Reducción de la pobreza


La lucha contra la pobreza y la búsqueda de la justicia social son preocupaciones centrales de los sindicatos y la OIT. En la Declaración de Filadelfia se reiteran los principios fundamentales en los que se apoya particularmente la OIT: que el trabajo no es una mercancía; que la libertad de expresión y de asociación es esencial para el progreso constante; que la pobreza, en cualquier lugar, constituye un peligro para la prosperidad de todos, y que la lucha contra la necesidad debe proseguirse con incesante energía dentro de cada nación y mediante un esfuerzo internacional continuo y concertado.

ATRAV apoya a los sindicatos en sus esfuerzos por participar efectivamente en las estrategias nacionales encaminadas a reducir la pobreza, y contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

ACTRAV también ayuda a los sindicatos a desarrollar sus capacidades en las políticas económicas y sociales necesarias para asegurar un crecimiento inclusivo que requiera empleo abundante, y políticas de desarrollo.