquiliza a los contratistas. También pudimos contar con su colaboración para organizar campos de salud,” añade Madhukant. “Hablo con unas 400 personas aquí cada vez. Aproximadamente, un 20% de ellos son trabajadores emigrantes. También entrego preservativos al personal de NMS para su distribución”, dice Awasarmal, Asesor en el Centro Integrado de Asesoría y Pruebas en Panvel. La información sobre los preservativos y su distribución es una tarea recurrente en la que participan tiendas locales y educadores entre pares. Rupesh Verma, que también es joven trabajador inmigrante procedente de Rajasthan, regenta una pequeña tienda de té en un emplazamiento de construcción. Él es uno de los educadores entre pares y tiene una caja de preservativos en su tienda. “Distribuyo hasta 100 preservativos mensualmente. Los trabajadores se los llevan cuando estiman oportuno. Mi tienda está abierta hasta aproximadamente las 10 de la noche y también vivo aquí”, cuenta Rupesh.

Lecciones aprendidas:

Los sindicatos son un instrumento muy válido para realizar intervenciones exhaustivas sobre los derechos relacionados con VIH y el sida entre los trabajadores inmigrantes. Las principales lecciones son:

  • Los sindicatos pueden facilitar el acceso de los trabajadores a los sistemas de salud públicos, los programas de bienestar y seguridad social gubernamentales del ministerio de trabajo.
  • Comprometer a las personas que viven con el VIH como trabajadores de campo es una estrategia muy eficaz.
  • Los sindicatos pueden facilitar el acceso de los trabajadores a indemnizaciones por parte de los contratistas en caso de accidentes.
  • Lleva tiempo y mucho esfuerzo pero los sindicatos pueden lograr que los empleadores y contratistas participen en las actividades del proyecto.
  • La intervención sobre VIH también ayuda a los sindicatos a organizar a los trabajadores desorganizados.
  • En los años iniciales los sindicatos deben realizar un gran esfuerzo para mejorar los medios de acción pero pueden desempeñar un papel fundamental en la respuesta nacional al VIH/sida.

Documento sobre buenas prácticas:

Prevención del VIH/SIDA en el mundo del trabajo - Una respuesta tripartita